Navegacion

viernes, 12 de abril de 2013

VENEZUELA: Cuatro días tenía la fuga de gas en Amuay

Jorge Leon 

Un informe encargado por el Cuerpo de Bomberos del municipio de Maracaibo, donde varios de sus miembros participaron en las actividades para sofocar el incendio en la refinería Amuay, el 25 de agosto del año pasado, reveló que la fuga de gas tenía 4 días, el daño perimetral de la explosión fue de 19 kilómetros cuadrados y en línea recta alcanzó hasta 2.5 kilómetros de distancia del sitio de la fuga.

El ingeniero Jorge León Hernández, especialista en seguridad laboral, prevención de accidentes y riesgos, líder del grupo de especialistas dijo que por mensajería de textos se supo de la explosión a las 8 de la noche.

Uno de los mensajes transmitido desde la empresa Puramin, indicaba que se percibía la presencia de gas metano. El mensaje agregaba "que nos estamos muriendo y estamos aspirando gas", lo cual demostraba la presencia de gas en el ambiente". Dijo que lo primero que advirtió fue impericia y desorden La presentación la hizo el ingeniero León, el pasado martes 8 de abril, en la reunión regular de la Asociación Venezolana de Ingenieros Petroleros.

La denuncia sobre la fuga de gas resultó conflictiva cuando una periodista de la televisión colombiana, fue cuestionada por el fallecido presidente Chávez, quién le replicó "de donde había sacado que se olía gas en el ambiente desde hacía días". La reportera le respondió que previamente había entrevistado a vecinos de las áreas circundantes que se lo habían manifestado.

Ese mismo día el gerente de la refinería de Amuay, hizo declaraciones de que el día del accidente, pasadas las 8 de la noche trascendió la información de la fuga del gas por varios días, y personal de la planta fue a verificarlo y confirmarlo, pero no se supo más de esas personas.

Las cifras oficiales revelaron 41 muertos, 9 desaparecidos, 291 heridos, 290 casas destruidas, oficialmente se reportaron de 350 a 400 casas destruidas, 9 tanques con daños severos, 8 esferas estaban intactas y todos los tanques fueron afectados por el incendio, y la separación en los tanques era la correcta.

Indicó como observación que los camiones de los bomberos para lanzar agua o espuma, deben estar acompañados únicamente por 2 o 3 bomberos.

Había más gente de la cuenta, en su mayoría curiosos, que no tenían nada que hacer. Hubo mala planificación para enfrentarse al incendio y el combate de la contingencia Señaló que en el incendio de la refinería de Tacoa se gastaron 120 tambores de espuma antiincendios y Amuay consumió 1.000 tambores y otros 500 que importaron de inmediato. Había imprudencia absoluta de lanzar y espuma simultánea.

MANEJO INADECUADO Las imprudencias eran tales que al día siguiente del incendio, el presidente entró en un área de peligro manejando un camión.

El reporte de operación diaria, del cual se hacen copias también en la división de mantenimiento, desapareció. Ese reporte es el ADN, para saber el día que se reportó la fuga. Los 9 tanques que se dañaron tenían 1 millón de barriles de hidrocarburos livianos y productos.

En la madrugada del incendio se presentaron 68 bomberos de municipios cercanos a la refinería y de municipios del Zulia, así como de Maracay y otras ciudades del centro del país, para apoyar a los 15 o 20 bomberos de Amuay. Los que vinieron no estaban preparados para estos eventos.

León, que es asesor de Lopcymat, dice que el artículo 131, castiga de 8 a 10 años de cárcel, por la muerte de un trabajador.

Insistió que se produjo un manejo inadecuado de la contingencia, acciones incompletas y desorden en las prácticas de control de la contingencia y falta de autoridad.

Una fuente cercana dijo que en Amuay se había construido un edificio identificado como el bunker, donde estaban los paneles de control de todas las unidades. Todo el personal de ese edificio lo evacuó, y no realizaron las paradas de las plantas de manera segura. El caso mas visible fue el abandono de la destiladora número 5, y explica el daño que recibió el horno.

Después regresaron, pero el daño estaba hecho.

0 comentarios: