Navegacion

lunes, 20 de diciembre de 2010

MUD

Alberto Quiros Corradi

En repetidas ocasiones desde que se creó la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) hemos recomendado que aprovechara sus diferentes comisiones para integrar a los sectores de la sociedad civil que, por su impacto en la vida del país y por su profesionalismo, tienen mucho que aportar en el diseño de un nuevo país y en la estrategia de la oposición hasta diciembre del 2012.

La MUD no ha respondido a esta sugerencia. Además, muchos piden que ejerza con mayor vigor su liderazgo político indiscutible, lo cual la compromete a enfrentar los abusos del régimen que nos afectan diariamente.

Entendemos que la MUD no quiera tener un enfrentamiento con Chávez que sea aprovechado por éste para que, con la excusa de mantener el orden público, declare un Estado de Excepción y suspenda las elecciones presidenciales. Lo entendemos pero no estamos de acuerdo. Primero, porque la salida electoral no es la única constitucional para un cambio de gobierno. Segundo, porque diciembre de 2012 está lejos en nuestro calendario político y la estrategia de no reaccionar con fuerza a los continuos abusos del gobierno lo único que consigue es envalentonar a quien ha demostrado no tener guáramo cuando le laten en la cueva.

Sugerimos a la MUD que se dedique a investigar la verdadera situación del chavismo y la posición de la Fuerza Armada en relación con su supuesta lealtad irrestricta hasta ante una acción inconstitucional de Chávez.

Para analizar al PSUV se debe reclutar a dirigentes como Pompeyo Márquez, Teodoro Petkoff, Ismael García, Henry Falcón y Vladimir Villegas a fin de que integren una comisión con ese objetivo. Sobre la posición de la Fuerza Armada hay que llamar a militares retirados como el Almirante Huizi y el General García Ordoñez y civiles como Rocío San Miguel y Domingo Irwin para crear otra comisión. Los grupos le darán a la MUD información imprescindible. Si se llegara al acto electoral del 2012 será importante saber si de ganar la oposición, no le será escamoteada la presidencia de la república por un acto de fuerza. Sobre este tema han habido algunas reacciones de la MUD y sus dirigentes pero han sido demasiado blandas. No se puede llegar a diciembre 2012 con esa espada de Damocles sobre nuestras cabezas colectivas. ¿Sabemos, por ejemplo, a cuántos dirigentes del PSUV le cayeron mal las declaraciones del Presidente y de sus dos Generales? Cuando lo sepamos habrá que diseñar una estrategia de acercamiento hacia las masas chavistas para convencerlas que no actuaremos contra ellas y para que recuerden que quien no la debe no la paga. Además, todos ellos saben quiénes son los del PSUV que la deben.

Por último, hay que decidir cómo debe reaccionar la oposición ante Chávez quien, aprovechando la tragedia de las lluvias impone una ley habilitante, como parte de un amplio paquete que le permitirá legislar sobre lo humano y lo divino desde asuntos militares hasta controles comunicacionales pasando por una nueva regionalización política del país y una anulación de las ONG. Esto no es ni más ni menos que la castración por adelantado de la próxima asamblea nacional. Los diputados electos junto con la MUD tienen la obligación de orientar al país hacia una estrategia de confrontación que impida el asesinato de la democracia.

En resumen, el mensaje a la MUD es claro: integre en sus comisiones a amplios sectores civiles y tenga una actitud mucho más combativa.

PD: debemos saludar recientes acciones de la MUD y de los diputados orientados a enfrentar los últimos desmanes del régimen.

0 comentarios: