Navegacion

martes, 22 de septiembre de 2009

Se perfila un escenario a lo Noriega?

En marcha una ofensiva internacional contra el hamponato chavista

Gustavo Coronel

En Andorra, dice Casto Ocando hoy en El Nuevo Herald, han congelado cuentas bancarias de “allegados a Chávez”. Importantes funcionarios policiales y diplomáticos del régimen chavista (Rodriguez Chacín, Rangel Silva, Carvajal) ya han sido designados por el gobierno de los Estados Unidos como “cooperadores con el terrorismo internacional”. Hace días el Fiscal General del Condado de Nueva York, Robert Morgenthau, hizo una presentación muy importante en Washington DC, a la cuál asistí, para denunciar la promoción del terrorismo y el lavado de dinero que lleva a cabo el régimen chavista, en combinación con Irán, Hamas, Hizballah y las FARC. Agregó que hay bancos venezolanos lavando dinero de las drogas y de regímenes terroristas y dejó pocas dudas que sabe cuáles son.

Paracería que el pozo séptico chavista se rebosa y la inmundicia está saliendo a flote. Los desmanes de Hugo Chávez que incluyen maletines de dinero para la Kirchner, regalos en efectivo para Morales, petróleo semi-regalado para Castro, los alcaldes amigos de Nicaragua y El Salvador, apoyo a las FARC, películas pagadas a Danny Glover y Oliver Stone, compras de armas-chatarra a Rusia, promesas locas de siembra de refinerías por todo el mundo, agresiones contra los gobernadores y alcaldes de la oposición, alineamiento con Irán, Bielorrusia y Libia, toda esa diarrea de atrocidades y abusos, merece la plena atención de la justicia internacional.

Toma cuerpo, por lo tanto, un escenario Noriega. Esto sería más fácil de llevar a cabo en el caso chavista que en el caso Noriega, dado sus frecuentes viajes al exterior. No habría que “irlo a buscar”. No se descarta que pueda ser objeto de retención, a lo Pinochet, mientras visita a un rey en Europa o inaugura una película en Venecia o da un discurso en Moscú. Los Garzones, Moreno Ocampos y Morgenthaus del mundo de la justicia internacional y de la investigación criminal se mueven activamente.

El círculo se cierra alrededor del hampón mayor. Mientras tanto, sus colaboradores y cómplices, activos o por omisión, están re-examinando, cada quien, sus alternativas. Se retirarán Chaderton, Bernardo Alvarez y Toro Hardy? Se enfermará Rangel y viajará a Chile? Se empleará Isaías Rodríguez en una taberna española? Hay quienes tienen alternativas a naufragar con el capitán. Otros ya no. El canciller que le maneja, los miembros del poder (in)moral, la presidenta del Tribunal Supremo, la nepótica Cilia, los ministros en finanzas y en interiores, quienes han arruinado a PDVSA y terminado de hundir a CVG, los campeones del servilismo a lo Arias Cárdenas y Carlos Escarrá, esos no tienen salvación posible. Serán llevados a lo que se llamará algun día el Nuremberg criollo, un juicio ejemplarizante que servirá para que quienes apoyaron al régimen por ignorancia o por obtener migajas del festín puedan apreciar los desastres llevados a cabo por esos “paladines”.

La caída de Chávez posiblemente tendrá que venir de afuera hacia adentro, como parte de una acción profiláctica a lo Noriega. Como ya se vió en Cuba durante los largos años de tragedia castrista una sociedad se va adaptando lentamente a su nueva forma de vida, encuentra razones cotidianas para guardar silencio, agacha la cabeza ante el abuso porque no le afecta directamente, llega hasta sentirse agradecida de estar viva y de las pequeñas concesiones que le hace el déspota (“Gracias, Fidel, por todo lo que nos has dado”, reza un cartel en una choza cubana donde se venden tres plátanos, dos latas de sardinas y una cabeza de cochino).

0 comentarios: