Navegacion

domingo, 2 de agosto de 2009

FORO EN WASHINGTON

Alberto Quiroz Corradi

El 27 de julio tuvo lugar en Washington un foro sobre la situación económica y política de Venezuela. Fueron ponentes: Moisés Naim, Asdrúbal Oliveros, Roberto Casanova y Luís Vicente León. Para comentar sobre lo que allí se dijo me voy a apoyar en una nota de Gustavo Coronel quien asistió al evento. Moisés Naim: Hizo un diagnóstico “brillante” aunque algo contradictorio en cuanto a que su larga lista de negatividades sobre el gobierno de Chávez y sus nefastas consecuencias no parece armonizar con su conclusión. Según Naim habrá Chávez para rato.

El régimen tiene dinero y no es probable un colapso total de la economía. Aquí vale la pena un comentario propio. Bajo ciertas circunstancias los mandatarios que saben manipular a los ciudadanos y tienen la habilidad de someter a los poderes públicos a su sola voluntad pueden permanecer por largo tiempo en el poder sobre todo si logran reclutar para su causa a las Fuerzas Armadas. Ejemplos hay: Mubarak lleva 28 años gobernando a Egipto. Assad estuvo 30 años mandando en Siria y ha sido reemplazado por su hijo Bashar. Zine Al Adivine Ben Ali lleva 22 años como presidente de Túnez. Ali Abdullah Saleh ha sido presidente de diversas regiones de Yemen por más de 30 años y Mohamad Kadafi gobierna a Libia desde 1969. Aun cuando estos gobernantes actúan en países muy diferentes al nuestro, la historia en América Latina ha sido también rica en presidencias longevas.

Estoy seguro que lo que Naim ha dicho es que por el solo acto económico Chávez no se cae. Como tampoco, agregaría yo, se queda. Por supuesto que unos ingresos petroleros de la magnitud del año pasado pueden sostenerlo por algún tiempo porque le dan mayor capacidad de maniobra para continuar remendando su negativa gestión a fuerza de billetazos. Pero, y es un pero importante, el régimen ha cometido demasiadas tropelías como para contar a largo plazo con el favor popular. Coronel, en su análisis concluye que el pueblo de Venezuela “por más capacidad de resignación para tomarlo todo a risa”, no soportará a Chávez hasta el 2012. ¡Amén! Asdrúbal Oliveros disecó los indicadores económicos y demostró el caos producido por el régimen.

Señaló que a pesar de la disminución de los precios del petróleo las estatificaciones han aumentado tanto como para estimar en unos 30.000 millones de dólares las compensaciones que se le adeudan a las empresas tomadas por el Estado. Roberto Casanova analizó los esfuerzos del régimen por acabar con la propiedad privada sin acatar las leyes que reglamentan esta acción. No existe, desde su visión, imperio de la ley en Venezuela. Luis Vicente León, coincide con Moisés Naim hasta en las contradicciones.

En Venezuela entre el 60 y 70% de la población rechaza las medidas socializantes del régimen. Sin embargo, más del 50% “sigue a Chávez”. Por eso, y porque todavía hay dinero Chávez no perderá pronto el poder. León afirma que los hombres de negocios prefieren estar en Venezuela porque se gana más dinero y más rápido que en otros países. Las conclusiones del foro parecen ser: una crisis económica por si sola no acabará con Chávez. El régimen ha cometido errores costosísimos tanto en lo económico como en lo social sin que la ciudadanía se lo cobre… todavía.

Hay grupos económicos en Venezuela que creen poder sobrevivir y convivir con el socialismo del siglo XXI. La mía es que hay demasiada incertidumbre para hacer pronósticos. El péndulo puede moverse tanto hacia al lado del conformismo como hacia el de la sublevación. Soplan vientos de ambos lados y uno de ellos tumba gobiernos.

0 comentarios: