Navegacion

lunes, 25 de junio de 2012

¿DEBATE?

Alberto Quiros Corradi

Ya lo hemos dicho, no hay posibilidad de un debate entre los dos candidatos con opción de triunfo en las elecciones presidenciales del 07-10 y no lo hay por varias razones:


1. Chávez no tendría respuesta a un emplazamiento que señalara los múltiples fracasos de su gestión. Por ejemplo, Sr. Presidente ¿Por qué habiendo usted anunciado el fin del razonamiento eléctrico se sigue interrumpiendo el servicio varias veces al día en numerosas ciudades del país? ¿Por qué no se han concluido obras como el metro de Valencia, el de Maracaibo y el tren Caracas-Guatire, todos con varios años de retraso? ¿Por qué PDVSA habiendo anunciado hace años planes para aumentar la producción, ésta continúa en descenso? ¿Cómo explica que PDVSA haya aumentado cinco veces su endeudamiento desde 1999, a pesar de un barril de petróleo a $100? ¿Por qué pese a más de 18 planes para reducir la violencia esta continúa en aumento? ¿Por qué a pesar de haber perdido el referendo para cambiar la Constitución usted a través de una ley habilitante ha promulgado múltiples leyes rechazadas en dicho referendo? ¿Por qué si la Constitución es clara en prohibirle a la Fuerza Armada actuar en beneficio de persona o institución alguna, usted insiste en hacer todo lo contrario? ¿Por qué si todas las encuestas señalan que el pueblo de Venezuela rechaza el comunismo-socialismo del siglo XXI, usted se empeña en imponerlo? ¿Por qué gasta usted miles de millones de dólares en armamento y no utiliza este dinero en mejorar los sistemas de salud, educación y en construir viviendas? ¿Por qué usted se empeña en apoyar a gobiernos forajidos y violadores de los derechos humanos? Por último, ¿por qué ha intentado destruir al sector privado del país, aumentando el desempleo y reduciendo la producción agrícola hasta convertirnos en un importador de bienes y servicios que producíamos antes en el país?

2. Chávez no sabe debatir. Para un intercambio público se requiere tener respuestas, respeto al contendor y ajustarse al tiempo asignado. ¿Se imagina alguien a Chávez hablando un minuto como lo hicieron los precandidatos durante los debates de las primarias? Imposible.

3. Para prepararse para un debate se requiere de un equipo. Chávez no lo tiene. Compárese a su gente con los recursos humanos de la MUD. El destino de los autócratas es la soledad. Sobre todo cuando su poder se debilita. Como son autosuficientes no han construido una cultura del intercambio de ideas. Es el precio que se paga por el abuso de poder. El que todo lo sabe y todo lo controla no puede esperar recibir apoyo de donde no lo hay.

4. Chávez no quiere debatir. Simplemente su carácter de sabelotodo y la ceguera que produce 14 años de plenos poderes y de gobernar a capricho no le permiten visualizar a que alguien lo cuestione públicamente, lo emplace a producir explicaciones y se eleve a su nivel. Dueño no puede haber sino uno. Los autócratas no tienen socios ni mucho menos iguales.

No habrá pues debate. Pero eso no quiere decir que nuestro candidato, dentro de su exitoso estilo, no lo emplace para que responda a las interrogantes señaladas que reflejan su fracaso. Poco a poco Capriles describirá al país que los ciudadanos desean y se merecen y, por contraste, surgirá el país que Chávez ha destruido, donde hay una calidad de vida insoportable. Ese que está a la vista de todos, en las ofertas incumplidas, en las muertes violentas, en el dolor del desempleo y en el insulto a la inteligencia que representa el cinismo de sus nuevas ofertas que ya son viejas

¿Debate? ¿Para qué?

0 comentarios: