Navegacion

martes, 5 de abril de 2011

Más cortes de electricidad en el sector residencial y comercios





El Gobierno adelanta medidas para solucionar las deficiencias inmediatas que se reproducen en las plantas eléctricas a causa de la falta de mantenimiento e inversión. Recortar el suministro al sector privado ya está en planes



La Verdad - Yasmín Ojeda ( 05/04/2011)
 

La demanda de electricidad tiende a presionar la crisis en la generación. El Gobierno adelanta medidas para solucionar las deficiencias inmediatas que se reproducen en las plantas eléctricas a causa de la falta de mantenimiento e inversión. Recortar el suministro al sector privado ya está en planes, las sanciones implantadas en 2010 se asoman con extensiones a todo el territorio y se adentran los cortes más severos a la población.

Los medios para desahogar el problema, ocasionado por grandes consumidores según manifiesta el Gobierno, están aplicándose. Las empresas básicas de Guayana están paralizadas. El Gobierno anunció el año pasado, cuando ordenó la paralización de los hornos de Sidor, que se ahorraría 200 megavatios. La siderúrgica y las filiales están sin operaciones, así que una nueva restricción no cabe a esas compañías.

Nelson Hernández, ingeniero eléctrico, explicó que ahora apunta al sector comercial y doméstico. El comercio tiene limitaciones, los centros comerciales aplican un horario planificado de actividad para dar su aporte, pero el sector residencial podría tener "más racionamiento" para aliviar la demanda.

El corte podría llegar acompañado de sanciones para quienes superan el tope de consumo, así como sucedió en Caracas, porque "ya no hay a donde más racionar". Pechar a los usuarios del servicio eléctrico por superar los 500 megavatios o los que ordene el Ejecutivo, para reducir la demanda, está en mesa del Ministerio de Energía Eléctrica.

Una propuesta dejó abierta el Ejecutivo con el anuncio de que la industria podría buscar sus maneras de autoabastecerse, crear su electricidad. Hernández advirtió que eso traduce "más costo" que debería asumir el sector privado. Pero una dificultad ronda el proyecto: garantías de abastecimiento de combustible.

El especialista señaló que atender esa necesidad de diésel pasa porque PDVSA cumpla con el abastecimiento. Cuestionó esa garantía si en Gaceta de abril de 2010 se autoriza la importación de combustibles. Alertó que habría una importación en la que se incorpora un nuevo elemento: adquirir las divisas.

Hernández concluyó que ese sistema de medidas y planes de acciones para atender la deficiencia de generación de energía eléctrica está inmerso en "un proceso entrampado", en el que al final es la población la que pagará las consecuencias, al ser la sacrificada con el racionamiento.

Las inversiones destinadas a plantas de electricidad se anuncian con entusiasmo y se reducen proyectos. Precisó que la instalación de generación en los Andes está en mora. La Vueltosa, que atendería parte de la demanda registrada en occidente, se retrasa a dos años más, pese a estar planteada en propuesta hace años atrás.

Circulo de restricciones

El Gobierno apoya que las compañías privadas tengan su propio sistema de generación.

Generación independiente del sistema interconectado pasa por la capacidad de soportar costos.

El racionamiento al sector productivo y doméstico se intensifica.

La importación de materias prima para el sector eléctrico parten de restricciones oficiales.

La empresa se pronuncia

El sector empresarial se pronunció ayer. Hay preocupación por la crisis del sistema eléctrico y las repercusiones que pueda tener sobre la actividad comercial.

Fernando Morgado, presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), calificó como una "burla" lo que está ocurriendo. "Esto, por decir lo menos, es una burla. Luego de un año de supuestas inversiones que se estaban haciendo hoy nos vuelven a hablar de que hay una nueva crisis".

De acuerdo con reseña de eluniversal.com, el representante de los comerciantes aseguró que un nuevo programa de racionamiento será "pernicioso" para la actividad económica.

Tulio Hidalgo, presidente de Fedecámaras en el estado Carabobo, aseguró que las fallas en el sistema despertaron las alarmas en el sector manufacturero. "Nuevamente se ha iniciado un ambiente de mucha incertidumbre, de mucha preocupación", dijo Hidalgo en el marco del habitual directorio que realiza la cúpula empresarial a comienzos de cada semana.

Aseguró que las zonas industriales del estado Carabobo han sufrido cortes no planificados de luz y que temen volver al esquema de racionamiento del año pasado.

0 comentarios: