Navegacion

martes, 14 de diciembre de 2010

El perfil de un presidente



Guillermo A. Zurga

Muchos han sido los intentos de los estudiosos electorales, de perfilar las características ideales de un aspirante a ser presidente de una republica. Por supuesto, que un perfil ideal depende en alto grado del tipo de republica de que se trate. También depende de las circunstancias, dificultades o bonanzas  por las que  atraviesa tal republica, etc., etc. 

INTELECTUAL

Algunos intelectuales, académicamente  muy bien preparados no han sido exitosos en alcanzar la presidencia de su país, tal es el caso de Mario Vargas Llosa, quién perdiera las elecciones del Perú, con Alberto Fujimori en 1990.  Según confesiones de Mario Vargas Llosa, él perdió la presidencia del Perú por no ser mentiroso, ya que en su campaña siempre decía la verdad, mientras que el otro candidato mentía y mentía, las veces que lo necesitaba...

Por el grado de honradez, dignidad y valores humanos que tiene como persona, lo afirmado por el ganador del premio nobel de literatura 2010, pudiera dar motivos para deducir, que ser honrado, no pareciera ser una de las virtudes determinantes que debería tener un candidato a presidente..., al menos en Latinoamérica, pareciera ser así.

MILITAR

En países subdesarrollados, sectores importantes de la población prefieren a militares para que les gobiernen, lo cual pudiera ser atribuible a la necesidad de disciplina y orden, que se requiere permanentemente en algunos países africanos, asiáticos  y latinoamericanos, regiones éstas, con una experiencia variada de gobiernos conducidos por militares. No obstante, hoy día existe un gran rechazo a este tipo de gobiernos, por ser comprobadamente ineficientes, corruptos y totalitarios.

RELIGIOSO

En algunas partes del mundo, tales como el medio oriente y en algunos países asiáticos, se prefiere a los religiosos como presidentes, o jefes de estado, quizás por eso de la sabiduría, pulcritud, calidad humana y respeto que transmiten los religiosos, aún cuando es conocido el fanatismo o alto grado de compromiso que estos tienen con sus religiones, lo que les dificulta dar un trato igual y justo a los miembros de otras religiones minoritarias. Para evitarse ese problema, muchos de los países separan las iglesias de los asuntos de estado y en sus constituciones declaran laicos y sin preferencias religiosas a los gobiernos respectivos.

ARTISTA, HEROE, DEPORTISTA

Muchos electores, ven en deportistas, héroes de guerra  y artistas famosos a los candidatos ideales para ser presidentes, más por la fama que les precede que por tener perfiles idóneos para ser buenos presidentes. En los EE.UU., se ha dado el caso de Dwight D. Eisenhower y Ronald Reagan, de llegar a la presidencia por la fama que les precedía.

El famoso y exitoso locutor y presentador de televisión venezolano, Renny Ottolina, consideró que por su magnetismo y carisma,  tenía las credenciales para ser presidente y se lanzó con su partido, MIN (Movimiento de Integridad Nacional) como candidato en la campaña presidencial de 1978, y llegó a tener bastante aceptación en las encuestas. Lamentablemente, falleció en un accidente de aviación, antes de las elecciones de ese año de 1978.

Ahora en Filipinas, están preparando al famoso boxeador Manny Pacquiao, para ser presidente de su nación, apoyado en su hazaña de 8 títulos mundiales en categorías diferentes, y su indiscutible sensibilidad social que evidencia, por las obras sociales que emprende. Es casi un hecho que lo logre.

EMPRESARIO, MILLONARIO

Los empresarios y millonarios no se quedan atrás a la hora de aspirar lanzarse como candidatos presidenciales. Silvio Berlusconi, aún cuando primero fue político que millonario, es el actual presidente de Italia, Su perfil no pareciera ser el ideal para ese cargo, dadas las muchas dificultades por las que atraviesa, por carecer de muchas de las fortalezas de un presidente ideal. El millonario norteamericano Donald Trump al parecer ha anunciado que se lanzará a competir en las próximas elecciones en EE.UU. Veremos qué pasa.

POLITICO

Es evidente, salvo contadas y excepcionales ocasiones, que el candidato a presidente de una republica, proviene indiscutiblemente del sector político de ese país. Y es natural que así sea. Un político se dedica a esa profesión, aspirando a ser representante de la sociedad civil en tareas gubernamentales.  Por naturaleza, el político se prepara y entrena para gobernar y ayudar a atender las necesidades sociales, económicas, de educación, culturales, deportivas,  de infraestructura, de los naturales de ese país.

Por lo general, el primer paso que da un ciudadano que desea ser presidente de su país, es el de inscribirse en un partido político cuya ideología comparta o le sea afín. Aspirar a ser presidente sin ser político, es una posibilidad muy remota de cumplirse, por la cantidad de obstáculos que el candidato tendrá que superar; corriendo el riesgo además, de que posiblemente, no se encuentre lo suficientemente preparado como para asumir tal responsabilidad, y de alguna manera falle en sus funciones en caso de salir electo.

En las calles de Venezuela, me he encontrado con personas que afirman, que en el sector de la oposición al chavismo, no existen candidatos idóneos, como para competir con Hugo Chávez por la presidencia de la Republica. Si a esto añadimos, que el mismo presidente, en un momento de suprema arrogancia, evidente inmodestia y marcado desdén hacia los políticos de la oposición, afirmara públicamente, que la única persona que existe hoy día en Venezuela para gobernarla, se llama Hugo Chávez.

Todas estas afirmaciones son pura patraña, y politiquería barata, para pretender crear una matriz de opinión generalizada, de que Hugo Chávez es único e insustituible, en la presidencia. ¡Qué ignorancia, ceguera y fanatismo! No obstante, este asunto de los perfiles de los candidatos presidenciales, me ha quedado dando vueltas en la cabeza y estoy acá, dispuesto a hacer un breve perfil, para revisarlo y discutirlo con el amigo e indulgente lector.

PERFIL SUGERIDO

Según el Artículo 227 de la constitución vigente de Venezuela, para ser elegido Presidente o Presidenta de la República se requiere: “ser venezolano o venezolana por nacimiento, no poseer otra nacionalidad, mayor de treinta años, de estado seglar y no estar sometido o sometida a condena mediante sentencia definitivamente firme y cumplir con los demás requisitos establecidos en esta Constitución.”

Adicionalmente, pienso que los candidatos deben tener los siguientes atributos: Carismático, inteligente, tolerante, exitoso, comunicador, relacionista, negociador, trabajador, audaz, con liderazgo, con personalidad, honrado, cortés, sensato, abierto, educado, sagaz, visionario, realista, con sensibilidad social, equilibrado, justo, creíble,  confiable, decente, y por sobre todos los demás atributos, debe ser un demócrata a carta cabal.

De estar usted de acuerdo con este perfil, le pregunto: ¿Cuántos candidatos del sector de la oposición venezolana, cree usted cumplen con este perfil y pudieran aspirar a la presidencia de Venezuela con probabilidades de éxito? Sin duda alguna, que por su mente desfilan decenas de varios nombres, de los más conocidos en Venezuela, que pudieran llenar tal requisito.

Si este perfil, se aplicase en todos aquellos cargos de elección popular, se evitaría elegir inapropiadamente a candidatos ineptos, impuestos por factores de poder, para después controlarlos y  beneficiarse de sus favores, una vez que éstos sean gobernantes.  

Si usted aplica este perfil al presidente actual de Venezuela Hugo Chávez, podrá comprobar que no supera la mitad de los atributos señalados, indicativo de que  nunca ha debido ser candidato a la presidencia de Venezuela, y así nos hubiésemos evitado tantas tragedias.

ACIERTOS Y DESACIERTOS PRESIDENCIALES

Basado en las experiencias de los aciertos y desaciertos de los gobernantes que hemos tenido desde 1959, pienso que lo más detestable de un presidente, es la mentira, la manipulación y el engaño, para proteger debilidades u ocultar verdades molestas. Otra es el exagerado populismo y la recurrente demagogia, muy frecuente y común entre ciertos políticos, de prometer lo imposible e inviable y terminar incumpliendo. Es preferible presentar un programa de gobierno modesto y realizable, que uno muy ambicioso y no realizable.

Venezuela se encuentra entre las naciones menos tranparentes de una larga lista. Es decir, la corrupción en nuestro país, está entre las mayores del mundo.  A pesar de que el presidente Hugo Chávez, ha prometido, en varias oportunidades, combatir la corrupción, durante su gobierno,  esta se ha multiplicado respecto a otros presidentes anteriores, por la inexplicable impunidad existente en todos los niveles de la administración pública actual.

Otra debilidad, de algunos presidentes, es el abuso de poder, muy tipificada en Hugo Chávez.  Si alguna habilidad debe tener un presidente de la republica, es el saber conformar excelentes y eficientes equipos de trabajo, que le ayuden efectivamente en las tantas tareas que se generan en todo gobierno. Para ello, se debe escoger entre los mejores candidatos desde el punto de vista de su competencia y preparación, sin desmedro de la lealtad. Gracias, amigo lector, por permitirme opinar y contribuir por una Venezuela libre.

0 comentarios: