Navegacion

martes, 9 de octubre de 2012

El desastre eléctrico


Equipos del sistema de 760 kV con más de 25 años de servicios no disponen de inventarios de repuestos. Existen contratos con firmas argentinas, donde el Gobierno acepta pagar un anticipo del 30% de la obra
JOSÉ SUÁREZ NÚÑEZ



Seis de los más experimentados ingenieros eléctricos venezolanos presentaron un documento el 4 de octubre pasado, donde presentan la realidad eléctrica nacional, desmintiendo la versión oficial, de que existe un crecimiento excesivo de la demanda eléctrica y revelando la crítica situación en que se encuentran el sistema de transmisión.

Los ponentes son Miguel Lara, Nelson Hernández, Iñaki Rousse, Victor Poleo, José G. Aguilar y Ciro Portillo. Dijeron que el sistema de transmisión troncal es insuficiente, los límites seguros están excedidos y los nuevos proyectos de generación no tienen capacidad para transportar electricidad, desde las plantas de Tocoma, La Vueltosa, Josefa Camejo y TermoCentro.

Los equipos del sistema de 765 kV con más de 25 años de servicios, con autotransformadores, reactores, interruptores, transformadores de medida, auxiliares, compresores y otros equipos menores, requieren mantenimiento mayor y no disponen de inventario de repuestos.

Hay otras fallas casi invisibles, como el tiempo de restitución del servicio, que define la calidad del servicio. En Venezuela es muy lento, en relación a las normas internacionales. En Venezuela durante el 2009 el tiempo de respuesta por fallas fue de 4 horas y 53 minutos. El año 2010 subió a 9 horas y 3 minutos y el año 2011 la respuesta se demoró 10 horas y 10 minutos.

ELEFANTES BLANCOS
En una preliminar reseña, aparecen unos cuantos Elefantes Blancos, que la rutina diaria de los apagones y declaraciones han postergado su actualización. La Vueltosa, en

La actual administración se comprometió a culminarla en 37 meses, para agosto de 2006, según anunció que se hizo en un Aló Presidente del 11 de mayo de 2003. Desde el 2000 al 2010 se hicieron asignaciones presupuestarias de 196 millones de dólares y con otros préstamos y asignaciones suman 492 millones de dólares. Está inactiva.

La Rehabilitación de Planta Centro, en Morón, se consideró un ícono, la planta termoeléctrica de mayor capacidad en Latinoamérica, de 1.800 MW. En 1999 generaba un promedio de 1.000MW y la rehabilitación prometía un promedio firme de 1.600 MW. Se le han asignado desde el 2000 al 2010 en los presupuestos 560 millones de dólares. El proyecto de conversión a gas de la unidad 1, costó 360 millones de dólares. La planta tiene 4 unidades.

Tocoma, en el estado Bolívar, una planta hidroeléctrica con capacidad para procesar 2.160 MW, debió iniciar su operación comercial en el 2007. Su costo inicial con un financiamiento internacional fue estimado en 3.600 millones de dólares. El costo actual se ha elevado a 7.800 millones de dólares, y no tiene sistema de transmisión para entregar energía. La obra fue contratada por asignación, sin licitación, por un acuerdo entre las presidencias de Argentina y Venezuela, a la empresa argentina Impsa.

Rehabilitación de Macagua 1, una planta hidroeléctrica de 6 unidades y una capacidad de 480 MW. En julio de 2004 el gobierno tomó la decisión de rehabilitarla con base a un informe de la empresa argentina Impsa, con informes errados de los caudales del Caroní, la disponibilidad en Guri y vertimento del Caruachi. Reportaron un monto estimado de la obra en 142 millones de dólares, que la gerencia técnica de Edelca consideró improcedente.

El informe de Impsa registra algunos mecanismos irregulares. Es enviado el 23 de agosto de 2004 a través de la embajada de Venezuela en Argentina. La empresa argentina presenta la oferta a Edelca el 31 de Octubre de 2005 y el contrato es firmado el 2 de Noviembre de 2005 ( 3 días después) por un monto de 223,5 millones de dólares, para ser ejecutado en 66 (mayo de 2011).

Existen algunos procedimientos irregulares. Aceptó el gobierno venezolano un pago anticipado de 30 por ciento de la obra, a la firma del contrato, y también aceptó que no será penalizada la empresa ejecutora (Impsa) por retraso en la entrega de la obra, ni se mencionó la fórmula para el escalamiento de los costos. El monto del contrato ya rondaba los 350 millones de dólares y presenta un retraso de 18 meses.

0 comentarios: