Navegacion

sábado, 13 de noviembre de 2010

Noriéguese! narco-novela en pleno desarrollo

Gustavo Coronel




En la Habana, una mañana de Noviembre.

Que hago, Fidel?

Es un poco tarde para preguntarme, Hugo. No actuastes cuando era necesario. Aceptastes dinero de Makled. Alguien de tu oficina le escribió una carta muy melosa. Acosta Carlez estuvo enredado con él. Hay demasiadas conexiones del tipo con tu entorno: El Aissami, los Ameliach, mucha gente tuya involucrada.

Pero seguramente hay algo que se pueda hacer, Fidel.

Claro. Lo que siempre hemos hecho. Tomar la ofensiva. Tienes que ir hoy mismo a la TV a decir que los Estados Unidos está fabricando un caso en tu contra, usando a un narcotraficante y asessino como arma. Y no menciones para nada a Santos o a Colombia. Mira que Santos te tiene agarrado por las pelotas. No le des excusa alguna para que reaccione ofendido.

La cosa se me está enredando en Venezuela, Fidel.

Por supuesto, pero eso tiene relativamente fácil arreglo. Tienes que sacrificar a uno o dos de tus amanuenses. Los acusas de haber hecho liga con el narcotráfico y una vez que lo hagas nadie oirá lo que ellos tengan que decir. El país solo oirá lo que tu digas. Esa es la ventaja de tener carisma y las armas en la mano. Yo fusilé a Ochoa. Tu tienes que echar a alguien al pajón. No se te vaya a ocurrir promover a Rangel Silva o a Carvajal a General en Jefe. Eso sería una testarudez contraproducente.


En Bogotá, una tarde de Noviembre.

Presidente, tenemos que decidir pronto adonde va Makled.

Es cierto, ministro. En esto nosotros tenemos una gran ventaja. Siempre podremos decir que la decisión no fue tomada por nosotros, sino por un poder judicial independiente. Ahora es que las decisiones judiciales sobre la re-elección de Uribe y sobre la presencia militar de USA en nuestras bases se han puesto a valer. Nadie puede alegar, como es el caso de la hermana república, que este tipo de decisiones se toman en el palacio presidencial.

Claro, Sr. Presidente. Pero, que pasa si deciden enviarlo a Venezuela?

No será así, ministro. Ya eso está claro. Hay precedencia de USA para recibir a Makled. Precisamente, enviarlo a Venezuela es lo que sería una decisión política. Y aún así, sería una mala decisión política. No podemos poner en riesgo nuestra relación de largo plazo con USA. Alinearse con un presidente tambaleante no puede ser nuestra mejor estrategia.

Pero, Obama también se tambalea, Presidente.

Sí y no. Obama tiene una visión mucho más institucional, menos mesiánica de su situación. Ya ha decidido abandonar algunas banderas ideológicas, a favor de un acomodo político con los republicanos. En cambio, nuestro vecino es un niño malcriado. No escucha lo que le está diciendo la realidad que lo rodea. Se empeña en darle un palo a la lámpara.


En Washington DC, comiéndose un sandwich en la cafetería del Departamento de Estado un mediodía de Noviembre

Daniél, tenemos que prepararnos para recibir a Makled. Ya esto está practicamente decidido.

Mira, Arturo, hasta que no lo vea aquí no estaré tranquilo.

Fíjate, si le hubiéramos podido sacar toda la información en Bogotá no tendría sentido traerlo para acá. Pero Makled ha sido hábil. No quiere aflojar lo que sabe porque intuye que, en el momento que lo afloje todo , dejará de tener valor para nosotros y puede terminar “suicidado” en Valencia. El se ha negado sistematicamente a hablar abiertamente mientras no se vea en suelo nuestro.

Está bien, Arturo. Ojalá tengas razón. Esto se está pareciendo mucho a Panamá.1989.

No, Daniél. Esto va a ser La Haya 2011 o 2012.


En Alo Presidente, un Domingo de Noviembre.


La conmovedora lealtad hacia mi persona y la claridad estratégica del general Henry Rangel Silva me han dejado admirado. He decidido, por lo tanto, promoverlo a General en Jefe, en pleno campo de esta batalla entre la revolución y la ologarquía.


Mata: Promuévase!


En Caracas, una madrugada de Noviembre.

General, que piensa usted?

Mire, Coronel. Yo creo que ha llegado el momento de tener una conversación con el presidente, sobretodo después de su último programa televisivo.

Que tipo de conversación, General?

De las que conservan pescuezos, Coronel. Hay que decirle al presidente que ha llegado el momento de que se enferme y llame a una transición organizada, a elecciones anticipadas, donde él no será candidato. Que postule a Diosdado o a Jaua o a Maduro, pero ya él debe apartarse. El país está en el suelo.

Como reaccionaría el chavismo en las calles, General?

Como siempre ha reaccionado el país, Coronel. Como que si estuvieran viendo una película sobre un país lejano. Se agruparán en torno al televisor, tomándose unas cuantas cervezas POLAR, esperando a ver lo que pasa. Comenzarán los chistes, que si el pantalón del presidente se ve como marrón, que si Rangel está en la embajada de Cuba disfrazado de mujer. Tu sabes como es el venezolano.

Entonces, cuadro a los oficiales?

Cuádralos.

Y que vamos a hacer con el presidente, General?

El general se le quedó viendo por unos segundos y dijo sonriente:

Noriéguese!!

0 comentarios: