Navegacion

miércoles, 24 de octubre de 2012

Explosión en Amuay deja hasta ahora más dudas que certezas

No se han expuesto públicamente los informes sobre lo ocurrido

imageRotate
La explosión en Amuay dejó más de 40 muertos, 6 desaparecidos, cientos de heridos y centenares de casas afectadas ARCHIVO
Contenido relacionado
ERNESTO J. TOVAR |  EL UNIVERSAL (24-10-12)

Han transcurrido 60 días desde que la explosión de una nube de gas de olefinas en la refinería Amuay ocasionara la muerte a más de 40 personas, dejara 6 individuos desaparecidos y cientos de heridos, y afectara centenares de viviendas y comercios ubicados en los alrededores de la refinería de Pdvsa en Falcón. A la fecha todavía no ha habido una conclusión oficial pública sobre cuál fue la causa de la fuga de gas que arrasó con el Destacamento 44 de la Guardia Nacional frente a la refinería, con la empresa Puramin, y con varios negocios y edificaciones en los alrededores de la instalación petrolera, que junto con la refinería Cardón compone el Centro Refinador Paraguaná (CRP).

Las autoridades de Pdvsa informaron desde un primer momento que la nube de gases se formó en el bloque 23 del patio de tanques de olefinas. Sin embargo, no se ha precisado cuánto tiempo estuvo fugándose el hidrocarburo, ni si el escape de gases se produjo en alguna de las líneas o tuberías del bloque 23, o en alguna de las válvulas de cierre. Tampoco se ha determinado el volumen de hidrocarburo que se escapó de las esferas de olefinas y que explotó a la 1:10 de la madrugada del sábado 25 de agosto de 2012.

Todos estos son detalles que pueden ayudar a determinar cómo se produjo el siniestro e, incluso, pueden servir para desarrollar nuevos protocolos de seguridad. Esa información debe recogerse y presentarse en las evaluaciones de seguridad y peritaje que deben desarrollar Pdvsa, el Ministerio Público, las empresas aseguradoras y reaseguradoras, y los cuerpos de seguridad como el Sebin y el Cicpc, que estuvieron en la zona de la explosión recolectando datos y evidencia.

Estos informes no se han dado a conocer, y la única información oficial al respecto es que a mediados de septiembre las evaluaciones de daños para el cobro de los seguros "había avanzado 75%", según indicó entonces el ministro de Petróleo y Minería y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez.

Causa probable

Pdvsa ha negado que la falta de mantenimiento, la negligencia, o incluso el sabotaje sean algunas de las causas de la explosión en la refinería Amuay.

Pero exgerentes y extrabajadores de Petróleos de Venezuela, algunos de ellos con más de 30 años de experiencia en la industria petrolera, han señalado que la fuga ocurrida en la refinería Amuay pudo deberse a unas cuatro causas relativas al mantenimiento y seguridad operacional de las instalaciones.

Javier Larrañaga, exgerente de la refinería Cardón y exsubgerente del CRP, considera que la causa más probable es una fuga en los sellos de las bombas mecánicas en la zona de las esferas TK-208 y 209. "Esa bomba se había incendiado el 30 de junio, y hay información de que no había repuestos para esas bombas", aseguró.

Hace algunas semanas, en una presentación hecha por varios exgerentes de Pdvsa, Larrañaga había detallado que a su juicio "lo que está claro es que hubo una nube de gas en espacios no confinados. Se originó en la base de la esfera TK-208 y 209 de propano-propileno, y se extendió a los tanques de nafta catalítica y de alquilatos de vacío".

La reconstrucción de los hechos, tras un siniestro como este, es posible con trabajos técnicos que el propio ministro Ramírez afirmó se han estado haciendo, como lo son por ejemplo las pruebas metalográficas.

Pero ante la poca información verificada disponible los relatos de los sobrevivientes y testigos, y los registros de seguridad industrial de Pdvsa y otras empresas aledañas, se convierten en pistas para esclarecer lo ocurrido en Amuay esa madrugada.

Larrañaga subrayó que a las 11:30 de la noche del viernes 24 de agosto "se estaba transfiriendo olefinas, propano-propileno, desde la refinería Amuay hacia la planta de Alquilación de la refinería Cardón, cuando se detectó una pérdida de presión y flujo en la transferencia de olefinas". Esto implica que una hora y 40 minutos antes de la explosión había indicios de la fuga de olefinas.

Hoy se cumple el plazo para que la Junta Directiva de Pdvsa reciba el informe interno definitivo sobre el siniestro, según el manual de procedimientos de la estatal. "Mañana debería haber una posición oficial de Pdvsa ante la opinión pública, pues es el día 60 más 1", dice Larrañaga, en alusión a la norma que da 60 días para elaborar ese reporte.

0 comentarios: