Navegacion

lunes, 14 de marzo de 2011

UNA SANCION MORAL ACADÉMICA Y PROFESIONAL PARA LOS EX RECTORES DELINCUENTES

Evangelina García Prince

Desde los acontecimientos que pusieron al descubierto los crímenes de asesinato y violación en serie de sus pacientes cometidos por Edmundo Chirinos, me molesta profundamete pensar que la fotografía de semejante personaje pueda estar colgada en el recinto principal y mas importante de nuestra Alma Mater, junto a las fotografía de tantos insignes venezolanos que detentaron dicho cargo. Me molesta que en algunos medios y circunstancias se le siga llamando "doctor Chirinos" y que se le identifique asociándolo al Rectorado de nuestra querida UCV.
Si bien la actuación de algunos de los personajes de las fotografías de esa galería de Ex Rectores, no resultó todo lo honrosa que desearíamos para quienes han ocupado tan alta e histórica atalaya académica en Venezuela, esperaba que lo de Chirinos fuese el único borrón vergonzoso de esa historia. Y ahora, la noticia me anuncia que otro caso aparece, para dejarme estupefacta primero y luego indignada. Otro violador, un pederasta en serie, que no respetó ni a su propio hijo, según dice la noticia: otro Ex Rector, también médico y con actuaciones extra universitaria en altas responsabilidades públicas: Luís Fuenmayor Toro.

Estos dos casos no pueden quedar sin una sanción moral ejemplar de nuestra Universidad y del gremio médico. No voy a abundar sobre apreciaciones sobre lo que este nuevo hecho implica social, académica, moral y políticamente. Me imagino lo que deben estar sintiendo muchas y muchos venezolanos dentro y fuera de nuestra Universidad; la indignación, la tristeza, el asombro, el temor, en fin... ésto sugiere tanto sobre nuestra condición ética, social , cultural y política como sociedad que simplemente lo que quiero agregar es una propuesta al Consejo Universitario y a la Federación y Colegio Médico de Venezuela:

Sra. Rectora y demás miembros del Consejo Universitario de la UCV, como parte del Comité de docentes e investigadores Asesores de ese Consejo Universitario, por el cual y por escrito, me concedieron Ustedes la capacidad de dar mi opinión sobre el acontecer universitario y sobre la actuación que más convendría frente a los hechos de nuestra comunidad, solicito a breve plazo se sirvan considerar el retiro de las fotografías de estos dos personajes, de la galeria de fotografías de los Ex Rectores de nuestra Casa de Estudios. De comprobarse los indicios que obran en poder de las autoridades judiciales sobre la reiterada practica de pederastia de Fuenmayor Toro y si el proceso judicial abierto culmina condenatoriamente, es necesario que no queden estos actos impunes ante el deber de sancionar la deshonra a la investidura de las autoridades universitarias.

La Federación y el Colegio de Médicos, a través de sus Tribunales Disciplinarios, deberían proceder con valor, asertividad y justicia, por su propio auto respeto y credibilidad.

0 comentarios: