Navegacion

martes, 10 de noviembre de 2009

El Muro de CHavez

Juan Fernandez


No más presos políticos, ni exiliados.

En estos días el mundo recuerda y celebra como una pared de ladrillos, cercas de alambres dividió a un país, a sus familias, a sus gentes y fue un símbolo de cómo el comunismo y el totalitarismo pretendía la eternidad. El muro diferenciaba entre la LIBERTAD y la OPRESION, LA DEMOCRACIA y la DICTADURA, la SOBERANIA y el CONTROL EXTRANJERO, CREACCION DE RIQUEZA y ECONOMIA CENTRALIZADA, el PENSAMIENTO LIBRE y el PENSAMIENTO UNICO.

Como la razón acompaño al pueblo se genero la Voluntad de cambio, la energía mas poderosa como dijo una vez Einstein y por ello toda Alemania eligió; la LIBERTAD, la DEMOCRACIA, la SOBERANIA, la CREACION DE RIQUEZA y el PENSAMIENTO LIBRE. Sin duda, habrá muchos análisis y razones amplias para explicar la caída del muro de Berlín; el colapso de una economía insostenible, demandas sociales insatisfechas, la guerra fría, el fracaso del modelo socialista, pero la voluntad del pueblo estuvo siempre presente.

Como hace unos días escribí a propósito de un acto sobre el cese de la persecución, la libertad de los presos políticos y de los exiliados, en Venezuela son casi once años construyendo un muro cuyo objetivo es la permanente división de los venezolanos, el enfrentamiento de la sociedad. Lo podemos llamar El Muro de Chavez el cual al igual que el de Berlín, resulta en un gobierno totalmente ineficiente, corrupto, solo movido por la adulación, los oportunistas y aquellos que viven permanentemente en el pasado, justificando su permanencia en el poder.

Cualquier aspecto de ese modelo de vida impuesto en la desaparecida Republica Democrática Alemana, es muy semejante al caso Venezolano, naturalmente adaptado al siglo en que vivimos.
Se demostró con la caída del Muro, que el socialismo disfrazado de comunismo no es la fuente del bienestar, ni la mejora económica de los ciudadanos, aquello de la economía centralizada demostró solo una burocracia abultada, la torta económica (el desarrollo) al pasar del tiempo cada vez más pequeña por ende menor la participación del bienestar social. Con su caída también cayó el paradigma que todo debe ser del propiedad del estado, pues elimino la competencia, la eficiencia, el aumento de costos, la merma en la rentabilidad, solo pensemos por un momento en todas las empresas que hoy administra el estado venezolano, para comprobar su deterioro. Fue una sociedad con la imposición de un pensamiento único, solo le permitía al ciudadano o ser empleado del estado y miembro del partido, asumiendo muchos su futuro estaría asegurado.

La RDA, se convirtió en un estado de intrigas, policial, sin libertad de prensa, persiguiendo a los ciudadanos, tanto aquellos que pensaban de forma diferente o simplemente porque le daba la gana a cualquier alto funcionario burócrata del régimen, fueron perseguidos. Es decir una sociedad que vivía en el temor de la persecución, en Venezuela los presos y perseguidos son ejemplo vivo. Por lo anterior, el estado como es un aparato sofisticado de represión a los ciudadanos, los poderes públicos al servicio del gobierno y no del ciudadano, de igual forma lo vivimos nosotros, no existen ningun poder independiente. Obviamente ese enfrentamiento de la guerra fría, del este en contra occidente, fue parte de la injerencia de las grandes potencias, por ello durante este tiempo muchas personas solo por querer libertad dieron su vida, pero quien duda en la Venezuela de hoy la interferencia de los Castro en la política criolla.

Por ultimo para mantener un supuesto sentimiento nacional, la amenaza continua de la invasión y la guerra estuvieron presentes en la RDA, al igual sucede en nuestro país, cuando es necesario distraer la atención de los graves problemas del país, salta la amenaza de la guerra y la invasión del imperio.

Tenemos la obligación por nosotros y futuro como país de no permitir se termine de consolidar el Muro de Chavez, ¡Despertemos!, sacudámonos de esa agua tibia en donde se nos quiere sancochar a todos.

0 comentarios: