Navegacion

lunes, 3 de enero de 2011

VENEZUELA 2013

Alberto Quiros Corradi
En enero 2013 hay nuevo gobierno. No fue fácil superar los escollos que el régimen puso en el camino. Cuestionamientos a los resultados electorales. Amenaza de guerra civil. Convocatorias a manifestar. Sin embargo, se demostró que Chávez no era tan popular como creía. Sus llamados a desconocer a un nuevo presidente cayeron en oídos sordos. Ni el pueblo salió a protestar ni la Fuerza Armada quiso avalar un golpe de Estado. El presidente electo se posesionó en medio del júbilo popular. Parecía que no había un solo chavista en Venezuela. 
El nuevo Presidente, en su primera alocución, propuso las siguientes medidas (cuando sea necesario, mediante reforma a la Constitución y a las leyes): El país regresará a su nombre de República de Venezuela. Se mantendrá el periodo presidencial en 6 años, con prohibición absoluta de reelección. Se restituirá la Cámara del Senado. Se transferirá a los estados el cobro de algunos impuestos a definir. Se descentralizarán los sistemas de educación y salud, asignándoles a las regiones los recursos necesarios. Se establecerá que la propiedad del subsuelo es de la Nación (todos nosotros) y no del Estado (los pocos que nos gobiernan). El poder lo tendrá la Nación y el Estado solo actuará por delegación de ésta (nosotros). Pasaremos del Estado jefe al Estado subordinado. Todo ciudadano tendrá el derecho a participar directamente en la explotación de un bien común (petróleo, minería, empresas básicas, etc) Se rescatará el poder sindical y la contratación colectiva. 
Se promoverá la figura del trabajador accionista (país de propietarios) Se revisarán las confiscaciones hechas por el régimen anterior y se devolverán o se compensará con el valor justo a los antiguos propietarios. Se indemnizará a los trabajadores petroleros ilegalmente despedidos entre 2002-2003. Se nombrará una comisión para la reestructuración de la industria petrolera y otra para recomendar un nuevo modelo de propiedad para las empresas de Guayana. Se atacará la inseguridad ciudadana y se modernizarán los actuales antros carcelarios. Los presos políticos, injustamente encarcelados, regresarán a sus hogares. Las Fuerzas Armadas defenderán el sistema democrático y la integridad física del país, estarán subordinadas al poder civil y recibirán el respeto que merecen. Nos asesoraremos con los economistas más distinguidos para colocar a Venezuela en el camino de la modernidad. Como prioridad absoluta atacaremos el problema de la pobreza y la exclusión. Diseñaremos un plan nacional de seguridad social solidario (salud, educación, viviendas, pensiones y seguro de desempleo). 
Se crearan puestos de trabajo bien remunerados para reducir el empleo informal. Desarrollaremos el turismo y rescataremos la productividad del campo. Le daremos títulos de inapelable propiedad a los pisatarios rurales y urbanos que hayan ocupado tierras y viviendas por un mínimo de 10 años. Estamos decididos a hacer realidad en Venezuela el sueño de Hernando de Soto de incluir a los hoy pobres en el sistema financiero. Queremos trabajar en armonía en la Asamblea Nacional donde, temporalmente, somos minoría. Gobernaremos para todos los venezolanos. Buscaremos la reconciliación pero, llevaremos a la justicia a los responsables del desastre nacional. Se creará una “Comisión de la verdad” con inclusión del chavismo, para que investigue todas las violaciones a la Constitución, los abusos de poder, las amañadas sentencias judiciales y la corrupción. 
Estas son nuestras primeras proposiciones. ¡Viva Venezuela!

0 comentarios: