Navegacion

lunes, 17 de agosto de 2009

Dilemas

Juan Fernandez

Nuevamente surge entre los ciudadanos que aspiramos a vivir en un país de libertades, de justicia, democrático y de creación de bienestar y riqueza para todos, como la bota pesada del totalitarismo que nos gobierna impone un estamento legal, justificado en un poder legislativo irrito y violador de la constitución. Debemos considerar que las leyes aprobadas por esta asamblea nacional, al momento del retorno al camino democrático deben ser derogadas y reemplazadas por instrumentos legales apegados a la constitución, el carácter de Urgencia para la vuelta a la Democracia es evidente.

Creo que el ciudadano común nota de nuevo la falta de estrategia de un plan coherente de la OPOSICION para contrarrestar y evitar la imposición de un modelo de vida solo deseado por Chavez y quienes los rodean. Llevamos diez años comprobando que el régimen avanza sin importar lo que se queda el camino, sean vidas humanas, presos, perseguidos, para el llamado Socialismo del siglo XXI al igual que el Comunismo, el fin justifica los medios.

Lo anterior nos demuestra que el PLAN de Chavez continúa y se arma de toda una estructura legal, supuestamente respaldada por una democracia. Lamento que todavía el mundo político opositor, parece no haber aprendido y solo reaccione tardíamente. Una muestra es como después de aprobarse la Ley Orgánica de Educación, la vocería de la oposición nos genera una confusión; Por un lado, plantea como solución un referéndum abrogatorio de la nueva ley, y como respuesta el gobierno apura su ejecútese, siendo firmado en una cadena de radio y TV, lo cual mas bien parece un desafío a la población y por otro lado se solicita el desacato, la desobediencia a una ley cuyo propósito es IDEOLOGIZAR con un pensamiento único a nuestro futuro. Ambas propuestas parecen ser mas una expresión del momento que una respuesta meditada y planificada, pero además sin el complemento necesario para ser efectivas, uno siente que disparamos desde la cintura.

No obstante y a pesar de los “Dilemas” es imprescindible construir una visión compartida, una estrategia para anticipar, una VERDADERA MESA de UNIDAD OPOSITORA, en donde el interés del país esté por encima de los intereses particulares, la buena intención no es suficiente razón y al igual que ocurrió en el reciente pasado, no todos están allí por el bien del país.

Mientras tanto somos los ciudadanos, la sociedad civil quienes debamos asumir con perseverancia, constancia, organización y desacato estas leyes inconstitucionales. Escuche recientemente esta reflexión;”Cuando los gobiernos temen a sus ciudadanos hay libertad, cuando los ciudadanos temen a sus gobiernos hay tiranía”. Recordemos no hay gobierno totalitario, dictadura que haya podido con la protesta popular.

Queda en nosotros el no permitir pretendan sancochar a nuestros hijos.

0 comentarios: