Navegacion

sábado, 21 de agosto de 2010

Preguntas para Ramírez y Villanueva (PDVSA)


por Horacio Medina

Esta semana, tal como lo hemos venido haciendo, queremos abordar un par de aspectos que nos obligan a poner en alerta y en evidencia, a todos los relacionados con los fondos de jubilación, la caja de ahorros y las previsiones contables para el pago de las prestaciones sociales.

¿Se volaron los Fondos de los trabajadores?

Desde el interior de la empresa, nos informan que los activos y recursos del Fondo de Jubilación sencillamente han desaparecido. Particularmente aquellos recursos contabilizados como divisas fueron utilizados para contribuir a paliar la emergencia ante la ausencia de divisas que “PDVSA” debería haber estado aportado.

Obviamente que Jesús Villanueva, como Auditor General tiene entre sus manos informes de auditoría que bien, desvirtuarían esta versión o comprobarían los manejos dolosos de los encargados de administrar el Fondo constituido con dinero de los trabajadores jubilados.

Lamentablemente, Villanueva, traicionando su compromiso profesional y ético como Auditor, se ha dedicado a ocultar las realidades e irregularidades en función de sus intereses personales.

Con relación al Instituto Fondo de Ahorro (PDVSA IFA), la información que recibimos es la misma, los funcionarios de la empresa, bajo el mando de Rafael Ramírez han saqueado el Fondo de Ahorros sin que haya mediado control interno alguno, sin que haya procedido la Contraloría Interna. De ser así, es obvio que tampoco el señor Villanueva se ha ocupado de pedir cuentas y exigir explicaciones.

Estaremos atentos y prestos a confirmar o desmentir la veracidad de estas informaciones, entre tanto emplazamos al Auditor Villanueva a cumplir con su función y presentar un informe detallado del manejo de los recursos de estos Fondos.

¿Dónde está la previsión contable de las prestaciones no pagadas?

De seguro que a muchos esta pregunta los sorprenderá. Algunos se sorprenderán porque la desesperanza aprendida y la resignación ante lo robado, le hace obvia la respuesta: “no importa, nunca pagaran”. Otros, mostrarán sorpresa pensando en nuestra ingenuidad, porque imbuidos en su prepotencia y su idiotez funcional creen que el poder será eterno y nunca serán obligados a pagar. Se perciben omnipotentes sin percibir como se derrumba su poder, por la ineficiencia y la inviabilidad de un proyecto contrapuesto a la esencia del ser humano.

Sin embargo, quienes estamos persuadidos de nuestra fuerza, convencidos que el Valor de la Razón terminará por imponerse, queremos tener una respuesta a esta interrogante, máxime cuando continuamos sin decisión judicial definitiva. El monto de la previsión rebasa con holgura los 30 mil millones de dólares. Una cantidad que haría tambalear a cualquier empresa. No estamos locos ni desvariando, estamos conscientes de lo que escribimos y lo que avizoramos y absolutamente convencidos de poder demostrar el exabrupto jurídico, social y empresarial cometido primordialmente por Hugo Chávez Frías, Alí Rodríguez Araque, Rafael Ramírez y María Cristina Iglesias, en contra de 23 mil trabajadores de PDVSA, “la vieja”, despedidos injusta e ilegalmente.

El PARO CÍVICO NACIONAL, se inició el 02 de diciembre. Al día siguiente y, luego de múltiples agresiones e irregularidades, en horas de la noche, el Presidente de PDVSA, Alí Rodríguez Araque convoca, a través de la señal de Venezolana de Televisión a organizaciones paramilitares, a hacerse presente en las instalaciones de la empresa para garantizar su protección.
Como consecuencia, contingentes civiles de hombres armados tomaron los edificios de PDVSA La Campiña, La Salina en la Costa Oriental del Lago y paulatinamente, todas las instalaciones operacionales. Resulta indudable e irrefutable que a partir de ese momento, el acceso a PDVSA quedó bajo el control de Alí Rodríguez Araque y sus grupos anárquicos armados y ajenos a la institución. Además, estos grupos civiles armados impedían el acceso a los trabajadores y mantenían hombres armados dentro de las áreas operacionales.

El día miércoles 04 de diciembre le pedí en comunicación directa con Alí Rodríguez Araque, una reunión de emergencia. Nuestro objetivo era rechazar la presencia del personal civil armado dentro de las instalaciones que impedían la operación del Plan de Contingencia Institucional; reclamar la actitud de violencia de estos grupos civiles armados en los portones e instalaciones de la empresa, impidiendo el acceso del personal a sus puestos de trabajo. Manifestarle nuestra preocupación por que su Plan de Contingencia Paralelo podría ocasionar accidentes y daños irreversibles con posibles riesgos de pérdidas de vida.

Finalmente, puntualizarle que todas estas irregularidades resultaban un impedimento para una posible normalización de las actividades ante el cese del Paro Cívico Nacional. Lamentablemente este “señor” nunca tuvo la intención de resolver la crisis, por lo contrario, su interés era profundizarla para provocar una paralización total de la Industria.
Todo esto lo podemos demostrar inequívocamente, encontraremos la justica que tanto hemos buscado y veremos como la pregunta que luce ingenua e irrelevante, al día de hoy, se tornará en un drama de incalculables proporciones y de altísimo impacto. ¿Qué piensa el Auditor General Jesús Villanueva? ¿Qué piensan sus colaboradores? ¿Qué piensa la Consultoría Jurídica?

(Columna semanal dentro de Entorno Energético)
Un nuevo Proyecto Nacional Energético: Sector Hidrocarburos.
A partir de esta semana estaremos difundiendo algunas ideas sobre nuestra visión de una nueva Industria de los Hidrocarburos en Venezuela, intrínsecamente vinculada y conceptualizada con un Proyecto Nacional Energético.

De acuerdo a nuestro criterio, una propuesta referida al sector hidrocarburos con el petróleo como protagonista, debe tener una profunda reflexión sociológica, previo análisis histórico de nuestra evolución social. De hecho, cualquier propuesta de cambio o de una nueva conceptualización debe iniciarse en la aceptación que la naturaleza del asunto es profundamente social y existe una intima relación que tiene el sentido de exclusión como pecado original. Venezuela nace y evoluciona como una sociedad de castas: Republica vs. Monarquía; Oligarquía vs. Pueblo; Democracia vs. Dictadura y ahora, de regreso al pasado cuando se plantea el problema entre Ricos vs. Pobres /Comunismo vs. Capitalismo.

Partiendo de esta premisa, hemos desarrollado un borrador de ideas y propuestas para el debate sobre nuestra concepción para una Industria de los Hidrocarburos en la nueva Venezuela que nos permita evolucionar desde una estatización extrema hasta una nacionalización amplia; desde una gerencia ineficiente y negligente hacia una Industria con prestigio y liderazgo mundial; desde una gestión sin controles ni penalizaciones hasta una Industria que rinda cuentas.

VISIÓN: Una Industria de los Hidrocarburos NACIONALIZADA, por lo tanto:
a) Propiedad de los venezolanos.
b) Muy diferente a la Industria actual que esta Hiper-Estatizada.

MISIÓN: Impulsar y organizar un movimiento nacional para:

a) Reclamar el Derecho de la generación actual y generaciones futuras a tener una participación directa en la Industria de los Hidrocarburos, mediante la creación de esquemas de: Ahorro, Inversión, Distribución de Regalías y Dividendos

b) Establecer los lineamientos generales y determinantes para que La Industria de los Hidrocarburos se transforme en una industria eficiente y líder a nivel mundial:

• Participación del Propietario (ciudadanos venezolanos) en la conformación de su Junta Directiva, aprobando presupuestos y planes.
• Autonomía operacional del Comité Ejecutivo en el manejo de la Industria.
• Establecer definitivamente los principios de carrera.

OBJETIVOS DE LA PROPUESTA:

• Crear los fundamentos institucionales y económicos de un sistema de seguridad social para todos los venezolanos: jubilación, vivienda, salud y educación.

• Establecer las condiciones que permitan el ahorro e inversión de la renta petrolera (“Sembrar el petróleo”) de forma tal que se aseguren sus beneficios a generaciones futuras y un crecimiento sostenido de la economía venezolana.

• Transformar al Estado en dependiente económico de las contribuciones impositivas de los venezolanos, muy diferente al actual: repartidor selectivo y politizado de la renta petrolera.

• Separación clara y definida de roles: Definición de políticas: Ministerio de Energía; Regulación y Normas: Ente Nacional de Hidrocarburos; Dirección y Ejecución de Operaciones: Empresa del Estado y Privadas Nacionales e Internacionales.

• Crear un interés genuino de todos los venezolanos por su industria petrolera y así:

a) Lograr una mejor evaluación de sus resultados financieros y operacionales.
b) Comprensión sobre sus planes a mediano/largo plazo
c) Garantizar la estabilidad de la Industria
d) Ampliar la participación económica del ciudadano en el sector hidrocarburos abriendo espacios a la inversión privada en todas sus formas.

0 comentarios: