Navegacion

martes, 31 de julio de 2012

Negociaciones petroleras

             

       Eddie A. Ramírez S.

Los  suministros de petróleo suscritos por Pdvsa dentro del marco de cooperación  son lesivos para la empresa y, en consecuencia, para Venezuela. En el Informe 2011de Pdvsa, esta empresa reporta cifras diferentes en su cuadro de la página 131, de las consignadas en las narraciones de las páginas 171 a 176 y también del cuadro de la página 177. Para Petrocaribe menciona una cifra de crudo y productos de 77.000 barriles por día (b/d) y otra de 96.200b/d, dentro de una cuota de 169.300 b/d. Para los  países del Acuerdo de Cooperación Energética de Caracas  proporciona una cifra de 10.000b/d  y otra de 55.000 b/d, dentro de una cuota de 80.300 b/d; para el Convenio Integral de Cooperación se exportaron 104.000 b/d (102.000 b/d corresponden a Cuba, el resto a la Argentina),  dentro de una cuota de 133.500 b/d. En total durante el 2011 se suministraron 245.200 b/d de petróleo y productos, según Pdvsa, o 191.000 b/d, según la misma Pdvsa,  dentro de una cuota de 373.100 b/d. A gusto del lector las  cifras  correctas.

El financiamiento de hasta un 50% de esos suministros varía  entre  15 a 23 años, con dos años muertos y entre el 1 y 2 % de interés.  A ello hay que agregar  que parte de los pagos los recibimos mediante trueque por diferentes rubros, tales como café, azúcar, caraotas, vaquillas, aceite, carne, arroz, pastas alimenticias y hasta pantalones, así como entrenadores deportivos y médicos comunitarios. Además, hay sospechas de que algunos países revenden el petróleo. Los convenios mencionados son por un año,  renovables de común acuerdo.

¿Qué debería hacer el próximo gobierno presidido por Henrique Capriles? No faltará quien piense  que ante el déficit de flujo de caja de Pdvsa  y la conveniencia de impulsar la producción nacional es necesario no renovar  esos convenios y exigir pagos de contado y en dólares. ¿Es eso conveniente?  Al respecto consideramos que lo sensato es sentarse a negociar y llegar a acuerdos ganar-ganar, en los que nadie salga perjudicado.  Por la injerencia que los Castro tienen en nuestras  instituciones, el caso de Cuba es  el más polémico, pero por razones políticas desde ya  deberían iniciarse conversaciones partiendo de la base de garantizarle el suministro y que es posible acordar nuevos términos.

El caso de China es especial porque estamos recibiendo préstamos con el compromiso de suministro de petróleo a futuro. Ese  país es un buen socio, ya que tiene tecnología, ofrece un gran mercado y enormes recursos financieros, por lo que lo procedente es aclarar las condiciones de los acuerdos y revisar lo que sea necesario. Desde luego, no podemos olvidar que los Estados Unidos son nuestros mejores socios y el mercado más cercano, por lo  que no debemos seguir con la equivocada política de disminuir las exportaciones con destino a ese gran país. ¿Negociar? Sí,  con miras al futuro. Eso debe ser  parte del camino.

Como en botica: Falleció el distinguido venezolano Guillermo Rodríguez Eraso, quien fue vicepresidente de la Creole y presidente de Lagoven. El candidato del odio, la mentira  y el fracaso sigue palo abajo.

0 comentarios: