Navegacion

domingo, 26 de agosto de 2012

El accidente de Amuay no fue fortuito

Víctor Poleo
 Fabiana Culshaw.- “Rechazamos profundamente las declaraciones del Ministro de Energía, Rafael Ramírez, quien calificó el accidente de la Refinería de Amuay como un hecho fortuito”, dijo Víctor Poleo, ex ministro de Energía. 

“Fortuito es un evento que sucede por casualidad, improbable, y no fue lo que ocurrió en Amuay”, señaló el también profesor de economía petrolera en la Universidad Central de Venezuela (UCV) en declaraciones a El Mundo

A su entender, el accidente es un hecho “engatillado”desde hace años por falta de planificación y por no respetar las normas de seguridad industrial.
“Se dan explicaciones vagas sobre la fuga de gas, pero técnicamente eso ocurre por aperturas o cierres hechas o reemplazadas inadecuadamente, o por carencia de mantenimiento de las válvulas. Lo mismo que sucede con el sistema eléctrico, pasa en la industria petrolera: carencias de oficio en la operación de los sistemas”, afirmó.

Poleo también cuestionó que el Gobierno haya permitido urbanizar a solo 400 metros de la frontera de los patios de la refinería Amuay, donde están ubicados los tanques de gas.

“Allí se encuentra la urbanización Los Médanos y hay un centro de la Guardia Nacional vecino, que resultó afectado. No se cumplen las medidas mínimas de urbanización y se pierden vidas humanas”, observó.

Los trabajadores de la refinería que cobraron su quincena ayer sintieron el mal olor, pero se hizo caso omiso a esa alerta, ocurrida unas diez horas antes de la explosión, dijo Poleo. “Podría haberse evitado”, agregó.

“Aún no se sabe si la refinería se afectó, porque el daño ocurrió en la periferia. Las autoridades deben investigar e informar, pero asimismo se requiere una inspección externa, independiente. En casos así, el gobierno no debe monopolizar la investigación”, concluyó Poleo.

0 comentarios: