Navegacion

martes, 21 de julio de 2009

Ramírez: Caso múltiple personalidad

Juan Fernandez

El triple coronado de Rafael Ramírez, Ministro del Poder Popular para Energía y Petróleo, Presidente de PDVSA, y Vicepresidente del PSUV, debe tener una confusión, la cual defino como un caso de múltiple personalidad.

La primera personalidad es la de Presidente de PDVSA, calificación raspado en la responsabilidad de gerenciar la industria petrolera. Las cifras así lo demuestran; PDVSA según todos los reportes internacionales incluidos los de la propia OPEP indican una producción de aprox. 2.3 millones de bbl/día que viene cayendo año a año, se importan componentes para producir gasolinas por unos 100.000 bbl/día ,los accidentes recurrentes, los daños ambientales, el nivel de endeudamiento de la empresa para cumplir con sus obligaciones con contratistas, proveedores y ahora para pagar impuesto por el déficit de flujo de caja aumento del riesgo por baja calificación financiera, la corrupción y el desprestigio para el país por llevar a una serie de juicios inducidos por la falta de capacidad para solucionar las divergencias en base a la negociación. Todos errores muy graves, los cuales estamos y estaremos pagando los venezolanos.

Su función como Ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo, segunda personalidad, se cobra y se da el vuelto, no añade transparencia a la evaluación de una gestión que es de interés de todos los ciudadanos. Solo cumple de manera sumisa, subordinad lo solicitado por el Presidente, así vemos como se utilizan los convenios de suministro como herramientas de uso político, para afianzar y expandir una supuesta revolución. No se utiliza al petróleo como instrumento de política para el desarrollo del país, ni siquiera se considera el potencial energético que poseemos para apuntalar una palanca de desarrollo, tan necesaria para generar riqueza y bienestar a todos los venezolanos. Ni siquiera una política coherente y acertada para un esquema de precios de los combustibles en el mercado interno y en general de la energía para ser racionales en el consumo, eficientes en costos. Un interés cierto es utilizar los Falcon de PDVSA para los viajes a la OPEP o para ser prestados en colitas interminables a varios presidentes del ALBA. Uno no puede dejar de pensar en Pablo Pérez Alfonzo, ¿ Cómo se sentirá desde donde este, con personas como Ramírez ejerciendo la función de Ministro de Petróleo?.

La tercera personalidad es la relativa a su rol como miembro del PSUV, lanza discursos a trabajadores insultando la inteligencia del venezolano. Su frustración como individuo sale a relucir cuando solo habla de odio, y de meter miedo a una supuesta clase oligarca, cuyo mejor representante es el mismo y el grupete que acompaña al Presidente Chavez. Dice que él no se sentara con los sindicatos de oposición, y tampoco discutirá un contrato colectivo. Creo es ese el verdadero camino al cual lleva este supuesto socialismo del siglo XXI, desconocer a la clase obrera, para que solo sea maquinaria política de un partido único y permanente en el poder.

Quizás esta confusión de personalidades, mas el alardeo se deba a la posibilidad de que el Sr. Ramírez vea amenazada su permanencia en alguno de los puestos y para congraciarse con su Jefe Omnipotente , quiera ser mas Chavista que Chavez y asuma así una cuarta personalidad, la del propio Chavez.


Las consideraciones anteriores sumado a la estrategia de la hegemonía comunicacional, son razones suficientes para No permitir nos sancochen.

0 comentarios: