Navegacion

miércoles, 26 de enero de 2011

Reservas de Petróleo. Juan Fernández

NO MAS PRESOS POLITICOS, NI EXILIADOS.
En la misma semana que los venezolanos exigimos un país libre y democrático, de rechazo a cualquier intento de Dictadura, pues recordamos la caída del régimen de Marcos Pérez Jiménez. En diferentes ciudades del mundo se escucho la voz de los venezolanos, hoy en día se estiman aproximadamente unos 800.000 compatriotas que han emigrado. Este 23 de Enero 2011, tiene la gravedad adicional de la formula totalitaria que a toda costa trata de imponer el comunismo, llevándonos al atraso y a vivir en el pasado. A la par el gobierno en boca del Ministro-Presidente Ramírez y de Chávez anuncia el aumento de las reservas de petróleo del país y las ubican 297 mil millones de barriles superando según el régimen las de Arabia Saudita, siendo entonces el primer país del mundo en reservas de petróleo. Al respecto es importante consideremos, algunos factores sobre el significado de este anuncio:

1. El análisis hecho por diferentes analistas y conocedores de la industria petrolera venezolana, demuestra como su capacidad operativa, técnica, comercial y financiera en el negocio petrolero es crítica. Las denuncias de corrupción, la falta de objetivos del negocio medular petrolero, serian suficientes razones para exigir los ciudadanos un cambio en “la supuesta PDVSA de todos”. El anuncio de las reservas más bien suena como el intento de un salvavidas para justificar la gestión de Ramírez, que será recordado por la historia como parte de quienes no tuvieron una Política Petrolera sino Petróleo para la Política, en especial el intento de expansión del socialismo del siglo XXI, a través de afectar el patrimonio nacional regalando nuestro petróleo.

2. Es de hacer notar que las necesidades financieras del gobierno son cada día mayores y el ingreso petrolero aun con un barril a 100US$, no es suficiente. Por lo tanto, hipotecar el patrimonio, el país es el camino utilizado por el régimen. Ramírez y su combo, asumen el anuncio de las mayores reservas del mundo para actuar de igual manera como se valoran a las empresa petroleras por sus reservas y en consecuencia así poder obtener financiamiento para gastarlo en la consolidación del régimen. Sin embargo obvian los siguientes factores: Calidad de las reservas, por eso se distingue entre reservas de petróleo convencional y no convencional. El petróleo de la faja del Orinoco es del tipo no convencional y aun cuando la mezcla con livianos es una forma de explotarlo, es imprescindible el uso de procesos de mejoramiento para su comercialización con inversiones mil millonarias, un cálculo estimado seria por cada 100.000 barriles unos 10.000 millones de dólares se requerirían. Hasta la fecha y luego de 12 años de gobierno de Chávez no se ha procesado un barril incremental de la faja a los derivados del proceso de apertura. Ausencia del rigor requerido para la certificación de reservas y la estimación del factor de recobro, el cálculo de las reservas obedece más bien a una extrapolación matemática y el factor de recobro de las reservas es sobredimensionado cuando se menciona el 25%, según expertos un máximo de 20% es altamente optimista. Por otro lado, el manejo del Azufre y el coque por nombrar dos subproductos del proceso de mejoramiento para darle viabilidad económica son cuellos de botella por resolver.

3. Como mencionábamos la falta de una política petrolera ha hecho de las asignaciones a dedo de bloques en la faja una especie de torre de Babel o como la califica el Ing. Diego González, un parque temático. Está demostrado con hechos el error de la estrategia de Chávez, pues no hay la experticia para desarrollar las reservas de crudos extrapesados. Cuando se trata de socios de empresas estatales, la jerarquización de las inversiones no considerara a la faja entre sus prioridades. El alto riego país que representa Venezuela con un gobierno que toma decisiones en función del humor de Chávez, representan restricciones para invertir y obtener los recursos financieros. Además es importante destacar que la era de los combustibles fósiles, está entrando cada vez más en la fase final de su ciclo y son las energías alternativas las llamadas a desarrollarse.

Como vemos el decir alegremente somos el país con más reservas de petróleo del mundo no es una garantía de la generación de riqueza para combatir la POBREZA, aumentar el bienestar de los ciudadanos, diversificar la economía, hacer un país de oportunidades. De nosotros depende hacer el cambio requerido para una verdadera POLITICA PETROLERA y aprovechemos quizás este último autobús de oportunidad para desarrollar la industria petrolera.

0 comentarios: