Navegacion

jueves, 5 de julio de 2012

La silla eléctrica


 José Aguilar

Los anuncios para captar votos por la silla de Miraflores están a millón. Mientras muchos siguen sin luz, a 93 días de las elecciones

Mientras muchos siguen sin luz, a 93 días de las elecciones, los anuncios para captar votos por la silla de Miraflores están a millón, pero tanto el presidente Chávez, como el candidato de la democracia H Capriles y el pueblo deben cuidarse que el "coroto" mencionado no sea una silla eléctrica que trunque el futuro de Venezuela.

Por un lado, el Gobierno todopoderoso lleva 600 días ocultando la verdad del sector eléctrico. Luego de 41 mil millones de dólares y 32 meses vertidos no ha logrado resolver la crisis, prepara un "batacazo eléctrico" mediático y técnicamente fugaz, para crear la sensación de "crisis superada", justo en el momento de las elecciones. El batacazo se ampara en unidades de respuesta rápida en Nueva Esparta, Gran Caracas y Zulia.

De ganar Capriles Radonski se pudieran ver comprometidos sus buenos deseos para el país, por una amenaza ya sabida desde el año pasado, y que era secreto de Estado hasta hace poco y es que "El Niño" vuelve. La generación térmica no es suficiente ni de calidad, y ni los combustibles ni la transmisión estarán listas. Dicho todo lo anterior no le queda de otra al Gobierno, que recurrir al Guri una vez más, pero somos dos millones de habitantes más que en el 2009.

El pueblo va a la silla eléctrica si se deja embaucar por los "anuncios", que en criollo más o menos dicen: "que la luz volverá, pero será en tres años, cuando tengamos más gas y la injustificada nueva línea de mil 200 Km Tocoma Uribante esté lista. Cualquier apariencia de normalidad será efímera y es para hacerse con el coroto...

Solo ejerciendo su eterna vigilancia sobre sus servidores públicos actuales y aspirantes nos puede salvar de esta. Alerta con los engañadores de oficio, es hora de remover a los incapaces y colocar a los profesionales honestos al frente. Ya sabemos el daño hecho por paracaidistas.
En 93 días usted decide. ¡Manos a la obra que sí se puede!

0 comentarios: