Navegacion

martes, 4 de agosto de 2009

HUGO PLIS INVASION YA!!!!

Por: El espía Salazar

Coño Chacumbele parece que no eres tan leído como nos quieres hacer creer, recitando citas de unos autores gringos y carajos raros y dándotelas de gran historiador. Mira chamo no nos metas cobas. Tu ignorancia de la historia salta a la vista cuando te pones con esa mariquera de que si a alertar sobre una posible invasión yanqui a nuestra Venezuela. Que si cada venezolano debe empuñar un fusil, un chopo o una china para combatir al invasor, sino que te pones a decir que vas a hacerle morder el polvo de la derrota a los diabólicos imperialistas.

Ese fanatismo desmedido de enfrentar al imperio, me parece paja vale. Coño deja atrás esa vaina de que moriremos todos para impedir que la planta insolente del extranjero hoye nuestra tierra. Que si la guerra asimétrica, que si serán uno dos tres o cien Vietnam.

Eso de la guerra asimétrica no sabemos si va a funcionar, porque no me imagino a Roy Chaderton dirigiendo la Resistencia con una brigada de “maquis” en las montañas del Turimiquire. Ni a William Lara combatiendo en los esteros de Camaguán o a Rafael Ramírez llevando sol y el culo picado de garrapatas en la Sierra de Perijá. O imagínate a Tarek William en Mundo Nuevo comiendo sancocho e’ busco y cargando con AK-103. Coño son escenarios como del mundo al revés. ¿Tú crees de verdad que ese poco e’ maricos le echarían bolas a la vaina?

Yo creo que lo mejor sería, que provocaras la invasión y después le ordenaras a las tropas robolucionarias y a la reserva que entreguen las armas al invasor. Cosa que con seguridad te ganará el apoyo irrestricto de esa pandilla de generales culillúos de las fuerzas armadas robolucionarias, que tenemos que reconocer que no les gusta el sonido de los tiros pero les encanta un viajecito y apartamentico en el Imperio.

No te parece injusto someter a este culón comandante de la marina robolucionaria a tener que realizar operaciones de comando naval, arriesgándose a que lo confundan con un mero güasa y lo arponee cualquier pescador de la oligarquía que ande huyendo en su yate. O lo que es peor, que no lo mate con el arpón sino que se le quede clavado en una nalga porque por donde le tiren le pegan en una nalga. Eso me parece criminal. Tú crees que el héroe aéreo del 24 de Noviembre, el choro Reyes Reyes, con uno de tus Sukoi pueda enfrentar un carajito de estos Top Gun de las fuerzas imperialistas?. Me parece que sería un sacrificio innecesario, aunque no estaría mal asistir a la inauguración de un monumento a su memoria.

Si lees la historia, verás lo bueno que es entrar en guerra con el Imperio y que te derroten. Y mientras más rápido mejor. Así no nos volverán mierda de un solo coñazo. Fíjate, estos americanos son tan bolsas, que le declararon la guerra a Japón, jodieron a los japoneses y no se quedaron en Japón. Le devolvieron el coroto al Emperador. Qué tal. Como tú eres como el Emperador con seguridad que te devolverán el coroto y regresarás triunfante a Miraflores. Después le declararon la guerra a Alemania, jodieron a los alemanes, pero no se quedaron con Alemania. La verdad que son medio güevones esos gringos. Después vino Korea y la misma vaina. Le dejaron el coroto a los coreanos.

Pero eso no es lo más importante. Los carajos son tan bolsas, que reconstruyeron a Japón, le metieron una boloña de billetes y ahí tienes a Japón, todo un imperio. Y en Alemania, los muy pendejos después que los alemanes le mataron a un coñazo de soldados, crearon el Plan Marshall y pusieron a sus enemigos a valer. Volvió a ser una potencia gracias a los gringos pendejos. Y a Korea del Sur le metieron rolo de billete chamo y hoy es una potencia industrial y hay billuyo a carajazo.

Piénsalo. Porque de repente nos conviene que crean que nos ganaron la guerra. No joderlos ni derrotarlos. No podemos estar con esas ambiciones de grandeza de derrotar a los invasores gringos.

No. No seas Pendejo!!!. Déjalos que ganen su vaina. Que se sientan victoriosos. Esos carajos no cambian Allentown, Pensilvania o Wichita, Kansas o cualquier otro pueblucho miserable norteamericano por nada del mundo. Los tipos parecen masoquistas, prefieren a Atlanta o Boston que a San Carlos o Puerto Ayacucho. Tu de verdad crees que a los yanquis les interese quedarse con este despelote que tenemos aquí? Tampoco son tan pendejos así. Ni por todo el petróleo del mundo se calarían esa vaina. Querrán irse lo más rápido posible y quedar como panas nuestros.

¿Entonces qué es lo inteligente? Lo inteligente es eso. Dejarse derrotar. Convertirnos en verdaderas víctimas del Imperialismo. Entonces verás como en el Congreso de Estados Unidos surgirán las proposiciones de un Plan Marshall para Venezuela. El Venezuelan Development and Democracy Recovery Fund, una pelusa. Y la bola de millones no te la puedes imaginar. Ahí sí que va a haber billete pa' todos, billete pa’ tirá pa’ riba. No joda, a lo mejor hasta podemos echarle una manito al hermanito de Jesee para que se compre el Chase o el Bank of America, quién quita. O que la mujer de Papi Papi se asocie con Donald Trump y creen el Robolutionary Miss ALBA, subsidiado el por gobierno del Imperio y hasta la Fosforito podría tener chance de una corona.

Y Diosdadito, ayyy Diosdadito, ese es el propio, así como Helene Curtis si sabe de Cabello, Cabello si sabe de guisos. Ya lo veo como accionista de NBC o CBS o a lo mejor compra el terreno donde se encontraban las Torres Gemelas y hace una pinga de edificio y le asigna a cada uno de tus hermanitos tremendo apartamento y a Doña Elena tremendo pen jaus con vista a la estatua de la Libertad . Y eso si, a mi no me dejen por fuera que soy el de la idea.

En conclusión, te harías el venezolano más famoso de la historia. Recuperarías el poder. La boloña sería tamaño gigante, o King Sais como dicen los gringos. El país arrancaría su desarrollo y se convertiría en otro Japón o Alemania o Korea. Y a lo mejor hasta Obama te invita a pasar un fin de semana en la Casa Blanca o en Camp Davis. Te imaginas esa vaina, con esa invitación ese negrito te proporcionaría más placer que Naomi Campbell.

Déjate de pendejadas y promueve esa invasión chamo, que vamos a millón pegados de ese billete.

Tu amigo,

Salazar El Espía.