Navegacion

jueves, 2 de julio de 2009

BAREMO PARA LA DEMOCRACIA

Rafael Gallegos


Escozor, es lo menos que da oír al dictador Raúl Castro hablando de los derechos democráticos de Honduras. Y tristeza, observar el silencio de los mandatarios presentes. ¿A ninguno se le ocurre convertirse en vocero de los derechos humanos del reprimido pueblo cubano? Hablar de democracia con tamaño totalitarismo debajo del brazo, recuerda a la Celestina dando clases de moral, como diría mi inolvidable padre Rafael Gallegos Ortiz. ¿Y al secretario Insulza, cuando observa al Presidente Chávez rasgarse las vestiduras por la democracia hondureña, le pasarán por la cabeza los abusos que le habrá comentado el alcalde Ledezma, en referencia a la democracia venezolana?


Doble moral, exhibe esta “revolución” cuando su líder máximo y único, llama a la insurrección a los ciudadanos de un país extranjero. Puro bombillo de porche, claridad para la calle y oscuridad para la casa. Ve clariiiiiito como se violan los derechos de los hondureños, mientras en Venezuela le niega a los opositores aspectos tan elementales como dialogar; y a los periodistas que no comulgan con su régimen no les da entrevistas; y a los gobernantes electos por el pueblo, les quita atribuciones (Ledezma), los acusa de relación con paramilitares (Pérez Vivas), se hace el desentendido con la toma de instalaciones (Capriles), y con las inhabilitaciones ilegales (López, Mendoza, Barreto Sira y un largo etc.).


¿Ese político que le dice gorila a Micheletti es el mismo que tumbó las puertas de Miraflores con una tanqueta en 1992, para destituir a un Presidente democrático, provocó decenas de muertos y una fisura hasta ahora irrecuperable en el estamento democrático venezolano? ¿Es o no es doble moral y hasta farsa que ojalá no termine en tragedia, calificar de golpe todos los movimientos militares, mientras el cruento movimiento de 1992, lo vende como una “rebelión”, que para remate conmemora todos los años? La doble moral se amplía al solicitarle al Presidente Obama que no se inmiscuya en la represión de Irán y que se inmiscuya en Honduras. Como si lo que es bueno para el pato no fuera bueno para la pata. O como si las comiquitas que pasan en la televisora iraní mientras reprimen a la oposición, fueran más cómicas que las que pasan en Honduras.


Quitémonos las máscaras… golpe es golpe. No se puede hablar “golpes buenos” como el de 1992 en Venezuela y de “golpes malos” como el que derrocó a Allende. Ni de “dictaduras malas” como la de Chapita y “dictaduras buenas” como el totalitarismo cubano. Todas las dictaduras son nefastas y como el anticristo, poseen hermosas caretas. Caretas igualdad y esperanza. Así, bajo el nombre de democracias populares, tapaban la cortina de hierro; bajo el nombre de China Popular escondían el totalitarismo chino. Democracia es más, mucho más que una simple palabra. Es imperativo definirla con base en indicadores. Desarrollar un Baremo para medir si tanto palabrerío es de verdad, o si tan solo máscaras de utilería.


DEMOCRACIA… MÁS ALLÁ DE LA PALABRA


Democracia es gobierno del pueblo. Por lo tanto debe gobernar el pueblo, no un Mesías, que invariablemente termina siendo un falso profeta. En Venezuela, a confesión de partes, tenemos un hiperlíder… democracia es separación de poderes, en Venezuela ha habido una licuefacción de poderes: la ruta jugo, zumo, hugo… en las democracias se respetan las decisiones del pueblo, aquí han burlado la votación por Ledezma de 800.000 venezolanos y ni hablar del castigo que sufren los zulianos, mirandinos, tachirenses y margariteños por votar contra el gobierno… democracia es diálogo y este debe ser el único gobierno “democrático” del mundo, que no dialoga con los enemigos, perdón, con la oposición… democracia es elecciones transparentes, o sea…


¿Cómo quedaría la democracia venezolana si le aplican un Baremo? No lo duden, raspada. Además, ¿cómo puede se puede llamar democracia a un modelo que se empeña en copiar al totalitarismo cubano? Dime a quien admiras y te diré que quieres para tu país. Pura máscara que oculta una democracia de majarete, donde tiemblan la separación de poderes, el diálogo, las transparencia electoral, el respeto a los electores. Ah! y por si fuera poco, ¿es democracia quebrar a PDVSA (acepto debate), a la CVG, a la mitad de las industrias, y provocar hambre en zonas otrora prósperas, como la costa oriental del lago?


Es imperativo que la OEA desarrolle un Baremo para medir la democracia, para acabar con tanta mascarada. Secretario Inzulsa, como decía mi padre (y vuelvo a él porque estos días cumple cuatro años de su partida) hay mucha víbora escondida bajo las flores. Y América latina, está muy picada de culebra.


0 comentarios: