Navegacion

viernes, 8 de marzo de 2013

Crónicas de Un Buhonero. ¿POR QUE NO PUEDO LLORAR?

Iván Fernández
El Buhonero de La Resistencia  
Dedicada a quienes lloran.
Sabido es que además de la enorme fractura que divide a los venezolanos, también existen fracturas entre las familias, cuyos integrantes hemos de una u otra forma tratado de paliar y evitar tocar el tema para no iniciar estériles debates que lejos de enseñar, acentúan la división. 
Por mi parte, mi posición ha sido conocida por todos pues desde el golpe de estado de 1992, supe reconocer a quien nunca iba a satisfacer lo que yo esperaba. Supe reconocer a un falso mesías. Debí comenzar esta nota, admitiendo que existían muchos defectos, muchas desigualdades, que los adecos y los copeyanos causaron muchos de los males que hoy enfrentamos. En ninguno de los partidos milité nunca y a pesar de ello, nunca fui perseguido en el extinto INOS donde me correspondió trabajar bajo los gobiernos de Caldera y de Cap. Pero ello no significa que no existieran perseguidos políticos como Fabricio Ojeda, el Profesor Lovera y Jorge Rodríguez, tampoco nunca se me negó una promoción o un incremento salarial por no pertenecer al partido de turno. Más aún, pude ascender a punta de trabajo desde la humilde posición de mensajero hasta la de Auditor II hasta que, durante mis últimos años de la U.C.V decidí aceptar una oferta muy superior en la empresa privada. Pasaron muchos años y también varios empleos porque fui muy cotizado y no miraba para atrás cuando de una mejor oferta se trataba. 
Todo ello hasta que me llegó la hora de los hombres y tuve que escoger entre un camino que era y es equivocado y otro que aunque me pintaba penurias, era el que me correspondía, donde quería y quiero aún estar. Así, un mal día fui botado de mi trabajo por un individuo de escasa preparación, que había quebrantado el juramente de lealtad a la bandera y había violentado la meritocracia y con un pito, boto a mas de 23.000 empleados, la mayor parte de la nómina mayor de PDVSA, cualquiera de los cuales, tenía más cultura, conocimientos  y decencia que el individuo de marras. No le pedí nada nadie, y nadie tampoco me lo ofreció a pesar que muchas oportunidades más de uno recibió de mi mano.  Mi esposa y yo, a mucha honra, nos dedicamos a elaborar y vender arepas peladas, que aun son solicitadas por mis amigos. Entre mis clientes figuraron algunos connotados chavistas. Mi hija, víctima de la misma exclusión que su padre, por pensar distinto tuvo que buscar sus caminos por otros lares. Estuve más de cuatro años sin verla. Por más de dos años, durante la semana Thais y yo nos levantábamos a las 3 Am para buscar los insumos, preparar las arepas y cocinar los rellenos. Mientras tanto, mi hija limpiaba habitaciones en Orlando, cuidaba ancianos..... y nunca recibí nada de nadie, excepto respeto y amistad y no precisamente de toda la familia. El trabajo fue muy duro y pocos saben que en ocasiones preferíamos dormir que comer.......
Esta historia y muchas otras que no vale la pena contar, me dan el derecho de exigir respeto y me dan la valentía para afirmar que no soy ni seré nunca socialista ni comunista por muchas razones, la más importante es PORQUE NO ME DA LA GANA
Pero no entiendo cómo una persona puede ser socialista con una o varias quintas, con relojes de marca, con carrotes, con fortunas mal habidas, con apartamentotes con los cuales reemplazaron sus humildes casas. Eso no es socialismo. Eso es hipocresía de la pura y aprovechamiento de la ingenuidad o la ignorancia de muchos.
 Ahora que el individuo ha muerto, se me pide respeto y yo debo darlo pero ya dicen algunos por allí, que hay muertos que se respetan pero no se lloran y yo, que lloré la muerte de FRANKLIN BRITO, que lloré la muerte de Keyla a manos del caballero Gouveia, que lloré el asesinato de venezolanos en Puente LLaguno por parte de quienes ahora son héroes de la revolución, que lloré por los soldados asesinados en Machurucuto con la complicidad de varios venezolanos indignos y traidores a la patria, que lloro de impotencia por la condena de muerte a Simonovis, NO PUEDO LLORAR LA MUERTE DE quien ha convertido en colonia cubana a nuestro país. NO PUEDO LLORAR por quien nos ha endeudado hasta las próximas tres generaciones, que ha regalado lo que no le pertenece, que ha hecho millonarios a sus cómplices y familiares. Que a pesar del socialismo que pregona, compró un avión con cuyo costo podía construir varias escuelas y hospitales y que prácticamente es de uso exclusivo de la familia real. Que ha expropiado empresas afanosamente trabajadas, sin pagar a sus legítimos propietarios, que ha envilecido al venezolano convirtiéndolo en un limosnero de las dádivas del estado.
Una vez dije y nuevamente quiero repetirlo ¡Qué falta nos hizo Rómulo!, el mismo que enfrentó y derrotó la subversión izquierdosa y propinó derrotas al sátrapa caribeño que hoy es héroe para imberbes ignorantes y pobres diablos que desconocen nuestra historia y que como loros sólo repiten lo que escuchan. Admiradores de choferes y tenientuchos que al primer tiro cual gallinas corrieron a rendirse sin luchar por sus ideales. Que admiran a quien osó violar los restos del Libertador, que repartió armas entre el vandalaje que hoy asesina a miles de venezolanos.
Quiero culminar esta pequeña historia con una sentencia. QUE DIOS LES DE LARGA VIDA PARA QUE VEAN EL DAÑO QUE CAUSARON AL PAIS SUS ADMIRADOS LIDERES. OJALA NUNCA TENGAN QUE LLORAR POR NO TENER UN PAN PARA LLEVARSE A LA BOCA, POR UN HIJO A QUIEN NO PUEDES VER Y SOBRE TODO QUE NUNCA TENGAS QUE SENTARTE A LA MESA SIN SABER SI TU HIJA TIENE PARA COMER. QUE NUNCA TENGAS QUE IRTE DEL PAIS PORQUE EN TU PROPIO PAIS ERES UN PARIA……
¿COMPRENDES AHORA POR QUÉ NO PUEDO LLORAR?
QUIEN TENGA OJOS QUE LEA........
LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLITICOS. LIBERTAD PARA EL REGRESO DE NUESTROS EXILIADOS. RESPETO A LA TOLERANCIA Y LA LIBERTAD DE EXPRESION. RESPETO A LA CONSTITUCION.

0 comentarios: