Navegacion

martes, 30 de julio de 2013

Se espera por el gas de Mariscal Sucre para bajar déficit interno

Tras años de retrasos, se prevé que aportará 300 mmpcd en 2013

imageRotate
El proyecto Mariscal Sucre en el estado Sucre, antes llamado Cristóbal Colón, ha tratado de desarrollarse desde 1993 ARCHIVO

ERNESTO J. TOVAR
Para Venezuela acumular casi 197 TCF (billones de pies cúbicos) en reservas de gas natural no se ha traducido en poder aprovechar este hidrocarburo, apreciado por ser poco contaminante y por ofrecer diversas aplicaciones en el campo de petroquímico, eléctrico e industrial.

Pdvsa anunció recientemente -de nuevo, tras varios intentos- que este año se obtendrán las primeras moléculas de gas del proyecto Mariscal Sucre en Oriente.

Compuesto por los campos Patao, Mejillones, Río Caribe y Dragón, Mariscal Sucre cuenta con 14,3 TCF en reservas de gas, y se espera que pueda alcanzar un máximo de producción de 1.250 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) de gas y 27 mil barriles diarios de condensados del gas natural como tope de producción, alrededor del año 2017.

La primera producción de Mariscal Sucre se calcula que rondará los 70 millones de pies cúbicos, según informó Pdvsa. Se espera que al final de 2013 se aporten unos 300 millones de pies cúbicos por día al mercado interno, contando con el gasoducto nororiental José Francisco Bermúdez, cuyo tramo de Anaco a Cumaná ya fue inaugurado.

Si bien la producción de gas costa afuera de Mariscal Sucre no resolverá el déficit, ayudará a mejorar la oferta y significará un alivio para Pdvsa, cuya prioridad es "desplazar los volúmenes (de combustibles líquidos) que estamos utilizando en el sector eléctrico", en palabras del propio Rafael Ramírez, presidente de Pdvsa y ministro de Petróleo.

Actualmente el avance del mercado interno y la necesidad de generación termoeléctrica ha llevado a una altísima dependencia de los combustibles líquidos derivados del petróleo, al punto de que ha afectado las exportaciones de Petróleos de Venezuela y sus resultados financieros, pero que también ha generado fallas en suministro de gas como materia prima para áreas como refinación, petroquímica o industrias básicas en Guayana.

En el caso del sector eléctrico, éste absorbe no solo un alto volumen de combustibles líquidos -casi 300 mil barriles diarios, alrededor de 40% del mercado interno-, sino que también es el primer receptor del gas metano que Pdvsa inyecta al mercado interno.

Al cierre del año 2012, el volumen utilizado por la actividad eléctrica, como combustible de las plantas termoeléctricas para la generación de energía aumentó 18,6%, de 552 millones de pies cúbicos por día en 2011 a 655 millones de pies cúbicos por día en 2012.

Un intento tras otro

Mariscal Sucre, que en los años 80 y 90 se conoció como Proyecto Cristóbal Colón, aborda de esta manera su sexto intento de explotar sus reservas gasíferas. En 1993 hubo un intento de desarrollo donde participaron Pdvsa, Shell, Exxon, y Mitsubishi; después otro en el año 2000 (ya como Mariscal Sucre y en el primer Gobierno de Hugo Chávez) donde estuvieron Shell, Mitsubishi y Pdvsa, y otra más en 2006 con Petrobras.

Entre 2009 y 2012 se aglutinaron esfuerzos en el Gran Proyecto Delta Caribe, posteriormente se invitó a Petronas (que contó con amplias facilidades y condiciones flexibles), y finalmente, a principios de este año, se acordó con la rusa Rosneft su incorporación a la segunda etapa de explotación de Mariscal Sucre.

Rosneft, que se ha consolidado como un gran socio de Pdvsa y aliado político de Venezuela, deberá ayudar a sumar otros 600 mmpcd de gas a la producción y además obtener 20 mil barriles día de condensado.

El año pasado se calculaba que el proyecto Mariscal Sucre implicaría una inversión de unos 3.200 millones de dólares.

0 comentarios: