Navegacion

jueves, 17 de septiembre de 2009

¿Negocios reales o reales negocios?

Horacio Medina

Cada vez que Hugo Chávez sale de viaje y las agencias internacionales o la televisión comienzan a revelar sus declaraciones, siempre me asalta una duda: ¿Se trata acaso de una representación del gran humorista Rolando Salazar? Sin embargo, pronto las tragicómicas declaraciones me hacen aterrizar en la realidad. Sin duda, Rolando Salazar es muy serio y responsable para hacer lo que el teniente coronel golpista hace sin ningún tipo de escrúpulos.

En su más reciente viaje, Hugo Chávez hizo desastres, sus declaraciones resultaron provocadoras e insultantes. Además de visitar países como Libia, Siria e Irán, se paseó por Venecia, cual estrella de cine con alfombra roja incluida, para ver el estreno de un documental que está candidateado para obtener el premio como mejor pieza de ciencia-ficción.

Fue hasta Moscú a comprar chatarra militar y algunos juguetes bélicos causando intranquilidad en el hemisferio por la adquisición de estas armas, en un acto evidentemente provocador y, además, las pagó con la entrega de un bloque de la Faja, patrimonio nacional, sin someterlo a consideración de nadie.

Finalmente, arribó a España, donde sería recibido por Rey que luego de ordenar silencio guarda silencio, también lo recibiría el jefe del gobierno español Rodríguez Zapatero, cuyo Canciller ha declarado que en Venezuela la libertad de expresión es aceptable y hay democracia. ¡Oh, sorpresa! pocas horas después, entendimos la jugada, “casualmente”, mientras Chávez visitaba Madrid, la empresa española Repsol anunció un éxito exploratorio en Venezuela y como por arte de magia, el presidente de la empresa, Antonio Brufau, se reunió con Hugo Chávez para anunciar “un gigantesco descubrimiento de gas” en las costas del estado Falcón, en Venezuela ¿ y el sitio escogido? una prestigiosa librería en la siempre congestionada Gran Vía de Madrid. La selección del lugar, nos imaginamos, trata de convencernos de la casualidad del hecho noticioso. ¿El resultado? una congestión de tránsito importante, cientos de venezolanos agolpados a las puertas de la librería, no precisamente para celebrar el anuncio, sino para increpar a Chávez. Lamentable y triste el espectáculo ofrecido, más por la actuación de Brufau que por la de Chávez, quien ya no nos sorprende con nada.

Es evidente que la jugada tuvo una doble connotación, por un lado, el impacto político-comunicacional que le interesaba a Hugo Chávez y, por el otro, la arista de negocios de gran interés para Repsol que de paso, le produjo un aumento en sus acciones públicas.

Ahora bien, ¿De qué se trata este descubrimiento?, ¿Se ajusta esta declaración al rigor técnico-operacional que profesionales serios de una empresa adelantarían?

Ciertamente que el descubrimiento, en sí mismo, resulta innegable que es un hecho positivo que tiene un valor comercial de cara al futuro, para quienes apostamos por una Venezuela de progreso y orientada al éxito. Este gas tendrá un importante rol en el desarrollo de la nueva matriz energética nacional.

En este descubrimiento gasífero, participan PDVSA (Venezuela) con 35%, REPSOL (España) con 32,5% y ENI (Italia) con 32,5%.

En contraste con la euforia de los socios PDVSA-REPSOL, llama nuestra atención, la prudente posición asumida por el tercer socio del negocio, ENI, a la espera de las debidas comprobaciones.

De acuerdo con la eufóricas declaraciones de Chávez y Brufau, estamos en presencia de un gran yacimiento que podría extenderse “en una superficie de 33 kilómetros cuadrados y tener un grosor de 240 metros” y los recursos descubiertos alcanzan los “10 trillones de pies cúbicos (TPC) de Gas Original en Sitio (GOES), lo que representa unas “reservas” que podrían alcanzar los “7 trillones de pies cúbicos”, equivalentes a “1.200 millones de barriles de petróleo”.

Nos gustaría, para poner en contexto esta información, hacer algunas reflexiones, tratando de ser lo más objetivos y prudentes, en torno a esta noticia “inesperada” que surgió mientras por “coincidencia” Chávez visitaba España. Veamos:

1.- Salvo que los adelantos tecnológicos desarrollados por los técnicos de la “revolución chavista”, rompan con todos los esquemas vinculados con la materia, resulta imposible e irresponsable con un solo pozo perforado, estimar el GOES, volumen del yacimiento, reservas y barriles equivalentes. Sin duda, estos parámetros están sometidos a un complejo proceso de análisis que los técnicos del MENPET, parecen haber obviado. ¿Qué opinan los técnicos de REPSOL-ENI?

2.- El parámetro más importante, en caso de confirmarse el anuncio, pasa por responder la pregunta relacionada con el destino del gas: Mercado Interno o Mercado Internacional. La diferencia de precios es determinante, en función de una matriz energética nacional absolutamente dislocada, sustentada por el irrisorio precio de la gasolina. ¿Qué opinaran los socios con el 65% de las acciones?

3.- Este descubrimiento importante, a no dudarlo, sin embargo, no parece tener la dimensión del hoy renombrado Proyecto Gran Mariscal de Ayacucho, en el norte de Paria un proyecto que estimaba instalar el Paria una planta de Gas Natural Licuado con una capacidad de recibir 1.500 millones pies cúbicos diarios y exportar gas por 20 años que duerme, a la espera de la decisión sobre la valorización del gas. Una planta similar en Falcón, contando con los 7TPC, podría exportar gas tan sólo por 12 años. ¿Entonces, cual es el más grande descubrimiento?

Sólo nos queda esperar a que estas y muchas otras incógnitas sean resueltas, para ubicarnos en el justo lugar. Por ahora, los negocios de hidrocarburos son manejados de manera personal, al antojo del teniente coronel golpista, nadie interfiere en las asignaciones de bloques, en los repartos de campos, en los términos de los contratos y en la disposición del recurso generado. También parece que empresas como REPSOL, han apostado a que la revolución chavista permanecerá eternamente en el poder. Su apuesta es válida, pero podrían perderla y con ella, quizás muchos de los “negocios” que han sido asignados violentando las normas legales y Constitucionales. Por ahora hasta el Rey guardó silencio y Chávez fue el único que habló, con el poder que dan los negocios. “Business are Business”.

0 comentarios: