Navegacion

martes, 19 de julio de 2011

Sucesión y convivencia

                                                                                                          Eddie A. Ramírez S.     
        
“Se rodeó de mediocres segundones y a su muerte sus partidarios vieron súbitamente derribado el pilar fundamental de su ideología..”. ( La muerte de Stalin y la lucha por la sucesión,  de Joan Estruch) .  Guardando las distancias y apostando por su  muerte política, y no por la física, ésta es la misma herencia que deja el teniente coronel a sus seguidores. Por suerte, en Rusia terminó imponiéndose Kruschev sobre el sanguinario Beria y gradualmente ese país  se fue democratizando. Aquí, los factores de la oposición tienen que diseñar una estrategia que favorezca se imponga el ala moderada del PSUV, con la cual se podrá convivir. Esta es una labor de todos.
¿Qué podemos hacer los ciudadanos de a pie para que esta estrategia tenga éxito y los venezolanos recobremos la armonía?   Básicamente entendiendo, como dice Julián Marías, que “los hombres están destinados a convivir en la sociedad a la que pertenecen”.  El conocido filósofo  afirma que  a veces hay grupos   discordantes que se niegan a convivir con la totalidad y que el resto de la sociedad puede caer en la trampa de adoptar también una actitud de discordia y beligerancia o en el error  de aceptar esa fracción convirtiéndose en cómplices. Se puede convivir con los muy distintos, incluso adversarios, pero no colaborar con ellos y dar por bueno lo que es pésimo, sentencia el escritor español.  
Lo anterior implica que en Venezuela los demócratas  tenemos que hacer un esfuerzo por convivir con quienes simpatizan con el régimen, pero no ser cómplices de los que han violado los derechos humanos. Es decir, no se puede convivir con el teniente coronel, ni con quienes son sus  instrumentos de represión, pero sí podemos y debemos convivir con simpatizantes del chavismo, sean o no famosos. Casi todos coincidimos en que la convivencia es fácil con los chavistas de a pie, ya que  la mayoría tenemos familiares afectos a esa aberración. Lo que  cuesta aceptar a unos pocos  es convivir con personajes famosos del deporte, de la cultura o del espectáculo, aunque solo hayan expresado una simple referencia favorable al oficialismo. Pareciera que por su fama están obligados a rechazar al régimen. Esta discriminación, aunque explicable, no ayuda a la reconciliación, ni a que el chavismo se debilite.
Hay otros grupos  que se niegan a convivir con la Mesa de Unidad Democrática, calificando a sus integrantes de “colaboracionistas”. Al respecto es lamentable que se empeñen en cerrar la única opción viable en el momento actual. Lo procedente sería que defiendan sus puntos de vista  sin descalificar a quienes señalan la ruta electoral. Estamos próximos a que el teniente coronel tenga que entregar el poder  y por ello debemos lograr la convivencia dentro de la alternativa democrática y entre ésta y los chavistas conscientes de que  a  su jefe y a su revolución se les acabó el tiempo, pero que pueden ser la próxima oposición.  
Como en botica: El lenguatón está asustado y ya no quiere ir al infierno. Decidió recibir la hostia y que nosotros comulguemos con ruedas de molino. Nuestra solidaridad con Oswaldo Álvarez Paz ante esa aberrante sentencia. Bravo por  Voluntad Popular, dio un buen ejemplo.  Exigimos medidas sustitutivas de libertad para  Forero y Peña Esclusa. Gente del Petróleo lamenta el fallecimiento de nuestra  compañera  zuliana Catherina Fattorello, ejemplo de pundonor y quien defendió con valentía  principios y valores.  ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

0 comentarios: