Navegacion

martes, 7 de agosto de 2012

Más mesura


         Eddie A. Ramírez S.

Cuando peligra la República es vital mantener la prudencia y no descalificar sin base a quienes luchan para derrotar al totalitarismo.  Se debe discutir, pero sin magnificar los argumentos, ni alegar que “quien no piensa como yo es porque está vendido”. Además, es injustificable que estas discusiones    se ventilen públicamente en lugar de conversar en presencia de  un facilitador como Ramón Guillermo Aveledo. 

Con el respeto que merecen actores como los integrantes de  Esdata y del Grupo La Colina, creo interpretar a muchos ciudadanos al llamar la atención sobre los descomedidos intercambios públicos para justificar posiciones. Lo anterior también es válido para el caso de distinguidos articulistas que disparan desde la cintura  y que incluso descalifican al  honorable Rector Vicente Díaz.

Al examinar  las diferencias se detecta que todos están conscientes de que en el CNE hay cuatro Rectores que descaradamente apoyan al oficialismo. Este apoyo se refleja en conductas tales como permitir la violación de la Constitución y  la Ley de Procesos Electorales, la creación de los ilegales Coordinadores de Centros, la proliferación de Centros Electorales, la migración  de votantes lejos de su lugar de residencia,  las órdenes de mantener centros de votación abiertos a pesar de no haber votantes a la hora de cierre establecida, la demora en dar los resultados y el ocultamiento de actas para disminuir las diferencias cuando estas favorecen a la alternativa democrática. Además, el no permitir una auditoría exhaustiva  del Registro Electoral (RE). 
 
Las diferencias estriban en que algunos integrantes de Esdata estiman que no concuerda el crecimiento de la población con el correspondiente al RE y que este tiene tantas irregularidades ( dobles cedulados, fallecidos, extranjeros sin derecho al voto) que el resultado será un gran fraude. Estas diferencias son minimizadas por La Colina. No me cabe la menor duda de la respetabilidad de los miembros de ambas organizaciones y por ello es inaceptable las descalificaciones. Percibo que   proceden de buena,  pero no deben engancharse  en pleitos que deben resolverse internamente. A casi todos  les he escuchado decir que el CNE es tramposo pero que podemos neutralizar las triquiñuelas con testigos bien entrenados. A pesar de contar con estos testigos, no hay duda de que todavía el CNE puede hacer trampas con centros de votación virtuales o con manipulación de las totalitaciones, pero si tenemos las actas podemos desenmascararlo. 

Hacemos un llamado a  trabajar en equipo para garantizar que el enorme esfuerzo que está realizando Henrique Capriles se traduzca en una victoria el 7 de octubre. A los incorregibles “duros del teclado” que se esconden detrás de seudónimos los instamos a no restar, ya que en un país dividido la única salida es electoral.   

Como en botica: “Palabra de honor”, reciente libro de Antonio Ledezma, un hombre de un  pasado honorable, que está siempre en el presente y que tiene mucho futuro. Felicitaciones a los dos Rubén. A  González por su triunfo en el sindicato de Ferrominera y a Limardo por su merecida medalla de oro olímpica.

0 comentarios: