Navegacion

viernes, 18 de febrero de 2011

Los embustes de Ministro-Presidente

          
                                                               Eddie A. Ramírez S.


La característica más evidente de este totalitarismo siglo XXI es la mentira. Desde el teniente coronel para abajo, todos tratan de convencer a los ciudadanos en base a embustes sobre cifras y logros. La intervención ante la Asamblea Nacional del señor Rafael Ramírez, quien como ministro de Energía y presidente de Pdvsa se paga y da el vuelto, no es una excepción. Veamos algunos ejemplos.

Rafael Ramírez: Reconoció que había algunos problemas con el Fondo de Jubilación de los trabajadores de Pdvsa, pero afirmó que “ese Fondo no es administrado por la empresa, sino por los propios trabajadores y Pdvsa no decide y no puede asumir responsabilidades por hechos cometidos por alguien que procedió mal”. Mentira: Ese Fondo lo preside el Director de Finanzas de Pdvsa y la directiva de Pdvsa avala las decisiones; quienes llevan el día a día son empleados de Pdvsa que reportan al Director de Finanzas. En esa directiva no tiene derecho a voto ningún representante de la Asociación de Jubilados.

Rafael Ramírez: Afirmó que “la Pdvsa meritocrática no presentaba informes y que la actual sí lo hace”. Mentira: Antes se presentaban informes operacionales y financieros puntualmente. Ahora, a esta fecha solo se dispone del informe financiero a setiembre de 2010, sin ningún respaldo de dónde salen los millones de dólares ya que no han  presentado el informe de las operaciones.

Rafael Ramírez: Reiteradamente se refirió al sabotaje que hicieron los trabajadores ilegalmente despedidos de Pdvsa a raíz del  paro cívico de diciembre de 2002. Mentira: En su oportunidad, el régimen señaló actos de sabotaje los días  7, 9 , 27 y 28 de enero 2003, 25 de febrero, 11 y 23 de marzo. Lo que no dice es que desde el 8 de diciembre todas las instalaciones de Pdvsa estaban militarizadas y ningún trabajador meritocrático tenía acceso a las mismas. A la fecha,  los rojos solo han presentado unas fotos con cables desconectados en centro de control de operaciones; presumimos que los rojos desconectaron los cables para tomar las fotos o bien que tuvieron que hacerlo para operar manualmente ya que no tenían la pericia para entender los procesos de automatización. Ciertamente miles de trabajadores petroleros nos  sumamos al paro cívico convocado por todos los partidos democráticos, por la CTV y Fedecámaras. Gracias a ese paro el
 régimen cedió en la obligación constitucional de convocar al referendo revocatorio presidencial.   A otros trabajadores, considerados no afectos al régimen, se les prohibió la entrada y fueron despedidos trabajadores en reposo médico y en vacaciones.

Rafael Ramírez: Declaró que “ se dijo que en la Faja del Orinoco solo había betún para vender más barato, que  no se cobraban los impuestos  debidos y que se entregó a las transnacionales, que la Orimulsión no era negocio y que la internacionalización fue para no darle al fisco lo que le correspondía”. Aunque quien esto escribe no tuvo ni arte, ni parte en esas decisiones y corresponderá a quienes las ejecutaron dar mayores explicaciones, no dudo en sostener que lo afirmado por el señor Rafael Ramírez son todas mentiras: En la Faja siempre se informó que contenía un 65,5% de petróleo extrapesado y 34,5% de betún. Es de hacer notar  que el término betún no es un invento, sino que corresponde a una calificación técnica de un producto con características propias. La reducción del impuesto en la Faja se fijó por tiempo determinado y como medio para atraer inversión en momentos en que la tecnología no estaba validada a nivel
 comercial y los precios del petróleo estaban en 13 dólares por barril. Por limitaciones financieras Pdvsa tuvo que participar como socia minoritaria en las cuatro Asociaciones Estratégicas, pero todas las decisiones tenían que contar con su aprobación y tres de esas Asociaciones eran presididas por personal de Pdvsa y en la restante el director de las operaciones también era de Pdvsa. En los Convenio Operativos, las empresas privadas no pagaban regalía y el impuesto sobre la renta  no era el petrolero, porque el producto le pertenecía a Pdvsa y las privadas solo prestaban el servicio de extracción. En cambio, ahora, al cambiar esta figura por la de empresas mixtas, parte del petróleo sí pertenece a las empresas privadas. La eliminación de la Orimulsión fue un crimen y una estupidez. Por otra parte, la Pdvsa meritocrática se asociaba con empresas que tienen tecnología, gerencia y recursos financieros; la Pdvsa roja se asocia con empresas
 de Cuba, Uruguay, Argentina y otras que tienen poco o nada que aportar. Es decir, ahora tenemos una apertura con más empresas, muchas de ellas sin experticia, ni dinero. La internacionalización fue diseñada para   comprar mercado para nuestros petróleos pesados.

Rafael Ramírez: “Para el programa Siembra petrolera había que endeudar a Pdvsa”. Mentira:   Los pocos proyectos de inversión indican que Pdvsa se está endeudando para financiar el gasto corriente del gobierno.

Como comentario final, nuestros diputados democráticos dejaron claro que una cosa es la Fuerza armada como institución, a la cual debemos respeto, y otra un oficial con mentalidad de gorila como Rangel Silva. En próxima entrega escribiremos sobre lo que el Ministro-Presidente no dijo.

0 comentarios: