Navegacion

miércoles, 18 de agosto de 2010

El alimento de la economía

Eddie Ramirez

En Venezuela hay dos alimentos importantes, el que requerimos para satisfacer nuestras necesidades vitales como individuos y el petróleo que alimenta nuestra economía. El alimento que algunos corruptos y muchos ineptos dejaron perder es un tema muy sensible en un país en donde todavía hay niños y adultos que pasan hambre o están malnutridos. El otro alimento, el petróleo, no huele a podrido y es más difícil que el ciudadano común se percate de su deterioro, pero por ineptitud del tren gerencial y por sectarismo político está dejando de nutrir a nuestra economía, lo cual ocasionará una catástrofe.

Tenemos petróleo para más de un siglo, pero el problema es que dentro de tres o cuatro décadas este producto no tendrá la misma importancia actual y, por lo tanto, su precio terminará por deprimirse. Es ahora, como dice el lema de la campaña de María Corina Machado, que tenemos que manejar eficientemente nuestra industria petrolera e invertir los ingresos que genera en actividades en las que tengamos ventajas competitivas.

Para lograr lo anterior se requiere, en orden de prioridad: 1- Salir del régimen castro- comunista que nos gobierna. 2- Reorganizar la industria petrolera y 3- Disminuir el papel preponderante de un Estado que es actualmente “dueño de vidas y haciendas”. El primer punto no es tan cuesta arriba como piensan algunos; el 26S es un paso fundamental que podemos dar exitosamente si cumplimos con los compromisos de votar, de tener testigos adiestrados en todas las Mesas y de exigir en la calle el triunfo si el régimen intenta negarlo. Todo indica que matemáticamente podemos lograr la mayoría de los diputados en la Asamblea Nacional, pero este triunfo está supeditado a que partidos políticos y sociedad civil cumplamos con los compromisos citados. Reorganizar la industria petrolera es sencillo si hay un acuerdo político y al respecto existen varias propuestas que deben discutirse. Un aspecto importante es el manejo justo del personal, tomando en cuenta que la mayoría de los trabajadores que están en PDVSA no son responsables del desbarajuste ocasionado por los actuales directivos y que se requiere la experticia de muchos de quienes fueron despedidos ilegalmente. En cualquier caso hay que respetarles a todos sus derechos laborales.

El tercer punto es el más importante, pero también el más complejo. La dirigencia política, incluyendo el chavismo sin Chávez y factores representativos de la sociedad, civil deben ponerse de acuerdo sobre el papel del Estado, que no es otro que ocuparse de la educación, de la salud, infraestructura, seguridad y la promoción de la participación del sector privado. Conceptos tercermundistas de soberanía y de áreas estratégicas tienen que ser reevaluados a la luz del Siglo XXI y del ejemplo de países exitosos. De no acometer esta última tarea no podremos lograr el desarrollo sustentable deseado, aunque salgamos del régimen y enderecemos a la industria petrolera.

Como en botica: Rechazamos las imputaciones por razones políticas al general Antonio Rivero y le expresamos nuestra solidaridad, aunque le sugerimos retire su candidatura en aras de la unidad. La confiscación de 700 hectáreas a la Estación Experimental de San Nicolás de la UCV, además de un nuevo atropello es una estupidez. Por fin el PPT se dio cuenta que la Fuerza Armada y PDVSA las utiliza el oficialismo como elementos de ventajismo electoral. La risa de hiena de Andrés Izarra por CNN comprueba que al régimen le produce risa los miles de asesinatos que ocurren impunemente en Venezuela. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

0 comentarios: