Navegacion

jueves, 18 de noviembre de 2010

Rodriguez Araque, culpable de la ausencia de Mantenimiento

Jose Aguilar

En "el más breve plazo" es imposible hacerlo con la estructura dirigida y no liderada por el cabellero Don Alí Rodriguez Araque.

Predica la ausencia de la cultura de mantenimiento. Sino la hay es porqué tenemos un Dirigente y no un Lider al frente del Sector Eléctrico.

No se puede tener cultura de mantenimiento, cuando el propio Ministro que se supone es el Líder no aprueba los recursos, desvía dineros del Seguro (caso Planta Centro 2-9 MM US$) para otros fines, no le paga al proveedor de USA que repara dicha unidad a sabiendas de la crítica situación de Planta Centro y que por sus ordenes se están destruyendo las unidades:


  • Pedro Camejo 11 de 160 MW (pasada en más de 9000 horas equivalentes de las horas recomendadas por el fabricante) que a duras penas llega a los 100 MW por control de temperatura ya que sus alabes y zona de combustión están muy desgastados. Pudiendo sacar los repuestos de las unidades almacenadas en la COL.

  • San Agatón 2 de 150 MW (pasada en ciclos acumulados luego de 23 años de operación), requiere de un desarme, reacuñamiento, rebalanceo, 30 días con 24 7 de trabajo, la unidad está desarticulada, y presenta excesivas vibraciones y solo puede dar 70 MW muchos disparos por vibración, unidad  que pudo haber sido reparada de enero a marzo de este año y como consecuencia de la mala gestión ahora la destruimos y para colmo de males por la hidrología favorable, en la presa La Honda se pierde el agua por la indisponibilidad de esta unidad, que pudiese aportar 3.5 GWh día.

En ambos casos por negarles el tiempo de reparación y los recursos. 310 MW en total que no podemos darnos el lujo de perder en estos momentos y nunca porque eso es negligencia del operador. Con estos antecedentes y ante potenicales siniestros en el orden de 50 MM US$ cada uno e indisponibilidades de más de un año dificilmente un seguro ampararía estas potenciales perdidas, que esperemos no ocurran.

Por el pésimo ejemplo que le da a su organización el Sr. Ministro y su continuada propensidad a la mentira o desinformación, en cualquier empresa decente ya hubiese sido despedido.

No se puede decir una cosa y hacer otra. No se puede tener un desempeño consistente con un accionar que es incongruente con el modo de ser del Líder, que cuando las cosas fallan acude a la carta del sabotaje, acto desmoralizador y abusivo desde la palestra del poder, para los que dan lo mejor de sí para darnos los pocos Megavatios que nos quedan.

No se puede tener ninguna solución a menos que haya un cambio radical en la conducción del Sector, los presentes conductores lo llevan en picada y a paso de destructores lo poco que nos queda, se necesita primero la verdad, la rectitud y la entereza del trabajo con toda dedicación desde arriba, lo que al parecer por ahora eso es mucho pedir.

Al que mucho se le da de él se espera mucho más. El Ministro ha tenido muchas oportunidades en su vida y carrera, Venezuela merece mejor. Por último el verdadero Líder asume los errores de la organización y concede sus aciertos a la misma. No hay verdad en la gestión, no hay un Líder, la Petrochequera anda con vapores y el tiempo se agota.

0 comentarios: