Navegacion

martes, 2 de abril de 2013

Corpoelec huele mal

Jose Suarez Nuñez

Gobierno de China no acepta encargarse de la empresa estatal de electricidad. Gerencia asiática consideró que no se va a meter en el caos doméstio del negocio.
Gobierno de China no acepta encargarse de la empresa estatal de electricidad. Gerencia asiática consideró que no se va a meter en el caos doméstio del negocio si no van a tener derecho a decisiones.

Rechazan que los ingresos procedan del pago del servicio eléctrico cuyas tarifas deben ser revisadas
Los documentos que se cruzaron aunque no se trata de secretos de Estado, son papeles de circulación restringida. La primera señal de que empresas chinas iban a intervenir en una gama de negocios distintos a los muy publicitados de la “venta de petróleo a futuro”, fue la construcción de la planta eléctrica de El Palito, de 400 megavatios, que debió inaugurarse antes de las elecciones (septiembre 2012).

No obstante haber traído 300 artesanos de China, el incumplimiento del gobierno de Venezuela en los pagos, difirió la entrega de la planta eléctrica de El Palito y aún no ha sido concluida. El gobierno se sintió incapacitado enfrentarse a la crisis eléctrica porque hace falta mucho dinero y reemplazo de piezas y equipos y una jefatura centralizada y fuerte.

Aunque no son los primeros en tecnología, los chinos están construyendo la empresa hidroeléctrica mayor del mundo, de “Las Tres Gargantas”. El Gobierno Nacional se decidió a ofrecerle a empresas chinas, el traspaso de la administración del sistema eléctrico nacional, o una parte importante del mismo, que podría ser Generación o Transmisión.

Era una decisión de mucho riesgo político, dentro del concepto parcializado que tiene el gobierno venezolano sobre la “soberanía”. Pero la falta crónica de recursos económicos, forzó al gobierno que se lanzó a negociar con las empresas chinas y presentarle una oferta. Fuentes confiables dijeron que para los chinos, que llevan varios años en Venezuela manejando grandes proyectos, pensaron que “administrar el sistema eléctrico venezolano necesita mucha disciplina.

Los ingresos eléctricos proceden de los usuarios y adquirir una parcela importante de todo el sistema eléctrico no es confiable”. Al parecer le ofrecieron la administración de un área del negocio, no la totalidad del sistema eléctrico. Trascendió que gerencia china consideró que no se va a meter en el caos doméstico del negocio, si no va a tener derecho en las decisiones.

Aseguran que hay estudios hechos al efecto, pero los empresarios chinos no aceptaron, “la oferta venezolana”. En primer lugar será necesario subir las tarifas eléctricas. Ese aspecto la política populista lo rechaza de inmediato.

En la actualidad con los desórdenes originales ocasionados por la incompetencia de Alí Rodríguez Araque, de la fusión abrupta y politización, Corpoelec es una institución que ninguna organización se atreve a administrar, al menos bajo las estrategias políticas del gobierno. El sistema eléctrico nacional requiere de profesionales que planifiquen a largo plazo y cuiden la disciplina de las inversiones y de las tarifas.
Operaciones de Citgo en EEUU
Las operaciones de la empresa Citgo en Estados Unidos resultaron muy atractivas el año pasado, con una ganancia neta por operaciones de 779 millones de dólares superando las 533 millones de dólares que obtuvo en 2011. Citgo pagará a Pdvsa dividendos de 371.000 dólares correspondientes al 2012 y 180.000 dólares en marzo del 2013, según las cifras oficiales.

La refinería Lemont, en el área de Chicago fue la que obtuvo mayores dividendos, de todo el sistema Citgo y una de las principales razones es que se abastece de crudos canadienses, que situados en la planta son más económicos que los venezolanos. Hace años unos “patriotas nacionales” presionaban para que se vendiera la planta porque sólo procesaba crudos canadienses. Ahora es la que registra los mayores beneficios económicos. De todas formas la presión de los “patriotas” lograron que se vendieran las dos refinerías asfalteras, una estaba ubicada en Georgia y la otra en New Jersey y la sofisticada Lyondell, en Texas.

La semana pasada Lyondell notificó a Pdvsa que no compraría más crudo venezolano, al expirar un contrato que duró 13 años. Las plantas de Lake Charles y Corpus Christi han tenido un importante desarrollo en los mercados de aguas abajo, en las venta de gasolinas y combustibles diesel de mínimo contenido de azufre. El año pasado el sistema Citgo procesó 638.000 barriles diarios, de los cuales 237.000 los suministró Venezuela, que fueron a Lake Charles y Corpus Christi, y los restantes 401.000 barriles adquiridos en el mercado internacional.

0 comentarios: