Navegacion

martes, 9 de abril de 2013

Sin cambio de modelo seguirán los apagones

Mariela Leon

Estiman que recuperación del sistema eléctrico llevará 3 años

imageRotate
Diversos analistas consideran que el sistema es operado "con abuso de los equipos" GUSTAVO BANDRES/ARCHIVO

En los últimos días y ante la proximidad de las elecciones, el Gobierno ha cohesionado su vocería para denunciar sabotajes en las instalaciones eléctricas.

El Presidente encargado, Nicolás Maduro, reiteró ayer las acusaciones y pidió ayuda a los representantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para combatir esas prácticas. Dijo ante la parada militar que lo recibió en el aeropuerto José Antonio Sucre, en el estado Sucre, que tras las elecciones de este domingo, "seré el próximo presidente de la República y daré un vuelco completo al sistema eléctrico. Lo juro, lo voy a cumplir".

Especialistas en la materia rechazaron esos señalamientos, apoyados en el seguimiento que han realizado de las políticas oficiales durante la actual administración. Miguel Lara, José Aguilar, Leopoldo Baptista, Ciro Portillo, Efraín Carrera, Iñaki Rousse, Nelson Hernández, Luis José Díaz Zuloaga, Carlos Zuloaga y Jorge Pirela señalaron que "todos los días hay apagones, y esto es responsabilidad del Gobierno por su incapacidad gerencial".

Argumentaron que "siempre ha habido altas temperaturas, sequías, lluvias, tormentas" y otro tipo de adversidades, sin embargo, cuando ocurría algún evento, incluso de amplia magnitud, no se expandía al resto del sistema, como ocurre hoy.

En un encuentro con la prensa indicaron que "los apagones no cesarán y la crisis" del sector "continuará profundizándose hasta tanto ocurra un cambio del modelo de gestión del sistema eléctrico" nacional.

Lara recordó que en 1998, en el sector se privilegiaba la "planificación, ejecución, capacidad firme, reserva, mantenimiento, conocimiento, experticia y rendición de cuentas". Luego el Gobierno adelantó un proceso de "militarización, incumplimiento de planes, congelación de tarifas y desnacionalización de las empresas" que devino en la "improvisación, desorden, desprofesionalización, incumplimiento de proyectos y a operar con abuso de los equipos eléctricos".

En el curso de estos años, adicionó, las autoridades "indujeron a la crisis eléctrica" al idear y estructurar a la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), a centralizar la toma de decisiones y a acentuar la "desvenezolanización" al incorporar a cubanos e iraníes en las actividades de la industria.

Refieren que en Planta Centro (Carabobo) hay 600 cubanos que actúan más como vigilantes que como operadores.

En tierra

Aguilar, Carrera y Lara manifestaron que el Gobierno aplica en el interior del país, "planes de administración de apagones", más no de carga, secuela de un sinnúmero de obras sobrevenidas, déficit permanente de generación y, partidización del sector. "Vemos carros y camiones de Corpoelec con fotos del candidato Maduro".

De acuerdo al análisis, el sector ha recibido 38,5 mil millones de dólares entre 2008-12 para la generación eléctrica. "¿Qué han hecho con esos dineros?, preguntaron. "La gran infraestructura eléctrica del país (Guri, Macagua, Planta Centro, Tacoa) que es la que en definitiva suministra energía al país", apuntó Hernández, se construyó hace 40 años con una inversión de 48.000 millones de dólares (al cambio de 1998)".

Portillo sostuvo que el Gobierno paralizó el cierre de obras en Termozulia Ii y III por apuntalar los proyectos de El Vigía y turbinas solares."Tengo entendido que se espera la creación de unas Gerencias Regionales, que estarían por encima de los subcomisionados. Eso no va a funcionar porque los técnicos están dedicados a la actividad política".

Lara, Hernández y Carrera estimaron que la recuperación del equilibrio del sistema eléctrico llevará tres años.

1 comentarios:

Juan L Martinez dijo...

Tomando sus estimaciones, si en los últimos 5 años los Kw-hora dejados de suministrar han causado costos o pérdidas económicas al país por más de 100 millardos de dólares, hubiese sido mucho más económico restaurar todo el sistema eléctrico a tiempo, y ahorrarle al país esas pérdidas. Hoy por hoy esa pérdida ya ha ocurrido y se tendrán que invertir muchos más recursos para recuperar el sistema. Esto debe constituirse como un hecho delictivo.