Navegacion

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Distribución eléctrica opera con sobrecarga de 10 a 30%


Los equipos están agotados y no hay laboratorios para revisarlos

Cuadrillas de la EDC actúan para solventar fallas (V. Correale/Archivo)

MARIELA LEÓN | EL UNIVERSAL

miércoles 8 de septiembre de 2010

Diariamente se cuantifican y acumulan fallas eléctricas en el territorio nacional. Las más recientes están caracterizadas por explosiones e incendios en las redes de distribución, subestaciones y transformadores.

Son muchas las razones que conducen a estas reiteradas interrupciones del servicio eléctrico y que delatan su fragilidad. José Manuel Aller, profesor de la Universidad Simón Bolívar, considera que el "sistema en su mayoría está sobrecargado entre 10 y 30%".

Señala el especialista que las subestaciones deben operar o facilitar el transporte de energía, de acuerdo con los estándares internacionales, hasta un máximo de 80% y sin embargo la mayoría está trabajando a 110% e incluso a 130% en el oriente del país, específicamente en Anzoátegui y Sucre, lo que significa que se está "sobrepasando los límites establecidos".

El investigador indica, en el caso de la Gran Caracas, que la transnacional AES Corp al adquirir la Electricidad de Caracas (EDC) vendió varios activos de la empresa para recuperar su inversión. "Los anteriores dueños de la eléctrica (Zuloaga) poseían terrenos sobre los cuales se construirían nuevas redes de distribución para cubrir las necesidades de la creciente demanda. Terrenos que fueron vendidos y que la EDC, ahora propiedad del Estado, deberá buscar una salida para acondicionar esa actividad y prestar un buen servicio".

Insiste en que "en Caracas no hay espacio para nuevas estaciones y las pocas que tenemos ya comienzan a estar saturadas. En el interior no hay los problemas de espacio pero no se hicieron las inversiones y por lo tanto están muy sobrecargadas. Las subestaciones tienen que estar bajo sus valores nominales para considerar los casos de contingencia".

Advierte además de la obsolescencia de los equipos y la falta de mantenimiento. "Hay pequeños transformadores colapsando" desde hace años y no se han atendido. "No hay talleres ni laboratorios con los cuales contar para calibrar los interruptores, las tensiones, los transformadores. Saber en qué condiciones se encuentran los aceites, por ejemplo".

Nelson Hernández, analista en materia energética, dice que "las máquinas están agotadas"por el paso de los años y las condiciones de sobreexigencia. Coincide en señalar la ausencia de mantenimiento y reposición de equipos.

Aller y Hernández aseguran que el ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, dijo al momento del incendio de la subestación Barbacoa (Anzoátegui) que había que adquirir de 4.000 a 5.000 transformadores, porque los que hay explotan.

Investigación
A los señalamientos hechos por Alí Rodríguez y por el vicepresidente de la República, Elías Jaua, se suman los del gobernador de Anzoátegui, Tarek William Saab, quien solicitó la participación del Cicpc, fuerzas de inteligencia, policiales y militares para detener a quienes participaron en los sabotajes eléctricos a las subestaciones de Barcelona, Puerto La Cruz y San Mateo, para ser enjuiciados penalmente.

Dijo el gobernador que del 23 de agosto al 5 de septiembre, es decir, en 15 días, han ocurrido seis interrupciones de luz prolongadas. Estos casos -reseña El Tiempo- están siendo investigados, "pues revelan la participación delictiva de personas que se han encargado de sabotear el sistema eléctrico en la entidad".

0 comentarios: