Navegacion

martes, 18 de septiembre de 2012

Amuay: Lo evidente


         Eddie A. Ramírez S.

La “justicia revolucionaria” no podrá ocultar las causas de los accidentes en Pdvsa, ni  algunos directivos  podrán eludir  su responsabilidad en la tragedia de Amuay y en otros casos. Son muchas las evidencias  de que en la empresa no se respetan las normas de seguridad.

El año pasado, Wills Rangel, presidente de la Federación de Trabajadores Petroleros (FUTPV),director de Pdvsa  e identificado  con el oficialismo, declaró:  “Las paradas de planta se han pospuesto por falta de repuestos, de previsión y de planificación. Pdvsa distrajo parte de su personal en lo social y eso retrasó sus operaciones”. Recientemente, con respecto a Amuay, aseveró: “La sirena de alarma fue eliminada porque se activaba mucho. .... A raíz de esto se va a hacer una revisión  para la adquisición de equipos de seguridad adecuados y ser rígidos en el uso de los implementos”. Preguntamos ¿La sirena se activaba por frecuentes escapes de gases o porque funcionaba mal? ¿No había equipos adecuados?   
  
El presidente de Pdvsa, en la Memoria y Cuenta del 2011  reconoció que “las refinerías habían tenido recortes de presupuesto, paradas no programadas y problemas operacionales por desfase de los mantenimientos, retraso en la adquisición de repuestos y escasez de personal especializado”.  Es conocido el  reciente informe  sobre Amuay  y Cardón   elaborado por la empresa RJG Risk Engineering para la reaseguradora QBE y divulgado por los medios,  que  señala innumerables fallas en seguridad, sobre todo por falta de mantenimiento por limitaciones presupuestarias. Dirigentes sindicales como Bodas, Freites, Barrios, Luna y Parica habían alertado sobre las fallas en Pdvsa.

A pesar de estas evidencias, el teniente coronel, Rafael Ramírez y Jesús Luongo, gerente de la refinería,  insisten en que el mantenimiento era perfecto. En relación a la tragedia de Amuay el de Sabaneta declaró que “La verdadera tragedia fue el paro petrolero del 2002, pese a que en ese momento no hubo víctimas”. Para él, la tragedia de Amuay no es importante, felicitó a Ramírez y a Luongo por apagar el incendio en los tanques y declaró que “la función debe continuar”. 

Lo que sucedió tendrá que precisarlo una comisión independiente. Lo cierto es que no estallaron dos esferas de gas como afirmaron Ramírez y Luongo, ni explotaron por sabotaje como no descartó el soldado Eulogio Del Pino. Todo indica que la fuga de gas fue por falla en el sello de una bomba;  no funcionó ni el Plan de Emergencia, ni el de Contingencia.  Los gerentes tuvieron al menos una hora para desalojar a los vecinos, pero no lo hicieron.  El tiempo que duró la fuga será fácil de determinar por especialistas, pero la magnitud indica que no fueron dos moléculas.   ¿Quiénes son los responsables?   

Como en botica: Permítanme contarles que el libro de Paulina Gamus, con este título, es una excelente contribución para conocer mejor nuestra política reciente, además es muy ameno. Falleció el general Víctor Maldonado Michelena, un gran ciudadano y prestigioso oficial. El 7 de octubre emprenderemos el camino del progreso

0 comentarios: