Navegacion

lunes, 29 de octubre de 2012

Declaración de Caracas por la Independencia y el Progreso/ Video y Texto



Declaración leída por Luisa Elena Vidaurre, directora de Por la Conciencia, en nombre  de la Coalición por la Independencia y el Progreso, en el conversatorio TuVoz+TuVoto, presentada y firmada por :
Diego Arria, Padre Palmar, Theresly Malavé, Vice Almirante Rafael Huizi Clavier, Rafael Alfonzo, Froilán Barrios, Alfredo Weil, Luisa Elena Vidaurre y Pablo Medina.

DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA Y PROGRESO

Venezolanos y demócratas del mundo entero:
En el Gobierno de Venezuela se intenta eternizar una tendencia política de vocación totalitaria que busca consolidar su hegemonía bajo el disfraz de una democracia participativa y protagónica.
La estrategia ha consistido en apoderarse de los poderes públicos, uno a uno, para inicialmente neutralizarlos y luego controlarlos.
Por citar a los más notorios, esta fuerza política controla al Poder Judicial y al Poder Legislativo, controla a PDVSA, controla gobernaciones, alcaldías, institutos autónomos, la mayoría de los medios de comunicaciónsocial y parte importante de las Fuerzas Armadas.
Pero ese control de los poderes públicos ha sido posible gracias al control del organismo del que depende su falsa legitimidad: el Consejo Nacional Electoral.

A través de una secuencia programada de elecciones basadas en la manipulación de las reglas, el CNE se ha ocupado de legitimar en cada elección a este régimen y ayudarlo a mantener su reputación de sociedad libre.
De esa manera sostienen la falacia de que estamos en el país más democrático del mundo, cuando la verdad  es que vivimos sometidos a la dictadura de un solo poder, avalado por la ‘legitimidad electoral’ que produce esa secuencia de elecciones manipuladas, señaladas ampliamente en el documento base ‘LAS ELECCIONES Y EL PODER EN TIEMPOS DE LA QUINTA REPUBLICA’
Elección tras elección se han venido consolidando en el poder, con la consiguiente cuota creciente de frustración y desmoralización de la sociedad civil y de los profesionales de las Fuerzas Armadas.
Pero hay algo que esta tendencia no ha podido controlar: la vocación democrática del pueblo venezolano. Gracias a esta vocación por la libertad, hemos logrado consolidar una coalición  democrática que propugna la independencia y el progreso.
Desde el año 2008, hemos venido acumulando una fuerza unitaria que se opone a esta tendencia totalitaria. Hemos logrado un sentimiento de unidad que crece en cada elección, pero que aún carece de una visión más contundente para desmontar esta tendencia totalitaria.
Hay, sin embargo, una táctica sencilla y contundente, que podemos poner en práctica ya:
¡Estar donde hay que estar, desde hoy y hasta el 7 de octubre!
¡Exigir lo que hay que exigir, de aquí y hasta el amanecer del 8 de octubre!
¡Comunicar lo que hay que comunicar, por todos los medios posibles, sin autocensura y sin manipulaciones!  Somos mayores de edad, no necesitamos que decidan por nosotros lo que conviene que sepamos y lo que no.
¡Estar conscientes que nuestro futuro se decide el 7 de octubre! porque;
No debemos dejarles a nuestros hijos y nietos un futuro amordazado, una nación de indiferentes, un país hipotecado y una soberanía sometida a gobiernos extranjeros.
Debemos unirnos todos en el camino de una victoria contundente.
Victoria que lograremos a punta de inteligencia, trabajo organizado, colaboración, comunicaciones y  esfuerzo sostenido, con el favor de Dios y de la Virgen de la Coromoto que cumple año el 7 de octubre.
Victoria que conseguiremos con la creatividad y la solidaridad del pueblo venezolano.
Victoria que obtendremos si logramos, como estamos proponiendo hoy crear y sumar, sumar y multiplicar.
Nosotros, sociedad civil, integrada por ciudadanos y representantes de las diferentes Organizaciones de Trabajadores, Empresarios, Organizaciones no Gubernamentales, de los Derechos Humanos, de los Derechos Políticos, de las Religiones y de los Profesionales en Situación de Retiro de las Fuerzas Armadas, en atención al  reto de oponernos a esta realidad de sumisión y transformarla en una realidad de libertad y progreso, exhortamos a los venezolanos, a unirnos en la iniciativa de darle vida a una COALICION POR LA INDEPENDENCIA Y EL PROGRESO.


Y si nos preguntan para qué, diremos que para vigilar todas y cada uno de las fases claves de este proceso electoral. Les diremos que es para enfrentarnos ante un CNE que cierra los ojos a los abusos de una tendencia excluyente,  que pretende perpetuarse en el poder. Les diremos que es también para exigir a la dirigencia una posición resuelta e inquebrantable en defensa de los resultados; sin demoras, ni manipulaciones.
Y si nos preguntan qué queremos, les diremos que queremos una Victoria Contundente del Progreso. Y más aún, les diremos que aspiramos a que ésta sea la última elección con estas condiciones de perversa intimidación de los electores.
Esta coalición de trabajadores y ciudadanos que hoy nace, tiene 7 tareas fundamentales:
  1. Reunirse con el Candidato de la Unidad, con las Iglesias, los medios de comunicación, etc. para darles a conocer la DECLARACION DE INDEPENDENCIA Y PROGRESO;
  2. Dar a conocer al mundo la situación del Sistema Electoral Venezolano;
  3. Promover la campaña “Contemos todos los Votos” para garantizar la presencia de ciudadanos en el conteo de los votos de las urnas de todas las mesas de votación;
  4. Promover la campaña “Los centros del progreso”, para que, por un lado los ciudadanos conozcan los  cinco mil trescientos (5.300) centros donde se decidirá la contienda electoral y por el otro, para que la gente de esos centros le pierda el miedo a las máquinas captahuellas;
  5. Denunciar al CNE ante los organismos internacionales, por el uso de dispositivos como la captahuellas, que no garantizan el principio ‘una persona-un voto’  y que están dirigidos a coaccionar al elector y retrazar, innecesariamente, las colas de las mesas de votación;
  6. Exigir públicamente al CNE que:
    1. Emita el primer boletín a las 8 pm., tal como lo solicitó la Iglesia católica.
    2. Decoren todos los centros de votación con pancartas del CNE que digan que el VOTO ES LIBRE Y SECRETO.
    3. Retiren los miembros de mesa que sean militares activos.
    4. Las milicias no estén presentes en los centros electorales.
    5. Manifieste, exclusivamente a través de una rueda de prensa, que las máquinas  captahuellas NO REVELAN EL SECRETO DEL VOTO, aun cuando estén conectadas a la máquina de votación.
  7. Sumar nuestras voluntades al desafío que nace el 8 de octubre: “Democratizar el Poder Electoral y garantizarle así a los ciudadanos ELECCIONES VENEZOLANAS TRANSPARENTES” único camino pacífico para superar los desequilibrios nacidos en esta oscura etapa de nuestra historia.
Vayamos, con todas nuestras fuerzas, a esta lucha por la transparencia y la dignidad, por la independencia de nuestros poderes públicos, para garantizar así, el equilibrio, sin el cual no hay una democracia autentica, ni prosperidad real para el pueblo.
No dejemos pasar esta oportunidad.
Caracas 25 de agosto de 2012





0 comentarios: