Navegacion

martes, 2 de noviembre de 2010

Los candidatos, no los partidos


Eddie Ramirez

Cualquier ciudadano desprevenido de esta Tierra de Gracia que haya leído el Toronto Star al día siguiente de las recientes elecciones de alcaldes y concejales en Canadá, se debe haber sorprendido por no encontrar referencia a los partidos políticos ganadores. Solo las fotos y número de votos de las nuevas autoridades municipales. Esto se explica porque en este tipo de elección los partidos no tienen ninguna injerencia. Es decir, se vota por los candidatos, no por los partidos a los que pueden o no pertenecer.

Cada candidato hace su campaña personal con lo recursos que logre obtener. Sus credenciales son por la labor comunitaria realizada y no por el trabajo efectuado dentro de determinada tolda política. Se votó por correo, por internet o personalmente el lunes, sin interrupción de clases, sin policías, soldados y mucho menos milicianos. Minutos después de cerrado el acto de votación los medios de comunicación informaron sobre los resultados. Como dice la cuña ¡Usted ve la diferencia!

Canadá es un país con una economía capitalista pero con un efectivo sistema de protección social financiado por elevados impuestos bien invertidos. En estos días se discute la conveniencia o no de que el gobierno central autorice a una empresa australiana la adquisición de las acciones de la compañía internacional PotashCorp, principal productora mundial de fertilizantes, básicamente potasio, que tiene su sede en la provincia canadiense de Saskatchewan. El gobierno provincial considera que esa venta no es beneficiosa, mientras que el gobierno central estudia el caso, pero no existe ningún autócrata que grite ¡Exprópiese!

Regresando a nuestra realidad, si bien en nuestro medio lamentablemente todavía lo importante son los partidos y no los candidatos, y que por ahora es imprescindible fortalecer a los partidos grandes, éstos deben respetar el trabajo comunitario, el liderazgo natural y el compromiso de unidad. Este diciembre tendremos elecciones en dos gobernaciones y en once alcaldías. Para los trece cargos en disputa hay 71 aspirantes y a la fecha la MUD no ha logrado consenso sobre los candidatos de la alternativa democrática. Pareciera que algunos políticos son representantes de la antipolítica. Por otra parte, no deja de sorprender que minipartidos sin votantes y candidatos sin peso específico sigan complicando el panorama.

Como en botica: Nuestra solidaridad con Albys Muñoz y demás directivos de Fedecámaras. Actualmente hampa y gobierno no se diferencian. El 26 noviembre 2008 el teniente coronel invitó a mandatarios del ALBA a retirarse del BID, ahora le pidió a este banco un fiado de 700 millones de dólares. Regresó El Jedi de Sabaneta, quien no tiene la sabiduría del personaje de la Guerra de las Galaxias, pero sí cierto poder para destruir y entregar lo que no es suyo. Acordó invertir en gas en Irán y una refinería en Siria, cuando aquí los proyectos están en mínimo; regaló petróleo a Bielorrusia y nuestra participación en refinerías en Alemania y con los portugueses construirá casas que podrían hacer los nuestros. A los rusos le permitió construir otra Chernobyl para generar la electricidad más cara del mundo. A cambio nos mete la coba de que nos comprarán café, cacao y otros productos que actualmente son deficitarios por culpa de su mala política agrícola. ¡No jedi!


¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

0 comentarios: