Navegacion

jueves, 9 de julio de 2009

DE LEDESMA A LEDEZMA

Rafael Gallegos

En 1595 el pirata Amyas Preston, orientado por el traidor Villapando, la enfiló con su tropa por el Ávila con la intención de saquear Caracas. Los caraqueños, aterrados ante la noticia, asolaron la capital. Huyeron con sus joyas y pertenencias que podían salvar del robo y con las muchachas que debían salvar de una violación en masa. Y ellos mismos, corrieron por su vida. Sólo quedó un hombre dispuesto a defender Caracas. Un anciano, flaco, barbudo, reseco, muy arrugado y largo. Decidió enfrentar, íngrimo, a la tropa de piratas armados y desalmados. No le importó que nadie lo acompañara, ni que se dirigiera a una muerte segura. Su patria lo necesitaba y él estaba allí. Los piratas, a su llegada, no salían de su asombro al observar cómo ese anciano, ridículamente ataviado en una armadura ya para esa época demodé, sosteniendo su lanza y montado en un caballo cuyos huesos le marcaban la piel, retaba a los piratas. Alonso Andrea de Ledesma, que así se llamaba nuestro héroe y para más señas era el primer Alcalde y Corregidor de Caracas, agitando su lanza y profiriendo insultos opacados por el ruido de la armadura, asombró al mismísimo Preston por su valentía. No podía creer el espectáculo de arrojo que presenciaban sus ojos.


Dobléguenlo; pero no lo hieran, ordenó el capitán pirata. Sin embargo, Ledesma no se dejaba atrapar, rompió y hasta mató con su lanza a los que se le acercaban a capturarlo. Al final, tuvieron que matarlo. Dicen que Preston, como un gesto de respeto, descubrió personalmente la cara del arrojado caballero y observó un rostro tan viejo que tenía arrugas en las arrugas. Por lo menos este caraqueño es muy valiente, habrá pensado. Ordenó colocarlo arriba de un escudo y dar unos tiros al aire en su honor.


La gesta de Ledesma corrió y se hizo conocida en España. Hay quienes dicen que llegó en Sevilla hasta los oídos de un escritor español, cuya mano derecha inutilizada y sus continuas prisiones por deuda, no le impedían elaborar obras maestras. Dicen que Don Miguel de Cervantes oyó, se asombró, se inspiró y escribió a partir de esa historia de Don Alonso Andrea de Ledesma, nada menos que la de Don Alonso Quijano, quien sería conocido universalmente como Don Quijote de La Mancha. Quien lo iba a pensar, el inmortal Quijote, no era “de algún lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme”, sino de algún lugar del valle de Caracas y tal vez por eso al maestro Cervantes no le convenía acordarse. De ser así, el Quijote es… caraqueño. La gesta heroica de Alonso Andrea Ledesma dio paso a una de las obras maestras de la Literatura.


Y EN EL SIGLO XXI…


… hay otro Ledezma, Antonio, a quien le está correspondiendo defender a Caracas ante la embestida de los nuevos Preston de la democracia. El doctor Antonio Ledezma ganó las elecciones con más de setecientos mil votos y se convirtió en el Alcalde Mayor. Los detentadores del poder en Venezuela, decidieron esquilmarle su triunfo y lo han dejado sin alcaldía. Un parlamento electo por fortfei leguleyiza para anular, los efectos prácticos de un triunfo del pueblo. ¿Que le parece secretario Insulza, no le sale a este gobierno que le apliquen aunque sea un “telegrama democrático” por esquilmar la voluntad del pueblo? ¿Por qué secretario Insulza, lo que es bueno para Honduras no es bueno para Venezuela? ¿Por qué secretario Insulza, no oye lo que le dijo, con pruebas en la mano, Antonio Ledezma durante hora y media y se da un paseo por Venezuela para ver si hay algo de cierto?


Lo irónico es que los que se rasgan las vestiduras por la democracia en Honduras, son los mismos que le impiden gobernar a Ledezma en Venezuela, así como a todos los líderes opositores electos por el pueblo. Condenan el golpismo, como si su certificado de nacimiento no fuera el cruento 4 de febrero.


Puro pasar coleto con la palabra democracia. El que se jacta de ser demócrata y no reconoce la voluntad popular, es como el falso cristiano que va a misa a darse golpes de pecho y a la salida humilla a quienes le rodean. Hacen elecciones con un ventajismo tan grosero que hace dudar del proceso electoral, insultan a los opositores, quiebran al país en el nombre en el nombre del pueblo. Se solicita baremo para salvar a Latinoamérica de los falsos demócratas.


El viernes pasado Ledezma se puso en huelga de hambre. No sabemos si hoy continúa así. De todas formas debemos apoyar su valiente te actitud. No repitamos la historia del siglo XVI, de dejarlo solo peleando ante tanto pirata de la democracia. Es imperativo que hagamos una gesta que le de la vuelta al mundo y permita escribir una obra maestra de política, que sea un ejemplo de Venezuela para el mundo. ¿Y por qué no, con la gloria de El Quijote? Después de todo, Caracas produjo al Libertador y es la cuna de la libertad latinoamericana.


0 comentarios: