Navegacion

lunes, 4 de julio de 2011

Alrededor de $38,9 mil millones costó crisis eléctrica de 2010

" Los factores que ocasionan la crisis no han cambiado y se agudizan en el tiempo"
Para Aguilar "Venezuela está en una carrera contra el tiempo para evitar un colapso" 
 
 
MARIELA LEÓN , JOSÉ AGUILAR , CONSULTOR ELÉCTRICO INTERNACIONAL |  EL UNIVERSAL (04-07-11)
 
En su particular trabajo se ha movilizado por varias latitudes del planeta, auscultando la salud de máquinas eléctricas, sin embargo a José Aguilar le queda tiempo para saber, casi en tiempo real, lo que le sucede al sistema eléctrico nacional, sus dolencias y recuperaciones.

Este ingeniero venezolano emprendió hace veintinueve años un vuelo que lo ha llevado por 44 países como consultor internacional de sistemas eléctricos. La crisis lo interconectó nuevamente con el país y desde afuera, cada día, toma el pulso de unidades y plantas generadoras locales.

Hoy se acompaña de un grupo de seguidores, entrelazados por la red social de Twitter, con quienes intercambia información sobre fallas y apagones en distintos recodos del país.

-¿Estamos frente a una nueva contingencia eléctrica o es el rezago de 2010.¿Podría precisar su magnitud?

-Ni una cosa, ni la otra. Es la misma crisis, sólo que desde agosto 2007 viene agudizándose, porque la generación disponible pasó a ser insuficiente frente al moderado crecimiento interanual de 3.5 % de la demanda eléctrica, pese al incremento de más de 2.575 megavatios (Mw) en capacidad instalada. Todo esto debido principalmente a la incapacidad de los gerentes del sector eléctrico para restablecer el equilibrio necesario. Se suma a la crisis, la falta de combustibles para la generación térmica complementaria, a menos que se recurra a la importación de los mismos a precio del mercado libre internacional, pese a que Venezuela es un país petrolero.

La magnitud del desastre hay que estimarlo, no solo en dinero, sino en la baja de la calidad de vida para los venezolanos, y además, en el tiempo que se ha perdido y el que se perderá para restablecerlo, impactando adversamente la economía. En 2010, la crisis eléctrica costó, 23. 965 millones de dólares. Esta cifra es mayor que el costo del paro petrolero de 2002, con el agravante de que es una crisis mutante que se mantiene. En dicho paro, la electricidad no falló.

-¿De dónde sale ese costo?

-Los 23.965 millones de dólares es sólo el costo de la disminución de 8.124 gigavatios hora (GWh). Existe además, otro costo que se tabula en dos componentes: el primero, de 14.747 millones de dólares por el derroche de los embalses en el Bajo Caroní y los Andes, por no terminar La Vueltosa, y por las modernizaciones de las unidades 5 y 6 de Macagua y de la 12 de Guri. Y por el desperdicio de 7.300 GWh, lo que equivale a 14.6 millones de barriles equivalentes de petróleo (BEP).

El segundo, un 8% más de combustible consumido al necesario, por no mantener bien las unidades térmicas en este caso estamos hablando del 8% de 24 millones de barriles, o sea 1.92 millones de barriles, es decir otros 193 millones de dólares. Totalizando los componentes, tenemos 23.965 millones de dólares, más 14.747 millones de dólares, más 193 millones de dólares, da 38.905 millones de dólares. Si el Producto Interno Bruto (PIB) de Venezuela en 2010, fue de 344,2 mil millones de dólares, el impacto de la crisis eléctrica fue el equivalente a 11,3% del producto.

-¿Qué significa el regreso de las medidas de 2009 y 2010 de ahorro y racionamiento?

-Significa primero que los factores que ocasionan la crisis no han cambiado y se agudizan en el tiempo, debido al erróneo tratamiento de la misma. Debo diferir con el uso de la palabra "ahorro". Se ahorra lo que se tiene, se raciona la que escasea. Significa también, la capacidad que tiene este gobierno de correr la arruga y endosar a otros su responsabilidad.

-Señala a través de Twitter que el ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, miente. ¿A qué se refiere?

-Me refiero a que la autoridad eléctrica no les dice la verdad a los venezolanos sobre el real estado de salud del sistema, que se puede resumir de la siguiente manera: hay un déficit de generación, ya que no se tienen 17.922 Mw disponibles (operativos) para hacer frente a la demanda. Que la demanda no ha crecido excesivamente y por lo tanto no hay el derroche que se endosa a los usuarios.

Deplorable hablar de derroche de los sufridos usuarios, cuando en 2010, la mala gestión de la Autoridad Eléctrica resultó en el despilfarro de más de 7 millones de Mw/h al Río Orinoco por el mal manejo de los embalses y no construir o mantener adecuadamente nuestras centrales hidroeléctricas.

Antes del 26 de septiembre de 2010, se insistió en que la sequía del 2010 fue la peor de nuestra historia. Las estadísticas señalan que 2001 fue el año más seco de los últimos 61 años y 2010 uno de los más lluviosos. El ministro no instaló los 5 mil Mw que prometió en 2010, y por consiguiente el país no superó su problema de generación, ni la crisis eléctrica.

-¿Según sus cálculos cuánto se está racionando al día y en cuántos Estados?

-Excluyendo el racionamiento continuado de las empresas básicas en Guayana de 1000 Mw, el monto promedio está cerca de 1.200 Mw en dos bloques diarios en días laborables, dicha restricción ha llegado a afectar hasta 22 de las 24 entidades federales. Luego del anuncio de las resoluciones, entre las cuales se advierte la aplicación de premios y castigos, la demanda ha sido estrangulada en 900 Mw adicionales, pero se mantienen 19 entidades reportando insuficiencias eléctricas a diario. Un registro diario de esto puede verificarse en www.sinluz.tk

-¿Cree -como afirma el Gobierno- que a fines de este año se logrará el equilibrio del sistema?

-Como técnico, por el aludido apagón informativo y falta de transparencia de las autoridades, creo que existen posibilidades matemáticas, de que pudiese ser así, ya que por inercia miles de megavatios con años de rezagos y otros esfuerzos improvisados más recientes, pudiesen sumar capacidad por el afán electoral del 2012.

No obstante es, oportuno señalar que en contra de la disfuncional gestión de Corpoelec tenemos 2300 Mw indisponibles por año como resultado de averías significativas, mala gestión gerencial, insuficiencia de combustibles, selección no adecuada de la nueva generación a ser instalada. Venezuela está en una carrera contra el tiempo para evitar un colapso.

0 comentarios: