Navegacion

lunes, 29 de noviembre de 2010

Los oscuros dos años por venir

Guillermo A. Zurga
Aún cuando los factores políticos de la oposición venezolana agrupados en la MUD, pareciera que empezaron a actuar más acertadamente, como un bloque unido, consolidado y homogéneo, decidiendo – desde mi punto de vista - con mayor sensatez que antes,  en la lucha contra el totalitarismo; todavía existen voceros que discrepan de sus actuaciones, y les piden mayor diligencia y audacia.
Estas discrepancias se han avivado, en el marco de las expropiaciones y atropellos recientes por parte del gobierno, aunadas a las declaraciones recientes del General Henry Rangel Silva, vigorizadas por el presidente de la república Hugo Chávez, quienes dejaron entrever, que de ganar la oposición las elecciones del 2012, habría una insurrección popular por parte del chavismo, con la pretendida intensión de no entregar el poder.
Claro, a pesar que el general Henry Rangel Silva y el propio presidente Hugo Chávez lo hayan insinuado, esto no se puede aceptar como un hecho, hasta que no suceda, y para que suceda debe haber elecciones y la oposición debe participar masivamente en ellas, y esperar los resultados a ver qué pasa.  Por supuesto, debería prepararse un plan alterno B, porsiacaso.
Las provocaciones del gobierno a la oposición, para que, proteste y actúe violentamente en contra de estas medidas arbitrarias e inconstitucionales, van creciendo y haciéndose cada vez más insoportables y aceptables por parte de una sociedad, cuyo propósito y posición política es la de preferir vivir en democracia que en comunismo, razones por las que está empeñada en  una salida democrática y pacífica, en contra posición a una sublevación antidemocrática, probablemente sangrienta. No obstante tales provocaciones, la MUD permanece controlada e impávida, pero diligente en los reclamos y no cae en tales trampas.
Otra salida tales como: levantamiento insurgente, huelga general, asamblea constituyente, solicitar elecciones generales, solicitar revocatorio a Hugo Chávez; sería hacerle el juego al gobierno y justificar anular y/o post poner las elecciones y declarar estado de emergencia, que es en realidad lo que el gobierno decadente desea. Aunque parezca paradójico para algunos, las elecciones presidenciales de 2012, les convienen más a la oposición que al gobierno.
La opción de la MUD, de insistir en ir a unas elecciones, teniendo en contra las posiciones y opiniones antidemocráticas ya adelantadas del gobierno, y/o las predicciones negativas de algunos factores de la oposición, sobre como actuará el gobierno,  según sean los resultados, tiene la ventaja de mantener presionado y atrapado al caudillo líder de la revolución, a que se defina de una vez por todas, a ser un gobierno democrático o a autenticar la dictadura.
Sabemos que es muy tarde para la rectificación del gobierno, hacia la democracia, ya que a estas alturas es irreal pensar en negociaciones o salidas acordadas, que vayan en ese sentido, dada la gran tozudez del gobierno, quién no termina de aceptar que su proyecto político comunista es inviable en Venezuela, por las tantas debilidades que presenta, y las malas experiencias que ha dejado atrás en tantos países que lo han intentado. Por lo tanto, en el marco de la profundización hacia el comunismo, que ha anunciado el presidente, existen razones para pensar que muy probablemente los dos próximos años serán bien oscuros.  

0 comentarios: