Navegacion

lunes, 31 de octubre de 2011

El desastre financiero venezolano: 1999-2011

Gustavo Coronel

Dos de los responsables del desastre: Merentes y Giordani

Los 13 años que Hugo Chávez ha pasado en la presidencia de Venezuela han sido los más desorganizados en la historia de las finanzas nacionales. Aunque el ingreso de la nación ha sido el mayor de nuestra historia su utilización ha sido caótica. El otro período que pudiera compararse al de Chávez en materia de desorganización financiera fué el de la primera presidencia de Carlos Andrés Pérez, 1974-1979, cuando los precios del petróleo se cuadruplicaron abruptamente y el gobierno decidió embarcarse en un ruinoso programa que se conoció como “La Gran Venezuela”. Sin embargo, el manejo de los dineros públicos por Hugo Chávez ha sido mucho peor.

Asombrosamente muchos venezolanos y observadores extranjeros no se han percatado debidamente del tamaño del desastre. He llevado a cabo un estimado de lo que ha sucedido en este campo, para el beneficio de quienes no se han dado cuenta de la situación en la cual estamos. No soy un experto financiero pero creo que los números que muestro están dentro de un orden realista de magnitud. Invito a quienes disientan que presenten sus propios números, ya que no podemos continuar ignorando el desastre financiero venezolano.

INGRESOS VENEZOLANOS, 1999-2011

Los ingresos totales de Venezuela durante el período presidencial de Hugo Chávez pueden estimarse en U.S. $1.125.000.000.000, es decir, U.S. $1,125 billones. No es fácil digerir la magnitud de esta cifra y ello explica parcialmente la indiferencia de los venezolanos ante el desastre.

Para facilitar la comprensión podemos decir que el promedio anual de este ingreso ha sido de unos U.S. $87.000 millones. Sin embargo, el ingreso ha sufrido pronunciadas variaciones de año a año.

De donde ha venido este colosal ingreso? De tres fuentes principales: de la venta de petróleo crudo y refinado en Venezuela y en el exterior; de impuestos nacionales y otros ingresos no-petroleros y de endeudamiento del gobierno. Un desglose de estas tres fuentes es así:

Ingreso Petrolero U.S. $ 500.000 millones

Impuestos nacionales y

Otros ingresos no-petro

leros U.S. $ 550.000 millones

Endeudamiento via

Emisión de bonos y deu-

Das de China, Japón,

Rusia, etc U.S. $ 75.000 millones *

Ingresos Totales U.S. $ 1.125.000 millones

Los ingresos petroleros principales vienen de la venta de petróleo a los Estados Unidos, ya que el gobierno de Chávez ha estado regalando o vendiendo a precios subsidiados unos 400.000 barriles diarios de petróleo que van a Cuba, el Caribe, Nicaragua, Bolivia y otros países “amigos”. Además vende en el país unos 700.000 barriles de petróleo fuertemente subsidiados. Más aún, le regala la gasolina a las estaciones de servicio para que la vendan a precios ridículamente bajos. Otros ingresos vienen de la emisión de bonos de la deuda pública, los cuales ya suman unos U.S. 30.000 millones y por los cuales el gobierno está pagando intereses de hasta 15 por ciento anuales, lo cual indica su desesperación. La otra fuente de “ingresos” que tiene el gobierno es el endeudamiento. Solo con China Chávez ha adquirido una deuda que se estima en U.S. $36.000 millones. A pesar de los cuantiosos ingresos nacionales la deuda contraída por Hugo Chávez es hoy cuatro veces mayor que la existente en 1999.

Gasto, 1999-2011

El gasto es más difícil de estimar debido al desórden y falta de transparencia que caracteriza al gobierno. Puede ser dividido en (1), Gastos Presupuestados; (2), Gastos en Venezuela fuera del presupuesto y, (3), Gastos Internacionales ordenados por Hugo Chávez.

El estimado de estos gastos es como sigue:

Gastos dentro del Presupuesto, 1999-2011 U.S. $ 780-910.000 millones

Gastos en Venezuela fuera del Presupuesto,

1999-2011 U.S. $90.000 millones

Gastos internacionales ordenados por Chávez,

1999-2011 U.S. $ 60.000 millones

Gastos totales estimados, 1999-2011, U.S. $ 930.000 a 1.060.000 millones.

DESGLOSE DEL GASTO.

1. Gastos dentro del Presupuesto.

Es posible estimar el gasto anual presupuestado en unos U.S. 60.000 a U.S. $70.000 millones al año, en promedio. Claro, han habido variaciones de año a año. Este gasto incluye el creciente servicio de la deuda, el monto destinado a inversiones (no más de un 20 por ciento del total) y el monto destinado al gasto corriente, el otro 80 por ciento. Un 7-8 por ciento de este gasto va destinado a subsidios y limosnas directas al pueblo, unos $5-6000 millones al año. Este es el dinero que sirve para mantener al pueblo “contento”, para darle una ilusión de bienestar temporal. La pobreza recibe un tratamiento sintomático, destinado a aliviar el dolor (las misiones), no a curarla. No hay un sistema hospitalario moderno, no hay colegios o universidades bien atendidas. No hay soluciones estructurales sino aspirinas para la pobreza.

2. Gastos en Venezuela fuera del Presupuesto.

Estos son los gastos hechos por el régimen con dineros existentes en fondos paralelos, fuera del “control” del poder legislativo. El fondo más importante es el llamado FONDEN, el cual se nutre del robo que el régimen le hace al presupuesto normal. El mecanismo para robar es muy sencillo. El régimen dice que el precio promedio del petróleo para el año será de U.S. $40 el barril sabiendo que va a ser mucho más que esa cantidad. Como el ingreso presupuestado es el que se reparte con las gobernaciones y alcaldías de la oposición, es evidente que el excedente por encima del ingreso presupuestado se queda en los bolsillos de Chávez, a ser usado en lo que a él le plazca. Este año el presupuesto fue calculado en unos U.S. $35 el barril por debajo de su verdadero precio. Ello da una idea del monto de lo sustraído al país por la pandilla. Solo a través del FONDEN el régimen ha dispuesto a su capricho de más de U.S. $50.000 millones. Otros fondos irregulares que son utilizados a discreción de Chávez son el Fondo Chino y los “excedentes” de las reservas internacionales. Las personas responsables por este desastre son Hugo Chávez, Jorge Giordani, Rafaél Ramírez y Nelson Merentes.

3. Gastos Internacionales ordenados por Hugo Chávez.

Este grupo de gastos incluye los regalos de Chávez a sus amigos en el hemisferio y otros lugares del planeta. Incluye también el gasto en armas y la adquisición de miles de aparatos electrodomésticos de China, a fin de repartirlos con fines electorales. Algunos ejemplos:

· U.S. 150 millones regalados por Chávez a Cuba en 2010;

· Casas a Cuba;

· Cheques de dinero venezolano que Evo Morales reparte entre los alcaldes y militares amigos en Bolivia;

· Maletines llenos de dinero para Cristina Fernández de Kirchner;

· Plantas eléctricas regaladas a Nicaragua;

· U.S. $ 100.000 para la limpieza del Hudson River en Nueva York;

· Combustible pesado subsidiado para los pobres de USA, por un valor de unos $600 millones hasta ahora;

· Donaciones a un hospital de Uruguay;

· Casas en Guinea Ecuatorial;

· Carreteras en Jamaica;

· Ampliación refinería de Cienfuegos en Cuba;

· Adquisición de un satélite artificial por U.S. $400 millones a China.

· Pagos ilegales e injustificados a intermediarios Cubanos para importar comida y para un sistema de identificación

· Pagos de U.S. $1 millón para una escuela de samba en Brasil

LA PANDILLA DE LOS 1500

Cuando se comparan los ingresos con los gastos y se contabilizan las reservas internacionales efectivas remanentes (lo que queda en la olla), puede calcularse que hay unos U.S. $65.000 a $90.000 millones que no pueden justificarse, que están desaparecidos. Donde estará esa inmensa cantidad de dinero? Yo estimo que ese dinero está en los bolsillos de un grupo de unos 300 miembros directos de la pandilla chavista, más unos 1200 relacionados o cómplices, es decir, contratistas, familiares, banqueros, burócratas menores, boliburgueses, jalabolas, intelectuales venezolanos y extranjeros a sueldo, miembros de las FARC, Hizbollah, Hamas, es decir, toda la fauna que completa la élite “revolucionaria”. La corrupción en la Venezuela de Hugo Chávez tiene al país colocado entre los quince países más corruptos del mundo, según la apreciación de Transparencia Internacional, corrroborada año trás año. Esta corrupción es más intensa en cuatro áreas: PDVSA, el Ministerio de Finanzas, la Presidencia y las Fuerzas Armadas, no necesariamente en ese orden. Ofrezco solo cuatro ejemplos que ilustran esta corrupción.

· En PDVSA: el asalto al Fondo de Pensiones de los empleados;

· En el sistema financiero: el fraude de las notas estructuradas;

· En la Presidencia: El presupuesto de gastos de Hugo Chávez, incluyendo sus relojes, incomprables con su sueldo y los regalos a sus amigos. En TV, hace algunos años, Hugo Chávez le regaló a Evo Morales U.S. $30 millones. Y el muy desvergonzado Evo le preguntó: “esto va a ser mensual, Presidente”?

· En las Fuerzas Armadas: El manejo ruinoso del Fondo Único Social y del Plan Bolívar 2000, además del creciente problema del tráfico de drogas.

PERO, LAS PÉRDIDAS FINANCIERAS VENEZOLANAS SON AÚN MAYORES QUE LO TABULADO ARRIBA.

El despilfarro es aún mayor. Hay dos áreas adicionales donde el país está perdiendo miles de milones de dólares. Una área es el de la entrega de petróleo subidiado/regalado a Cuba, cien mil barriles diarios de petróleo venezolano, entrega que representa un regalo de Chávez a Castro de unos U.S. $ 2500 millones al año, adicionales a los regalos arriba enumerados. Aunque no es un gasto directo (out of pocket), el subsidio ya representa una pérdida para Venezuela de unos U.S. $ 20.000 millones, en el período 2004-2011, dinero que la nación hubiera obtenido si hubiera vendido ese petróleo en condiciones económicas normales.

Otra área es la suma de contingencias requeridas para enfrentar los 18 demandas internacionales que tiene el régimen de Chávez. Solo dos de ellas (ExxonMobil y ConocoPhillips) pueden llegar a unos U.S. $ 8000-10.000 millones.

DOS GUINDAS EN LA TORTA: RIESGO-PAÍS Y LA TASA DE INFLACIÓN.

Debido a este desastre financiero Venezuela es hoy el país con mayor riesgo de quiebra financiera, después de Grecia y uno de los países del mundo con un mayor puntaje de riesgo país. Venezuela es también el país con la tasa de inflación más alta del hemisferio y la más alta del mundo después de Afganistán.

NOTA:
* José Guerra estima el endeudamiento en cabeza de Venezuela en unos $118.000 millones, sin contar el que está en cabeza de PDVSA. Este estimado es muy superior al que yo incluyo arriba.

0 comentarios: