Navegacion

lunes, 29 de octubre de 2012

Resumen caso investigación Auditoría Fiscal de Pdvsa a Botados Ilegalmente

Eddie Ramirez
Resumen de antecedentes de la crisis en Pdvsa y de las sanciones  que está aplicando el Auditor Fiscal de Pdvsa a 185 trabajadores ilegalmente despedidos de la empresa
1-Para poder implantar su  llamada revolución Hugo Chávez requería apoderarse de Pdvsa para disponer sin control de los recursos financieros de la empresa y contar con su apoyo logístico. El primer intento lo hizo cuando designó como presidente a Ciavaldini, quien por incompetente y por el contrapeso de los Directores de la estatal y de los presidentes y directores de las filiales no pudo cumplir la tarea encomendada. Lo cambió por el general Guaicaipuro Lameda, quien no se prestó a la manipulación. Lo sustituyó por Gastón Parra y cinco directores sin méritos y de tendencia “revolucionaria”.  Ello motivó una protesta de los 34 más altos ejecutivos, quienes en febrero 2002 publicamos un manifiesto titulado “Salvaguardemos a Pdvsa”. Ante la destitución de dos de los firmantes se agudizó la crisis y el 4 de abril, iniciamos un paro y el 9 de abril  se sumaron al paro la CTV y Fedecámaras,  prolongándose el mismo hasta el día 11.   A su regreso al poder cambió la directiva cuestionada y designó a Alí Rodríguez como presidente. Gradualmente se fue creando un clima hostil contra quienes habían participado en el paro y se iniciaron actividades de tipo político dentro de la empresa. Esta situación y el llamado de todos los partidos políticos, de la sociedad civil, de la CTV y de Fedecámaras a un paro cívico el 2 de diciembre del 2002 motivaron a muchos trabajadores de Pdvsa y filiales a sumarse motu propio al mismo. Recordemos que Chávez reconoció haber promovido la crisis y que también declaró que “ tenía que tomar esa colina que es Pdvsa porque no podía nombrar ni remover gerentes”.

2-Algunos trabajadores se sumaron a la huelga, catalogada como tal por la OIT, en uso de un derecho constitucional, pero otros estaban de reposo médico, permiso por maternidad, de vacaciones o aplicando el Plan de Contingencia. Inicialmente el paro fue administrativo, pero se generalizó cuando Alí Rodríguez militarizó las instalaciones, llamó a los círculos violentos, removió a gerentes de primera línea y a quienes estaban aplicando el Plan de Contingencia e impidió el ingreso de muchos para poner a Pdvsa a las órdenes del régimen .Por otra parte, las instalaciones fueron entregadas en perfecto estado, algunas con actas formales,  y a los pocos días se reactivaron gradualmente las actividades. Por ello, las tradicionales acusaciones de sabotaje no son sustentables, ya que los incidentes sucedieron cuando Alí Rodríguez y sus gerentes rojos tenían  control de las instalaciones ( 19 de diciembre,  7 de enero 2003, 14 de enero, 27 de enero,  25 de febrero, 11 de marzo y 23 de marzo) . Fueron despedidos ilegalmente por anuncios de prensa 18.792 trabajadores ( 726 de la nómina ejecutiva, 12.371 de la mayor, 3.705 operadores y artesanos, 1954 operadores y mantenedores). A esta cifra hay que sumar unos 2.500 de la empresa mixta Intesa y varios centenares que nunca fueron notificados pero a los que no se permitió ingresar a la empresa.   

3-En el 2006, el Auditor Fiscal de Pdvsa, designado a dedo y no por concurso como establece la ley,  inició una averiguación a 185 trabajadores por supuestos daños ocasionados a la empresa durante el paro cívico. Cada uno de los investigados dimos respuestas a las acusaciones y pensamos que hasta allí llegaría el caso. En noviembre del 2011 iniciaron nuevas citaciones, algunas de ellas a través del diario VEA,  para los mismos 185, ratificando la oficina de Auditoría las acusaciones y haciendo caso omiso a nuestros alegatos.

4-El monto que reclama Pdvsa es de Bs. F 19.463.959.000,00 bolívares fuertes  (diecinueve milcuatrocientos sesenta y tres millones novecientos cincuenta y nueve mil bolívares fuertes). Ese monto incluye importaciones de gasolina, petróleo que dejó de exportar la empresa y supuestos daños a instalaciones.  Desde el 18 de octubre a la fecha ( 28 de octubre 2012)  se han realizado tres actos en el Núcleo de Desarrollo Endógeno Fabricio Ojeda, en Catia, en los cuales se sancionaron a  44 trabajadores. Los montos por multa han fluctuado entre 550 y 990 unidades tributarias y los reparos están entre 90 y 119 millones de bolívares fuertes, por persona.   Hasta ahora solo absolvieron a dos trabajadores que no se sumaron al paro y que por razones no conocidas los habían incluido en la lista de los investigados. Entre los sancionados figuran periodistas, abogados, médicos y administradores quienes no tenían responsabilidad operativa; además varios de ellos tampoco se había sumado al paro e incluso algunos habían sido jubilados por la Pdvsa roja. Los criterios aplicados son difíciles de entender. Todavía no tenemos el escrito en el que el Auditor razona las sanciones. Hugo Chávez y Alí Rodríguez deberían ser los sancionados. El primero por promover la crisis y el segundo por desencadenarla. 

0 comentarios: