Navegacion

miércoles, 26 de octubre de 2011

Mientras tanto…


Eddie A. Ramírez S.
 
Mientras llegan las elecciones el régimen no solo aceita su maquinaria electoral para intentar hacer trampa y abusa de las cadenas y de toda su red de medios de comunicación, sino que continúa con los atropellos a la Constitución y promueve  la violencia en contra de la alternativa democrática. Ésta dedica todo  su esfuerzo al tema electoral y a denunciar los atropellos.  ¿Debemos hacer algo más?
Sobre los intentos de trampa, nadie puede refutar que si tenemos las actas firmadas y se sortean las máquinas para contar las boletas, el régimen  no tiene manera de abultar los resultados sin que se evidencie el fraude.  Solo le queda la posibilidad  de que una misma persona vote varias veces en diferentes mesas, por tener varias cédulas y porque no es fácil detectar estos casos dado que la  tinta  se borra más fácilmente que la memoria de los venezolanos. Ahora bien, ¿cuántos pueden ser estos casos? Seguramente no muchos, tomando en cuenta la logística requerida. El punto, insistimos, es que la Mesa de Unidad debe desde ya dedicar un gran esfuerzo a crear la estructura de la defensa del voto y los ciudadanos estar conscientes de la imperiosa necesidad de acudir a las urnas.
Con respecto a los otros atropellos, ¿debemos limitarnos a denunciarlos o debemos iniciar otras acciones complementarias? La sentencia del TSJ en el caso Leopoldo López es una burla a la Constitución y  a nuestro derecho a que quien elijamos pueda tomar posesión del cargo. La protesta no puede ser puntual, sino  continua.  En todas las concentraciones de los diferentes precandidatos y en sus ruedas de prensa debe mencionarse el derecho de Leopoldo a asumir la presidencia si es electo. Además, debería organizarse una gran marcha al TSJ para expresar nuestro rechazo a su genuflexa sentencia.
El caso de la inmoral multa a Globovisión también amerita un rechazo político y popular en la calle. Además, emplazamos a todas las estaciones de televisión y emisoras de radio a expresar su rechazo a la medida. Es inaceptable que, por miedo y razones económicas, no se solidaricen con Globovisión y expresen su rechazo a una acción dirigida a intentar quebrar económicamente a una empresa que cumplió con el deber de informar lo poco que el régimen le permitía  captar de la masacre en la cárcel de El Rodeo.  Caso de que no se solidaricen, los ciudadanos debemos silenciarlos en nuestros hogares.
Sin desviarnos de la ruta electoral, tenemos que defender nuestros derechos de una manera más contundente, en momentos en que el régimen agonizante intensifica sus atropellos. Mientras  llegan las elecciones es tiempo de lucha tenaz  frente al totalitarismo.
Como en botica: Rechazamos las agresiones físicas a María Corina y a Capriles en sus recorridos electorales. También los intentos de descalificar a Pablo Pérez.  La reciente Ley contra el Olvido se olvidó que también tienen que investigarse los asesinatos de la época chavista de José Manuel Vilas y otros, así como los casos de torturas, encarcelamientos y exilios arbitrarios. Lamentable el  asesinato del distinguido profesor Dieter Plasse en Maracay.

0 comentarios: