Navegacion

sábado, 8 de agosto de 2009

El militar nuevo

Eddie Ramírez


El proyecto de Ley de Educación pretende formar al hombre nuevo e incluye dentro del homo sapiens a los milicos. ¡La educación militar de la cuarta república fracasó!, sentenció el fruto de ese fracaso, es decir el teniente coronel lenguatón. Como los resultados están a la vista, por primera vez estamos de acuerdo con el de Sabaneta. Éste no se quedó solo en la crítica, como hacen muchos disidentes que hablan sapos y culebras tanto del gobierno como de la oposición, pero que no arriman nada para el mingo. No señor, él puso su grano de arena o mejor dicho su carretilla de arena, en el proyecto de marras para formar al militar nuevo, algo así como el hombre nuevo que predican los cachucheros civiles lacios, pero con uniforme y poder para atropellar.

El aporte del teniente coronel queda claramente reflejado en el artículo 28 del proyecto de Ley, que dice: “La educación militar tiene como función orientar el proceso de formación, capacitación, perfeccionamiento y desarrollo integral de las y los integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, mediante los procesos educativos sustentados en los valores superiores del Estado, éticos, morales, culturales e intelectuales que tienen como fundamento el pensamiento de las y los precursores, emancipadores, heroínas, próceres venezolanos en especial El Libertador Simón Bolivar, Manuela Sáenz, Simón Rodríguez, la Negra Matea, Guaicaipuro, Josefa Camejo, José Leonardo Chirinos, Ezequiel Zamora, entre otros…”. ¡Una guará! Ya podemos imaginar a los generales y profesores Muller Rojas y Jacinto Pérez Arcay, tratando de elaborar el pensamiento de algunos de los señalados para poder dictar clases y formar al militar nuevo.

El primer escollo que encontrarán es más de forma que de fondo. Algunos dirán que esto no es importante, pero recordemos que a Zelaya lo quieren regresar a la presidencia porque la forma como lo sacaron no fue la apropiada, aunque el fondo sí ameritaba defenestrarlo. Me refiero a que a Matea la llaman Negra y no afrodescendiente, como es lo pertinente en esta quinta república. Pero bueno, sea la Negra Matea o la afrodescendiente Matea, ¿qué pensamiento le endosamos, aparte de que consentía al niño Simón dándole pedazos de papelón provenientes del trapiche de los oligarcas Bolívar?

Advertimos, para que no nos acusen de traidores a la patria, que respetamos a todos los que contribuirán a formar al nuevo militar, pero aparte de Bolívar y de Simón Rodríguez, nos cuesta encontrar pensamientos orientadores. Sin embargo, hay que hacer la tarea y para aportar podemos sugerir que la Sáenz contribuya con la prédica de sus artes amatorias; Chirinos sobre matanzas y saqueos a los blancos oligarcas, distracción que le impidió tomar Coro. Algo así como quien se distrajo en el Museo Militar y no tomó Miraflores; de Ezequiel Zamora pueden tomar ejemplo de cómo se incendia una ciudad, lo cual es fácil de revisar en la historia de Barinas. Guaicaipuro, supongo que no se refieren a Lameda, no dejó nada escrito y solo Oviedo y Baños le otorga una jerarquía de la cual algunos historiadores dudan, pero puede servir de ejemplo de valentía en contra del enemigo y no de verdugo de sus conciudadanos, como practica la Guardia Nacional. A Josefa Camejo sí pueden tomarla de ejemplo, pero como antecesora de las valientes mujeres demócratas que desde hace diez años luchan para que el país no se cubanice.

Menos mal que el viento está cambiando, porque lo grave de la nueva Ley no es este artículo 28, sino los restantes que le darán influencia a los Consejos Comunales y al Estado sobre la educación de nuestros hijos, y que elimina la estabilidad laboral y penaliza a los docentes que osen no cumplir con lo que dicte el ministerio mal llamado de educación. ¡Con mis hijos no te metas! Debe ser nuevamente la consigna en la calle. ¡No a la dictadura totalitaria!

0 comentarios: