Navegacion

martes, 8 de septiembre de 2009

¿Y ahora qué?

Juan Fernández

Los días 4 y 5 de septiembre serán nuevamente registrados por la historia como hitos para los latinoamericanos y en especial los venezolanos, el registro indicara como la gente rechaza la dictadura, el totalitarismo, la corrupción, la amenaza, el chantaje, el abuso y comprende de manera clara la globalidad en la cual vivimos, lo que sucede en un país sin duda tiene efectos en otros y mas en entorno latinoamericano, pues parafraseando frases conocidas; “no nos queda otra que vivir juntos” Luego de las concentraciones y marchas, un buen amigo , se hizo la pregunta que muchos nos hacemos, ¿Y ahora qué?.

Pregunta por cierto, la cual pienso no es de una respuesta rápida por el contrario requiere de una reflexión, de una estrategia a ser conceptualizada, de un plan para permitirnos lograr la recuperación de la Democracia, el camino al progreso, a la riqueza y sacudirnos el complejo de subdesarrollados.

La demostración mundial de la semana pasada, debe ser sujeto de un análisis por parte de los partidos políticos venezolanos, ya que aquellos dirigentes políticos que la rechazaron o se escondieron, o simplemente desestimaron la marcha mundial “No más Chavez”, se equivocaron pues ese slogan nacido por gente joven no es un grito de guerra, una bulla de intransigentes. Es un llamado a la defensa de la democracia, es un rechazo al totalitarismo, a la injerencia, a la corrupción, a la libertad de presos y perseguidos políticos, en defensa de libertad de expresarse, le pide a los políticos no dejar hacer y dejar pasar por razones de intereses particulares. En particular en Venezuela que desde hace tiempo veníamos diciendo, nadie se da cuenta de esta nueva forma de poder absoluto implementada en Venezuela, con su expansión en Latinoamérica el proyecto del supuesto socialismo del siglo XXI y de la revolución bolivariana. Luego de la marcha mundial, el ojo del mundo en Venezuela y para responder, ¿y ahora que?, tenemos los venezolanos una red mundial disponible de ciudadanos para denunciar y dar a conocer a la opinión publica lo que pasa en nuestro país, desde Bogota hasta Tokio hay gente dispuesta. De nosotros depende el saber utilizarla al máximo, ya quisiera el gobierno venezolano, tener esa red disponible hecha solo con la voluntad de la gente, sin pagar un centavo. Espero los políticos venezolanos, entiendan ese inmenso potencial.

En relación a la marcha del sábado en Caracas, creo es importante recordar a la dirigencia lo positivo de verlos marchar juntos, pero tal como nos enseñaron, es condición necesaria pero no suficiente. No se puede olvidar como razón del éxito de la marcha al deseo de la gente de vivir en paz y libertad. Tienen por lo tanto los partidos la obligación de entender las exigencias de la gente. El ¿y ahora que?, de los partidos es el diseño de la estrategia, la conceptualizacion del plan y la UNIDAD para la alternativa son básicos, difiero de algunos que piensan que los partidos perderían identidad, al optar por una tarjeta única o por apoyar un plan económico social alternativo, estamos en momento de crisis, y allí debemos hacer como Fuente Ovejuna.

Por ultimo a la sociedad civil, quien tiene la fuerza para realizar el cambio, nos queda continuar sin miedo protestar, marchar exigir y tomar banderas hasta lograr los objetivos, es importante recordar si la gente tiene miedo al gobierno hay dictadura y tiranía, pero si el gobierno teme al pueblo al libertad, en nosotros esta el no permitir nos sancochen.

0 comentarios: