Navegacion

martes, 19 de junio de 2012

Propuestas económicas de la oposición en Venezuela


CARACAS (Reuters) - El candidato opositor en Venezuela, Henrique Capriles, intentará sustituir en el poder al controversial presidente Hugo Chávez, una figura que en sus 13 años de gobierno socialista modificó la estructura de las finanzas, estableció controles en vasta áreas económicas y nacionalizó amplios sectores.

El joven abogado, por su parte, propone un modelo enfocado en lo social con alta participación del sector privado, inspirado en Brasil.

A continuación algunas de las medidas que aplicaría Capriles si llega a ganar en las elecciones presidenciales del 7 de octubre:

- Detendría las expropiaciones en proceso de empresas e iniciaría negociaciones que prioricen los sectores sensibles, como firmas productoras de materiales para la construcción y alimentos. Algunas de las nacionalizaciones podrían ser revertidas.
- Agilizaría los cuellos de botella en la asignación de divisas para importadores y empresarios privados, a través del aumento de la oferta mediante la legalización del mercado paralelo de divisas.
- En un mediano plazo, levantaría completamente el control de cambio vigente desde el 2003 y gradualmente erradicaría la regulación de precios para un nutrido grupo de alimentos y bienes y servicios de uso masivo.
- Reduciría el número de trámites y permisos requeridos para importar bienes y fundar empresas. En medio del control de cambio, los empresarios deben justificar mediante varias vías su necesidad de dólares.
- Dada la opacidad de las cuentas públicas, un nuevo gobierno convocaría a una gran auditoría del Tesoro y de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), para constatar el nivel de los depósitos y el margen financiero de maniobra.
- En el corto plazo, el nuevo mandatario no aplicaría un aumento en el precio de la gasolina a pesar de ser la más barata del mundo y representar un pesado subsidio para PDVSA. No obstante, en un mediano plazo se buscarían alternativas de transporte para disminuir los subsidios en los combustibles.
- Mantendría, aunque con algunas modificaciones, el funcionamiento de las "misiones" bandera del Gobierno de Chávez, que son programas de asistencia médica, educativa y de entrega de ayudas en efectivo para sectores pobres del país.
La oposición critica que las misiones no han logrado su efecto final de disminuir la pobreza entre la mayoría del país petrolero y que sólo han servido para levantar una estructura de dependencia con fines electorales.
- En cuanto a los compromisos por financiamiento con China y Rusia, el comando de Capriles dice que respondería por todos los tratados suscritos por la administración actual, así como por las masivas colocaciones de deuda.
-En el caso de los convenios de venta financiada de crudo a Sudamérica, las islas menores del Caribe y Cuba -cercana aliada de Venezuela-, la oposición dice que aunque no saldría de ellos inmediatamente, sí buscaría en el resto de los países de la región apoyo para subsidiar la factura petrolera de sus vecinos más pobres.
- La oposición espera aumentar anualmente la producción petrolera local en al menos 400.000 barriles diarios. Aunque se enfocarían en el bombeo de la Faja del Orinoco, donde están las mayores reservas del mundo, y tratarían también de invertir en pozos de vieja data en el occidente y oriente del país.
Las asociaciones en empresas mixtas con mayoría accionaria del Estado y socios transaccionales se mantendrían y no se prevén modificaciones a la Ley de Hidrocarburos vigente.
- Espera que un tránsito ordenado y con respeto a la seguridad jurídica se traduzca en un aumento de la confianza de los inversionistas extranjeros, tanto en el sector petrolero, como en otros sectores estratégicos, con interés de colocar capitales en el país.

0 comentarios: