Navegacion

jueves, 21 de junio de 2012

MAJUNCHISMO LENINISMO



                                                                                                                           Rafael Gallegos
Espejito, espejito ¿quién es la más bella? … preguntaba la bruja.  Y el adulante espejo le respondía: mi reina, tú eres la más bella. Entonces, el  híper hinchado ego de la bruja quedaba satisfecho. Claro, por ahora y sólo por ahora, porque un día el espejito observando muy envejecida a la bruja, cansado de jalarle tanto y sapiente de que sus poderes mágicos iban en decadencia, se atrevió a decirle: no mi reina, ya no eres la más bella. La más bella es ahora Blanca Nieves, ha crecido y te supera.
Majunche, majunche (de calidad inferior, deslucida, mediocre… según el DRAE) - comenzó a gritar desaforadamente la bruja. El espejito, casi que se rompía del miedo.
Le impresionaba como la bruja le decía a Blanca Nieves calificativos que si a ver vamos, la caracterizaban a ella misma. Acusaba a otros de lo que era ella. Algo así como robar una cartera y decir al ladrón al ladrón, para provocar confusión.  
Por sus frutos los conoceréis, había predicado Jesús, el hijo del Único que va antes del comandante, según la propaganda oficial. Y los frutos de esta revolución son, por decir lo menos, de calidad inferior, deslucida y mediocre. Majunches.
 Entonces, ¿Quiénes son los majunches? O sea, de calidad inferior… como PDVSA, que producía más de  tres millones de barriles con 40.000 trabajadores y va por dos millones en barrena, con 100.000 trabajadores… o las empresas de hierro y aluminio, que están al 40 %… o la  agricultura, con el 25 % de las tierras cultivables confiscadas…o las empresas, disminuidas desde 14.000 hasta  8.000… o la disparada violencia.
Puro majunchismo. Como la democracia participativa que desde Miraflores otorga los recursos a los consejos comunales panas… emulando a los soviets con los que Lenin pretendió gobernar, cual zar a todas las rusias, sin pasar por gobernaciones y alcaldías. Cualquier parecido…
Por ello y  por los atropellos contra la propiedad, como hizo Lenin en la Rusia comunista,  no dudamos en calificar este majunchismo, de leninista.    
                                                         EL SER Y LA NADA       
Ahora resulta que Capriles es… LA NADA. Claro,  EL SER es el  Bolívar éste, segundo en los cielos después de Dios.
Y a quien se le ocurre que  el Bolívar éste se rebaje  a debatir con la nada. Algo así como una pelea de Goliat contra David, pero sin esas trampas de hondas escondidas… a mano limpia.
Por eso el candidato  del socialismo procubano no acepta debatir con la nada. Tan solo con Betancourt, Caldera o Carlos Andrés Pérez, a los que si estuvieran vivos, tendría el placer de propinarles un KO.
Aclaro que comparto eso de buscar muertos para pelear. Y aprovecho para retar a Joe Louis y a Rocky Marciano a un combate a doce rounds…
Pero hay que aclarar de todas formas, que lo de debatir con la nada no es nuevo. El Presidente tiene catorce años en soliloquio. No conversa con opositores y  de su gente, Dios libre al que se atreva a contradecirlo. O sea… la única respuesta a sus comentarios, es la adulante risa.
La verdad es que difícilmente aguanta un debate. Resumir en dos minutos una idea. Responder sin ponerse bravo. Argumentar y contra argumentar. Está, como dicen en el imperio, out of trainning.
Quien habla solo, espera ver a Dios un día… decía Antonio Machado. Y si ya eres su segundo…  Zeus redivivo.
En los regímenes majunchistas leninistas, no se debate. ¿A  alguien se le ocurre a Fidel, líder totalitario del modelo cubano, debatiendo con algún opositor? Tendría que ir a Miami o a las cárceles cubanas, porque seguramente la bloguera o las  valientes damas de blanco, serían muy majunches para su gusto.
Además, ¿cómo se rebaja un líder de esa talla a conversar sobre temas tan banales como la inflación, la violencia, los apagones…?
La democracia, para que no lo olviden los jóvenes y lo recuerden los viejos, es debate, respeto, diferencias, alternabilidad.
Si Betancourt, el padre de la democracia, se hubiera querido eternizar, hubiera cambiado la Constitución, mediatizado al árbitro, ejercido el ventajismo… capaz que todavía sería Presidente.
El militar Larrazábal, otro padre de la democracia, dio el ejemplo de retirarse de la presidencia cuando fue candidato presidencial. Cero ventajismo. Perdió la elección, pero ganó un gran puesto en la historia.
CON O SIN DEBATE, CAPRILES GANARÁ LAS ELECCIONES.  Porque la nada, somos los tres millones de venezolanos que votamos en las primarias, y las toneladas de gente que se agolpa en todos los pueblos de Venezuela para expresarle su apoyo. Más nada.

0 comentarios: