Navegacion

viernes, 20 de noviembre de 2009

PETROLEO: ¿LEYENDAS O GERENCIA?

Rafael Gallegos

La relación de los venezolanos con el petróleo gira alrededor de dos leyendas. La Leyenda Negra y la Leyenda Dorada. La Negra indica que el petróleo es el culpable de todos nuestros males, de la corrupción, del facilismo, de la baja relación trabajo – éxito, del papá estado que todo lo absorbe y de la mamá estado que todo lo reparte. Esta leyenda afirma que el petróleo ha sido una valla que ha obstaculizado nuestro desarrollo y que si no lo tuviéramos seríamos un país avanzado, tal vez como Alemania u Holanda. Pura farsa, no hay razones para pensar que sin petróleo seríamos diferentes a los más atrasados países de América Latina. La Leyenda Dorada por su parte afirma que somos un país muy rico, tal como nos enseñan desde la escuela. Se confunden los recursos con la riqueza, cuando nuestro problema es precisamente que no hemos podido transformar nuestros gigantescos recursos en calidad de vida para los venezolanos. Por ello, estamos en deuda con el petróleo. Es hora de pagar, sustituyendo esas perjudiciales leyendas por paradigmas de Gerencia Petrolera. Gerencia que permita transformar el petróleo de los yacimientos, en comida, educación, salud, empleo, vivienda… o sea, en calidad de vida para el pueblo. Ya está bueno eso de ser de ser un limosnero sentado en un lujoso barril.


No se trata de negar los logros anteriores. En Venezuela ha habido grandes ejecutorias en materia petrolera. La Ley de 1943, que le alargó los pantalones a la relación Estado – Concesionaria. Luego la política liderada por Betancourt y Pérez Alfonzo, tan activa en la fundación de la OPEP, de la CVP, de la Oficina Técnica de Hidrocarburos y que culminó con la exitosa nacionalización de 1.975. Estas políticas se reflejaron en democracia como forma de vida y en el crecimiento sostenido más alto del mundo durante treinta años. Sin embargo, no se logró transmutar las divisas petroleras en desarrollo sustentable. El petróleo creó una “ilusión de armonía”, el 4,30 tapó una economía improductiva y el facilismo aflojó los resortes morales acelerando la decadencia del modelo y el ascenso de esta “revolución”, que ha significado un gigantesco retroceso, digno de hacer sentir nostalgia a Trucutrú. Han politizado la labor cotidiana de PDVSA, se atrevieron a realizar una lobotomía empresarial al botar a 23.000 profesionales y técnicos con los resultados a la vista de industria petrolera empresa sin cifras ciertas, importación de gasolina, endeudamiento, y a nivel nacional, sintonizaron con el pre - derrumbe que hoy caracteriza a Venezuela.


TRIÁNGULO PETROLERO


Parafraseando un poco el pentágono del irrepetible Pérez Alfonzo, proponemos un Triángulo Petrolero. Tres vértices relacionados: Gestión Petrolera Eficiente / Desarrollo de Responsabilidad Social Petrolera y / Creación de un Estado que transforme las divisas petroleras en bienestar. Un triángulo de Gerencia Petrolera, a objeto de lograr que desde los yacimientos fluya… calidad de vida. A continuación, detalles:


1.- Gestión Petrolera Eficiente… rescatar la industria petrolera, crear un Ente Petrolero que diseñe políticas de inversiones y producción, leyes adecuadas de petróleo, gas y petroquímica. Estrategias de producción y de refinación, de petroquímica, captación de tecnologías. Filosofía y mecanismos de control del Estado. Estímulo a la industria conexa. Y por encima de todo, respeto a los trabajadores de la Industria, eliminación de ese ridículo rojo rojito, o de ese risible (para la competencia) concepto de yacimientos revolucionarios.


2.- Desarrollo de Responsabilidad Social Petrolera… adoptar estratégicamente una relación industria - entorno, basada en la aplicación de Inversión Social y la conformación de Alianzas Sociales capaces de incrementar la calidad de vida y generar dinámicas socioeconómicas en las áreas aledañas a las operaciones. Una manera de transportar energía creadora y tecnología gerencial a las comunidades, haciendo país, desde adentro.


3.- Creación de un Estado que transforme las divisas petroleras en bienestar… redefinir el rol del Estado. Menos productor, más controlador, estratégico y enfocado. Descentralizado y dinámico. Democrático. Efectivo en su rol de usar las divisas petroleras en servicios educativos, de salud, viviendas, seguridad, empleos, fomento de industrias, infraestructura vial. Ojo, no se trata de un Estado débil como este blandengue, que gelatinosamente arropa todas las actividades y no deja trabajar, catalizando el hambre y la frustración. Se trata de un ente depurado y fuerte. Ejemplos sobran: los dragones asiáticos, los estados de Europa.


Ya está bueno de actuar como un heredero que dilapida la fortuna. Es imperativo construir este Triángulo Petrolero. El destino… ya nos toca la espalda. Y si nos alcanza, podríamos desintegrarnos como país. Gerencia o muerte.


0 comentarios: