Navegacion

domingo, 6 de marzo de 2011

Ministro de Electricidad, reconoce que la crisis no ha sido superada

"Factores determinantes en la crisis eléctrica están presentes"
"Logramos aumentar la generación térmica pero fue insuficiente. Hay que corregir el derroche de energía"
"Si la tendencia creciente de la demanda se mantuviese, tendríamos que instalar todos los años 2.000 Mw y eso es de imposible cumplimiento e irracional" (Kisaí Mendoza)

MARIELA LEÓN |  EL UNIVERSAL (domingo 6 de marzo de 2011 )
 
Alí Rodríguez ha sido consecuente con sus ideas, con Hugo Chávez y con el proceso político revolucionario. Se estrenó en 1999 como ministro de Energía y Minas y desde entonces no ha parado. Fue presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), canciller de la República, embajador de Venezuela en Cuba, ministro de Finanzas y ahora ministro de Energía Eléctrica.

Asumió el cargo en enero de 2010 en plena crisis eléctrica, la más severa de la historia del país. Evitar el colapso del embalse de Guri -garante de casi el 70% de la energía del territorio nacional- implicó medidas de racionamiento del servicio eléctrico que impactaron la producción de las industrias básicas de Guayana, petrolera y manufacturera; afectó los planes de desarrollo y la actividad comercial; alteró la cotidianidad ciudadana y sus secuelas socavaron la economía nacional. Difícil de olvidar.

-¿Qué posibilidades hay de que se repita una crisis?

-Las crisis en cualquier sistema siempre son una posibilidad. Por eso es necesario hacer una planificación. Actualmente estamos tomando en cuenta las experiencias que ocurrieron y los posibles escenarios. De no cumplirse con el plan que hemos diseñado, de instalación de nuevas capacidades de generación, podrían repetirse situaciones como las que hemos vivido e incluso, podrían ser de una mayor severidad a la del año pasado. Tenemos una planificación y previsión frente a escenarios diferentes.

-¿De qué se trata ese Plan?

-Realmente la planificación debe hacerse a veinte años. Eso implica un estudio más detallado, lo estamos haciendo y a la fecha hemos acumulado un gran volumen de datos, tenemos un equipo bastante nutrido y consistente, que podría incluir asesoría internacional, probablemente con la Electricidad de Francia que ya lo hizo en los años sesenta, con un plan muy bien elaborado. En esa oportunidad, la estrategia se sustentó en el aprovechamiento del gran potencial hidroeléctrico del país, particularmente del Río Caroní. El gran pívot fue el Guri. Se creó Edelca.

Contemporáneamente se construyó la termoeléctrica, Planta Centro, que fue diseñada para generar 2000 megavatios (Mw), con lo cual no sólo se aportaba energía al sector sino, más importante que eso, servía como un gran factor de estabilización del sistema.

-Cuando se refiere al modelo eléctrico de los sesenta, que es el que está vigente, ¿está pensando en montar una plataforma de gran envergadura para los próximos treinta-cuarenta años?

-Exacto. Estamos viendo hacia el futuro. Cambió la realidad del país, ha habido cambios en el mundo. Hay un factor que no estaba en los años 60 como es el climático. El fenómeno El Niño va a ser recurrente. Llegó para quedarse, no se sabe por cuánto tiempo. En la medida en que cambian las realidades hay que ajustar las políticas. Ya por el año 1999-2000 percibimos que comenzábamos a tocar techo con la capacidad de generación hidráulica, no quiere decir esto, que no era una fuente a explotar. Pero frente al crecimiento poblacional y al desarrollo económico del país era de preverse la necesidad de aumentar la capacidad de generación térmica, lo que realmente se logró, al pasar de 373 Mw de la cuarta república a 3.229 Mw de estos diez años. Aunque se aumentó, fue insuficiente, como lo han demostrado los hechos.

-¿En cuánto estiman la demanda en 2011? ¿Se dice que podría llegar en septiembre a 17.900 Mw, es decir, superior en 600 Mw a la de 2009, la más elevada a la fecha?

-La crisis fue derivada no sólo por un problema de generación, fue impulsada por un altísimo consumo y una altísima demanda innecesaria. La demanda creció 4,4% entre 2000-01; 2,8% entre 2001-02; 1,9% entre 2002-03; en 5,8% entre 2003-04; en 6,4% entre 2004-05; en 8,6% entre 2005-06; bajó a -2,5% entre 2006-07 por la instalación masiva de bombillos ahorradores; subió nuevamente en 5,1% entre 2007-08; en 6,0% entre 2008-09; y el año pasado descendió a -3,4% (16.755 Mw) por el racionamiento y con el precio de bajar la producción de las empresas básicas de Guayana.

Si esa tendencia se mantuviese tendríamos que instalar todos los años, unos 2.000 Mw. Y eso es de imposible cumplimiento porque se pueden dedicar gran parte de los recursos del país en instalar esa capacidad, pero mientras se hace el plan, se traen las máquinas y se incorporan, el incremento de la demanda le ganará en velocidad a la instalación de nueva generación; además de que es una cosa irracional.

-¿Qué significa Uso Racional de la Energía?

-Este año vamos a llegar a los 17.000 Mw y hay que estar preparados para ese momento. Pero se tiene también que corregir el derroche de energía.

-¿De qué manera?

-Siembra de conciencia en la población, colocarnos en la campaña mundial de cuidar el ambiente, instalación de bombillos ahorradores. Vamos a introducir una serie de controles sobre maquinarias ya existentes en cuanto a factor de potencia, en industrias y comercios.

Igualmente procedemos a la compensación reactiva, que es un plan que estamos aplicando en Caracas sobre líneas que están más afectadas. Estamos en un programa de instalación de más de 167 nuevos transformadores de potencia en las líneas de transmisión, ya instalamos más de 80. Al mismo tiempo esto va a acompañar la corrección de los sistemas de protección donde había numerosas fallas, debilidades muy grandes. Un problema serio en Venezuela, dada la alta vegetación que hay, que es la pica y poda.

-¿Con todos estos planes podrían bajar 2 o 3 puntos de la demanda?

-Debemos bajar más que la demanda, el consumo en no menos de 2%.

-¿Habrá ajuste de tarifas?

-Las tarifas son el gran factor de control de la demanda en el mundo. Ya tenemos muchos años con las tarifas congeladas, unos ocho años, pero nosotros en primer lugar, hacemos esfuerzos por mejorar el sistema, antes de proceder a un ajuste.

-Casi un 40% de la energía generada no se cobra.

-Estamos instalando 3,5 millones de medidores. Y estamos estudiando instalar medidores de pre-pago, como los celulares. Eso ha tenido mucho éxito en varios países. Cada quien autocontrola su consumo.

-Aunque cesó la declaratoria de emergencia eléctrica, ¿por qué se sigue penalizando a los llamados altos consumidores de Caracas?

-Vamos a seguirlo aplicando no sólo en Caracas sino en todo el país. No es la población más pobre la que derrocha energía. La población más pobre tiene un bombillo, una nevera, un radiecito; son los más poderosos los que derrochan energía. También por el lado del Ejecutivo hemos venido aplicando la interrupción del servicio a las alcaldías que no pagan o no llegan a un convenio de pago. Se acumularon deudas enormes. Y en el sistema hay implícita una gigantesca inversión. Las alcaldías no pagan ni agua ni electricidad y hay presupuesto para eso. Ojalá no sea necesario aplicar medidas punitivas porque son irritantes, ojalá se haga por la vía de la conciencia. La crisis del año pasado se puede repetir si no hacemos las correcciones.

-¿Las penalizaciones que se extenderán al resto del país, están dirigidas a qué tipo de suscriptores?

-El plan cubre todo. El año pasado hicimos 12.000 inspecciones y eso trajo muy buenos resultados. Este año seguiremos con esta práctica.

-¿Cómo estiman las hidrologías este año?

-Guri ha estado al tope. Con un buen nivel de su cota. Superamos la crisis de 2010. Pero no podemos decir que superamos todos los factores que determinaron la crisis. Muchos de esos factores están presentes. Si bien El Niño fue el desencadenante, había factores que ya generaban potencialmente una crisis. Aumentamos la capacidad térmica, pero ésta no fue suficiente.

-¿Cuáles son esos factores?

-Todavía tenemos debilidad en los sistemas de transmisión. Eso implica una inversión continua. Hemos detectado que en el país no hay cultura de mantenimiento, esa es una de las situaciones más agudas del rentismo. Estamos en una etapa de recuperación de unidades, la de La Mariposa tenía 20 años abandonada y fue rescatada por la Unión Eléctrica de Cuba.

-No hay información del sistema desde hace 3 meses.

-Cerramos la página de Opsis porque daba datos imprecisos. Muchas veces estábamos decidiendo algún problema y eso estaba en completa contradicción con lo que reportaba la web. Hay gente que hace fiesta con eso. La vamos a restablecer pero no puedo decir fecha.

0 comentarios: