Navegacion

lunes, 11 de octubre de 2010

Petróleos de Venezuela entra en pánico

En el caso de la Faja del Orinoco está paralizada desde el 2005 y no
llegan las inversiones de las empresas. Pdvsa está disminuyendo la calidad
de sus crudos livianos al mezclarlos con los extrapesados de 8 grados Api

Por: José Suárez Núñez

Durante los últimos cinco años el Gobierno disfrutó repartiendo dinero a
manos llenas, y descuidó atender dos áreas sensibles como la industria
petrolera y la electricidad, es el criterio de los economistas que
respondieron sobre los principales problemas que aquejan al Gobierno.
Creyeron los expertos gubernamentales que el petróleo salía sólo y de la
electricidad no había que preocuparse, porque el Guri era una bendición
del más allá.

En lugar de hacer las inversiones necesarias para el mantenimiento de los
pozos, inyectar agua o vapor, era preferible repartirlo en misiones, o
hacer descuentos especiales del barril de petróleo a los países amigos,
sin ningún control, bajo la premisa que el socialismo del siglo 21, no
considera válidos los estados contables de pérdidas y ganancias.

Las preocupaciones de las generaciones pasadas, de invertir miles de
millones de dólares en crear represas, no fueron tomadas en cuenta. Los
créditos que se otorgan en todos los presupuestos, se los comía la
burocracia. Los expertos llegaron a la conclusión, que en los últimos
cinco años no se invirtió nada en la transmisión, para traer el agua del
Guri, recorrer medio país, que después se perdía en los cuellos de botella
en los estados centrales.

Que "cosa más grande", dirían los cubanos, porque Alí Rodríguez Araque
perdió la protección de los astros. Después de expulsar a 20.000
profesionales de la industria petrolera, sin que le temblara el pulso,
aunque el presidente Chávez después se hizo responsable de llevar a los
petroleros a que cayeran en la trampa roja de provocar la huelga, tampoco
ha resuelto el problema eléctrico.
Planta Centro nunca funciona, los apagones se repiten, los gastos aumentan
y las planticas que vendió Cuba no sirven para nada. En los últimos ocho
años, la retórica del Gobierno ha sido decir lo que van a realizar en el
futuro, y cuando hay un contratiempo salen a relucir dos argumentos
responsables de todas las desventuras del país: El paro petrolero y el
imperialismo yanqui.

PDVSA A LA DERIVA En estas últimas semanas, toda la acumulación de dinero
para gastarlo en las elecciones con nuevas emisiones de Pdvsa resultó un
fiasco. Pdvsa entró en pánico. Hay nuevas instrucciones urgentes del alto
mando, que tienen muy preocupados a Asdrúbal Chávez, el vicepresidente de
la refinación, porque están paralizadas las refinerías de Cardón, Amuay,
el mejorador de Petroanzoátegui, y para atender el mercado hay que
importar gasolina.

Eulogio Del Pino no sabe que hacer, porque desde el 2005 está paralizada
la Faja del Orinoco y las fabulosas inversiones no llegan. Han pedido a
las transnacionales, que adelanten los programas de producción "temprana"
y deben retornar a perforar los crudos tradicionales, hacer mantenimiento
de los pozos, debido a que sólo están produciendo 2.4 millones de barriles
diarios, y hace más de un año que no se producen crudos dulces como el
Zuata Sweet, y las principales unidades de los mejoradores andan mal.
Para la nueva producción que han proyectado se van a requerir dos años,
porque hasta ahora únicamente se han dedicado, a detener la declinación de
los yacimientos y no sube la producción.

Ya no hay dinero, y están acabando con el crudo Mesa 32 al mezclarlo con
los extrapesados de 8 Api, y los bielorrusos felices con 80.000 barriles
diarios de los mejores crudos livianos, que no se sabe cuándo pagarán,
después que los rusos le quitaron el crédito. Es normal que los embarques
de petróleo los pague el vendedor (es decir Pdvsa) y el último embarque a
Bielorrusia, el armador no bajó la carga hasta que le pagaran el
transporte.

China ha pagado adelantado por varios años 400.000 barriles diarios, hay
otros 200.000 barriles de Petrocaribe que se desconoce la contabilidad.
Los 900.000 barriles diarios a Estados Unidos aunque quisieran cortarlos
no se atreven, porque son los únicos que pagan puntualmente. Los restantes
800.000 barriles disponibles para otros pequeños compromisos, no le
alcanzan a la quinta petrolera mundial.

¿Qué hacemos con tener las mayores reservas mundiales en el subsuelo, si
no hay dinero para extraerlo, ni financiamiento para desarrollar los
campos?

0 comentarios: