Navegacion

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Despues de las marchas

Eddie Ramirez

El teniente coronel encontró su Stalingrado. Su avance fue detenido
en las calles, en las universidades, en los gremios profesionales y
sindicales. Esto debe alegrarnos pero no conformarnos, ya que no ha
sido derrotado y está agresivo como animal arrinconado. Ahora tenemos
que lanzar la ofensiva, tomando en consideración que aunque los
contrarios al régimen somos mayoría, la misma es muy precaria. El
país sigue dividido en tres grupos, ninguno de los cuales tiene
fuerza para imponerse.

Del lado del chavismo, los seguidores con nivel de dirigentes, jueces
y fiscales, deben recordar que el general Von Paulus intentó salvar a
sus hombres del sexto ejército con una rendición honorable. El Fuhrer
se lo impidió y como consecuencia murieron miles de soldados. La
resistencia interna al nazismo también intentó detener al gran loco,
consciente de que la guerra estaba perdida. Lamentablemente no lo
lograron, Alemania resultó arrasada y los principales dirigentes
colgados o encarcelados. En beneficio propio y del país, los
dirigentes conscientes del PSUV, PPT y PCV deben evitar que la
infraestructura de producción de Venezuela continúe derrumbándose y
jueces y fiscales deben cesar en sus persecuciones políticas. El
grupo que desee sobrevivir políticamente y evitar ser enjuiciado en
el futuro, tiene la responsabilidad histórica de oponerse a las
medidas inconstitucionales de quien constantemente les dicta órdenes
y nunca les
consulta.

Del lado de la alternativa democrática, el objetivo es construir un
mejor país, para lo cual es requisito necesario, pero no suficiente,
salir del teniente coronel y lograr la unidad de todos los
venezolanos. En cualquier escenario posible tenemos que limar
asperezas, unir esfuerzos y promover otras vocerías a las ya
existentes. La dirigencia política debe tomar en cuenta que se
necesitan dos tipos de voceros. Unos para que sigan haciendo
denuncias sobre los desaguisados del régimen y sobre las violaciones
a la Constitución. Otros, para promover el plan alternativo al
castro-comunismo y dar esperanzas a quienes menos tienen y
asegurarles que sí es posible sacarlos de la pobreza. También es
prioritario crear una estructura electoral alrededor de Súmate,
Esdata y del Grupo La Colina y exigir la definición de las
circunscrpciones. Otro paso consiste en seleccionar los mejores
candidatos a diputados y concejales, en unos casos por primarias y en
otros por acuerdos políticos, permitiendo la inclusión de
independientes. Es decir, los partidos deben ceder temporalmente
algunas áreas y fortalecerse en otras. Este accionar les permitirá
ganarse el respeto de los demócratas.

Sin duda que los atropellos del régimen y las manifestaciones de
protestas por la inseguridad, vivienda, desempleo, los ataques a la
propiedad privada, el desconocimiento de los contratos colectivo,
las violaciones a la Constitución y otras causas, podrían
desencadenar acontecimientos difíciles de predecir. Sin embargo,
sea cual fuere el desenlace final, es imprescindible lograr que el
régimen tenga un rechazo de por lo menos un 70%. Los eventos
electorales, aunque no sean transparentes, movilizan a la gente y
permiten promocionar la oferta alternativa. Vienen tiempos de mayor
represión y habrá que enfrentarlos con desprendimiento,
perseverancia y valentía. Esta receta rudimentaria son solo algunas
de las acciones a realizar después del éxito de las últimas marchas.
Nuestra solidaridad con el joven Julio Rivas Castillo, encarcelado en
El Rodeo por decisión injusta de la jueza Leydis Azuaje, a petición
de fiscales sumisos.

0 comentarios: